Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Álvaro Jiménez · 28 de Abril de 2018

1886

11

Ahora sí entramos en la etapa final de la campaña. No hay elemento faltante.

Debates, plazas llenas y a medio llenar, encuestas, foros regionales, con niños, con jóvenes,  sobre la economía, renuncias a cargos públicos para reforzar las campañas, temores y denuncias sobre posible fraude, en fin de todo como corresponde a un proceso de los que hemos estado acostumbrados por décadas, incluida la inestabilidad regional. Hay violencia en Tumaco, bandas exacerbadas, e índice de asesinatos creciente en Medellín, expresiones de la disidencia actuantes en Meta, Cauca, Putumayo, Guaviare, Caquetá y Norte de Antioquia; ELN agresivo en Chocó, Bajo Cauca Antioqueño y en guerra declarada y viva contra el EPL o los pelusos como les llaman en el Catatumbo.

Estamos haciendo las primeras elecciones presidenciales post acuerdo de paz y debemos reconocer, que si bien tenemos más tranquilidad que en los procesos históricamente conocidos, persisten motivos de preocupación.

Lo primero es aquello que los medios y los ciudadanos nos vendimos como sentencia:  estamos polarizados. Los polos enfrentados según todas las descripciones eran la extrema izquierda y la extrema derecha. Sus mejores exponentes eran el Uribismo por un lado, mientras por el otro estaba Petro y su propuesta huérfana de partido, de figurones reconocidos, puesta en duda por las sentencias judiciales y ausente también de crédito bancario. Una candidatura sin aire, tildada de extremo izquierdista, castrochavista y peor aún Madurista.

La búsqueda del “centro” se convirtió en la panacea política, el mayor valor a conseguir: que De la Calle, que Fajardo. Que tomémonos un tinto, que con Petro, ni de fundas, etc etc

Luego vinieron las encuestas y la idea del “techo”: Sergio Fajardo los rompería todos, sería nuestra Hillary Clinton. Petro un “irresponsable” al mejor estilo de Bernie Sanders, ese viejito gringo que también dicen que es castrochavista. Y desde luego Uribe, con sus ideas de volver trizas el acuerdo de paz, enfrentar a Venezuela en nombre de la democracia y la libertad del hermano pueblo, perseguir allende las fronteras al ELN y combatir el comunismo cubano infiltrado en Venezuela, que amenaza a Colombia.

Sin embargo, todo ha cambiado.

La captura de Santrich, los hechos en la frontera con Ecuador, el cierre del proceso con el ELN en Quito, las dudas cada vez mayores sobre corrupción en la JEP, en los fondos para el posconflicto, en la inteligencia dentro de las FFMM, el narcotráfico repetido en la Fuerza Aérea, los ataques cruentos contra miembros de la policía por parte del ejercito anti-restitución de tierras en el Uraba, los asesinatos de policías y soldados por parte del ELN en Arauca.

Todos esos hechos están cambiando la manera de ver la política.

¿Y por qué ahora sí y antes no?  

Porque el acuerdo de paz con las FARC ha permitido que veamos la multiplicidad de retos a superar, porque ahora no puede simplificarse la compleja situación nacional y vendernos que las FARC, - ese diablo emocional construido por décadas y que según los poderes ha sido responsable de todos los males personales y colectivos de los colombianos.

Hay una realidad que expresan las plazas llenas de gente con Petro una y otra  vez en ciudades intermedias, y capitales como Montería, símbolo del paramilitarismo, la intolerancia y la muerte.

Esa realidad parece ser que ha vuelto a surgir una ilusión de cambio.

Mucha gente vuelve a tener ilusión, como la que tuvieron los abuelos con Gaitán; la que nació para otra generación con Luis Carlos Galán dentro del liberalismo y la que significó para el país el paso de la guerra a la ilusión de democracia que expresó Carlos Pizarro y la constitución de 1991. Todo indica que quién le ha vuelto a dar esa ilusión al común del ciudadano, en especial a los más pobres y excluidos es Gustavo Petro.

Hoy, ateniéndonos a lo visto en la consulta de marzo y a las manifestaciones en las plazas, se cuentan por millones los colombianos que dicen querer que Gustavo Petro sea su presidente.

Logró a punta de repetirlo, validar sus propuestas ambientales, de equidad, inclusión y entrega de poder a las regiones imponiendo su agenda a los demás candidatos. Ha creado la ilusión en los más empobrecidos y marginados que ellos pueden ser dueños de su destino. Lo dice una y otra vez a millones que han visto siempre que el rumbo de sus vidas lo deciden otros.

Fastidia, asusta mayoritariamente a quienes están y han estado en el poder. A ojos de muchos eso ya es una buena señal.

Adoptaron su agenda:

Iván Duque por ejemplo, ahora usa el slogan “quiero ser tu presidente” y no aquél de “Yo soy el que dijo Uribe” que es el verdadero para su causa.

Vargas Lleras ahora es ambientalista, defensor del agua, protector de páramos y critico de Peñalosa. ¡Habrase visto!

Fajardo y De la Calle. Es lastimoso.

Haber cerrado la posibilidad de una alianza en el 2017, sentirse dueños de la pureza, la medianía y el temor a enfrentar los poderes establecidos más allá de los corruptos, los dejo a medias en la opinión y, al parecer en estado agónico frente a la primera vuelta.

Este mes permitirá definir con base en las propuestas, la confiabilidad sobre los compromisos de los candidatos. Mucho me temo que escuchar a Vargas Lleras diciendo que luchará contra la corrupción, deja tantas dudas como oír de Iván Duque que respetará la institucionalidad independiente de Uribe y José Obdulio o creer que Fajardo y De la Calle enfrentarán los abusos de los oligopolios y el sistema financiero.

Tantas dudas como las que nos generó hace ocho años Juan Manuel Santos cuando delante de millones de colombianos le dijo a Antanas Mockus : Le puedo firmar sobre piedra o sobre mármol, si es necesario, que no voy a incrementar las tarifas de los impuestos durante mi gobierno.

Así las cosas ya sabemos que los políticos de siempre dicen una cosa y hacen otra.

Tal vez por ser lo contrario, por decir que enfrentará la corrupción y haberlo hecho, por ponerse del lado de los excluidos sin ambivalencias, por asegurar que hará sin temor los cambios que se requieren, tal vez por eso es que se siente tanta fortaleza en la candidatura y propuesta de Gustavo Petro.


@alvarojimenezmi
[email protected]

Comentarios (11)

Andres Felipe Garcia Rovira

28 de Abril

2 Seguidores

Maduro es el malo, no Castro y Chavez, menos mal hay diferencias, por eso Petr...+ ver más

Maduro es el malo, no Castro y Chavez, menos mal hay diferencias, por eso Petro quiere ser es como Chavez Expropiese Expropiese, la fortaleza de Petro es evidente y se parece mucho a sumar a Serpa y Gaviria en 2006, sé que en los circulos sociales que se mueve el autor, la burocracia academica de la paz, Petro es mayoritario en primera vuelta, pero el pais es mas grande lastimosamente.

Prada

28 de Abril

1 Seguidores

"... porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una seg...+ ver más

"... porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra".

Andres Felipe Garcia Rovira

28 de Abril

2 Seguidores

Sumerced vive en la costa,donde las elecciones son otro ingreso,en Monteria pa...+ ver más

Sumerced vive en la costa,donde las elecciones son otro ingreso,en Monteria pagaban 250.000 por voto para Barguil,a ese nivel que actividad da mas dinero que eso?cada lider cobra y tiene un resultado como nos mostro Aida,si todos los electores de un lider se le voltean digamos a Vargas en 1ra,en que buses iran en 2a a votar por Petro,a un toro no se le capan 2 veces,critica de Lucas.

Ctrl Alt Del

28 de Abril

0 Seguidores

O sea, ¿la propuesta de sumercé sería que "las estirpes condenadas" viviera...+ ver más

O sea, ¿la propuesta de sumercé sería que "las estirpes condenadas" vivieran de lo que les pagan en cada elección los generosos políticos? Puede ser ... los afortunados de Montería. ¿Y el resto? Digamos, las estirpes condenadas de Bogotá, ¿de qué vivirían? Pero si Duque se compromete a realizar más elecciones y a que en Bogotá paguen el voto también a 250 lucas, pues lo pensaríamos. Mire a ver.

Juan David Gonzalez

28 de Abril

0 Seguidores

Angel no me gusta meterme en las persecuciones obsesivas de las personas porqu...+ ver más

Angel no me gusta meterme en las persecuciones obsesivas de las personas porque creo que cada quien tiene sus fetiches, pero creo que el profesor o cualquiera no es que te conteste mucho,porque tienes el problema de que eres aburrido, entre un Alvaro y un DDD mas,creo que tienes mejor nivel de lectura, pero es tan aburrido leerte que no vale la pena contestarte, pero puedes jugar a hablar

Ctrl Alt Del

28 de Abril

0 Seguidores

Y tú puedes jugar a que no eres "El Profe", ¡qué risa! ¿No te da vergüenz...+ ver más

Y tú puedes jugar a que no eres "El Profe", ¡qué risa! ¿No te da vergüenza? ¿"El Profe" me manda a decir con Juanda que no me va a contestar más? Terrible esa vaina, mi vida carece de sentido a partir de este momento. Si supiera cómo llorar por escrito, te mostraría el tamaño de mi tristeza. Pero me queda el consuelo de lo mucho que me divierto también contigo. Saludos a El Profe, y que sea serio!

DIDUNDI

28 de Abril

3 Seguidores

1-La campaña se vino con todo en los medios y en manos d analistas y periodis...+ ver más

1-La campaña se vino con todo en los medios y en manos d analistas y periodistas apostando fuerte a su pupilo; x allá el furibista q achaca el populismo a Petro, sin dejar d lado el "izquierdista", mientras el otro es simplemente "el d furibe", el buen hijo q sigue el típico libreto d niño bueno.
Los ENCUESTADORES no se donde se vayan a meter el nuevo 27-M, cuando la mentira...

DIDUNDI

28 de Abril

3 Seguidores

2- salga a flote.Sobre D la Calle y el NiNi-Ni(ni San, ni Fu, ni nada de nada-...+ ver más

2- salga a flote.Sobre D la Calle y el NiNi-Ni(ni San, ni Fu, ni nada de nada-/q'pereza x dios/) pero d Vargas si creo estan exageradamente errados y d Petro ya sabemos la estrategia q montaron.
Petro debe demandarlos x plagio, falta d originalidad y defender la propiedad intelectual d SU DISCURSO, dl q todos se han pegado ante la forma y actitud convincente en los debates

Elizabeth Prado

28 de Abril

6 Seguidores

La izquierda se está haciendo harakiri con Petro. Qué ironía. Pero a su vez...+ ver más

La izquierda se está haciendo harakiri con Petro. Qué ironía. Pero a su vez, si el péndulo de la historia de Colombia sube más de la cuenta a la derecha, se devolverá a su vez más de la cuenta a la izquierda. El equilibrio que está en el centro genera evidente más estabilidad. 

Prada

28 de Abril

1 Seguidores

¡Qué buena analogía! El péndulo está moviéndose de derecha a izquierda, ...+ ver más

¡Qué buena analogía! El péndulo está moviéndose de derecha a izquierda, ganando masa y velocidad. Pasó por el centro y siguió de largo. Ojalá no rompan la cuerda antes de que suba más.
Un analista podría pensar que a la derecha se le fue la mano en su abuso del país y que pagará su error estratégico. Pero no hubo error: la codicia y el ansia de poder no tienen límites y es imposible dosificarlos.

Juan Pablo Gomez

29 de Abril

0 Seguidores

Estoy de acuerdo con tu planteamiento y creo que esta vez ganará la derecha p...+ ver más

Estoy de acuerdo con tu planteamiento y creo que esta vez ganará la derecha perdiendo mucho. Soy de derecha, pero me aterra que las posturas políticas de sus líderes hoy están basadas en vender catástrofes improbables. Espero que si Ivan Duque gana sea un gobierno propositivo y sin espejo retrovisor. Sueño con un país con espíritu constructivo y no el que estamos viviendo hoy. 

Las historias más vistas en La Silla Vacia