Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlo Tognato · 26 de Mayo de 2016

2907

19

En las sociedades abiertas, donde las libertades tienen valor y los ciudadanos se activan para defenderlas apasionadamente, las universidades son los lugares donde las democracias despliegan sus sistemas de alerta temprana frente a la propagación de prácticas totalitarias, unas evidentes y otras, las más peligrosas, mucho más sutiles. También, cuando esas prácticas logran superar todas las líneas de defensa que las sociedades libres predisponen en contra de ellas, las democracias han siempre podido contar con que las universidades servirán como reservorio extremo de capacidades, de energías y de espíritu de servicio al interés público para escavar las últimas trincheras en defensa de la sociedad abierta.

Cuando en una de las más importantes universidades de Colombia esos mecanismos de alerta temprana empiezan a fallar, y cuando ese reservorio da señales de que podría estar secándose, entonces los colombianos tendrían que despertar y preocuparse: las condiciones que posibilitan esas fallas no son un problema exclusivo e interno de esa universidad. Al contrario, indican una incapacidad más sistémica por parte de las instituciones del Estado (y de la sociedad civil) de responder frente a esas señales y, en últimas, de reparar aquellas líneas de defensa de la sociedad abierta que podrían estar debilitándose o haberse ya debilitado en el país. Es como si el Estado y la sociedad civil fueran una empresa hidroeléctrica y sus ingenieros de mantenimiento fueran incapaces de detectar las grietas que se abren en la presa y no pudieran interpretar cómo esa grietas se conectan las unas con las otras potenciándose y poniendo en peligro los pobladores del valle.

La semana pasada pasó algo en la Universidad Nacional de Colombia que normalmente no sería motivo de análisis en la prensa pero que puede darnos el pulso del estado de la sociedad abierta en Colombia y de la escasa preparación del país frente a unos desafíos mayúsculos que conllevará la nueva etapa de posacuerdos.

El miércoles de la pasada semana la Facultad de Ciencias Humanas celebró sus 50 años y homenajeó a docentes, pensionados y egresados. Entre ellos se le otorgó una distinción a Miguel Ángel Beltrán, quien estuvo vinculado al Departamento de Sociología hasta septiembre de 2014, cuando fue destituido de su cargo por orden del Procurador General, y sucesivamente, en diciembre del mismo año, fue condenado por el Tribunal Superior de Bogotá por rebelión a 100 meses de cárcel.

Treinta y dos profesores de la Facultad de Ciencias Humanas, entre los cuales el suscrito, otros 7 profesores activos del departamento de sociología y uno jubilado, Fernando Cubides, distinguido violentólogo colombiano, han firmado una carta abierta objetando a ese reconocimiento a Beltrán ().

Las razones fueron dos. Primero, presentarlo como “docente activo” en el aniversario de la Facultad de Ciencias Humanas más grande del país le daría una señal equivocada al resto de la sociedad de que la UNAL y su comunidad se pasan por alto al estado de derecho y acuden a él solo cuando les parece (a algunos). Segundo, la decisión sobre las distinciones académicas hubiera tenido que pasar por las diferentes comunidades académicas de la Facultad, sobre todo en aquellos casos en que la comunidad está profundamente dividida sobre el aporte que un investigador pueda haber hecho a su disciplina o a su campo de investigación.

Sobre Beltrán sus mismos simpatizantes reconocen que la comunidad académica está dividida. Por ejemplo, Renán Vega Cantor, profesor titular de la Universidad Pedagógica Nacional, columnista en Rebelion.org, y quizás el más irrestricto defensor de la causa de Beltrán, se quejó el 31 de diciembre de 2014 en una columna en Rebelion.org de que ninguno de los “violentólogos y pazólogos” de la UNAL hubiesen apoyado a Beltrán en su lucha en contra de la decisión del Procurador Ordoñez. Esta acusación es bastante sugerente. De hecho, la movilización en la Universidad Nacional a favor de Beltrán reivindicó con insistencia que el Procurador lo había perseguido por su destacada investigación científica sobre la violencia en Colombia y no, como explicaba la decisión del Procurador, por haber encontrado el fragmento de una email atribuible a Beltrán en una USB cargada por él en el momento de su arresto en la cual Beltrán le pedía instrucciones a Raúl Reyes, comandante de las FARC, sobre cómo adelantar la agenda de las FARC en la UNAL. Esta incongruencia ha sido reconocida por el mismo Rodrigo Uprimny con la honestidad intelectual que siempre lo caracteriza en un programa radial de UN Radio dedicado al caso.

Las reacciones en la Universidad a la carta abierta nos muestran que los mecanismos de funcionamiento de la sociedad abierta en la Universidad Nacional están debilitados. Veamos.

La Decanatura de la  Facultad de Ciencias Humanas se justificó argumentando que la distinción a Beltrán fue otorgada en calidad de “egresado” y no de “docente activo”. Añadió también que la comunicación oficial a la comunidad circulada antes de la ceremonia de premiación hizo mención a Beltrán como “docente activo” por un simple error secretarial de transcripción. Entre los docentes distinguidos en la ceremonia de premiación, sin embargo, hay quien afirma con vehemencia que durante el evento Beltrán fue presentado en la sección de homenaje a los docentes activos, incitando a brazos tendidos el aplauso de pie por parte del público, y hay también quien afirma que no lo vio incluido durante esa ceremonia en la sección de los homenajes a los egresados.

Solamente el video, ojala intacto, del evento podrá dirimir esta incongruencia. Queda, por el momento, la duda de si efectivamente la celebración de los 50 años de la Facultad de Ciencias Humanas más grande del país se desvió de su propósito oficial y académico, terminando en la imposición de un acto político en desafío a la institucionalidad del Estado y en desprecio de, o en la total indiferencia hacia, la opinión de quienes en la Universidad se resisten a la imposición de plataformas políticas e ideológicas específicas sobre el resto de la comunidad.

Por haber sentado abiertamente y de manera argumentada su postura, los 32 firmantes han sido señalados como “canallas”, “burros”, “ruines”, “odiosos”, “mezquinos”, y “elitistas”. Dice uno de los firmantes: “Estos son los términos que nos atribuyen, exaltados, varios colegas. Según ellos, la carta suscrita por nosotros, sin adjetivos ni insultos, llama al conflicto y a la guerra, mientras que sus respuestas, exaltadas, llaman al perdón y al tono que queremos para el postconflicto.”

Este caso abre unas preguntas inquietantes. Si el Estado y la sociedad civil no pueden garantizar libertad y pluralismo, al menos sobre ciertos temas, en una institución que estaría ahí para cuidar los ideales de la sociedad abierta, y si no tienen capacidades suficientes para activarse y responder de manera sistemática y coordinada cada vez que eso ocurre, ¿cómo podrá en los próximos años el Estado colombiano hacerlo en situaciones muchos menos favorables, como por ejemplo en relación a las juntas de acción comunal u a organizaciones sociales de base, otro punto neurálgico en la vida democrática del país, sobre todo en aquellos contextos territoriales en donde la sociedad abierta nunca ha llegado o ha sido permanentemente subyugada por las prácticas totalitarias de los paramilitares, de las guerrillas y de las nuevas organizaciones criminales así como por las lógicas crueles de la guerra?

Comentarios (19)

Prada

27 de Mayo

1 Seguidores

Pretender que el Estado y la sociedad civil funcionen como una monolítica pre...+ ver más

Pretender que el Estado y la sociedad civil funcionen como una monolítica presa es un despropósito mayúsculo y una contradicción enorme en un discurso en el que a renglón seguido se clama por una garantía de "libertad y pluralismo", pues "monolítico" es antónimo de "pluralista".
-
Entiendo su ofuscación, pero ni el Estado ni la sociedad pueden garantizar el derecho a no ser insultado. Lo siento.

Rodrigo Velasco Ortiz

27 de Mayo

0 Seguidores

¡Cuán difícil la apertura mental en una sociedad polarizada! Es interesante observar cómo se cuela la pasión por entre los razonamientos políticos: Detrás del argumento académico de quienes otorgan el premio se oculta la violación a unos procedimientos establecidos (selección y condiciones) Rechazar el premio otorgado no implica condenar al profesor sino la confusión entre academia y política.

¡Cuán difícil la apertura mental en una sociedad polarizada! Es interesante observar cómo se cuela la pasión por entre los razonamientos políticos: Detrás del argumento académico de quienes otorgan el premio se oculta la violación a unos procedimientos establecidos (selección y condiciones) Rechazar el premio otorgado no implica condenar al profesor sino la confusión entre academia y política.

Prada

27 de Mayo

1 Seguidores

1. Alguien dijo que Beltrán era "docente activo", sin serlo, luego mintió....+ ver más

1. Alguien dijo que Beltrán era "docente activo", sin serlo, luego mintió.
2. Le dieron a Beltrán una distinción académica.
3. Algunos consideraron inmerecida tal distinción.
4. Y les disgustó que ignoraran su desaprobación.
5. A otros les disgustó la carta de los disgustados y los ofenden llamándolos "burros", ...
6. Los ofendidos sapean a los "otros" en LSV.
-
Sí, pasión hiperbólica pura.

Jose Mario Aristizabal

27 de Mayo

0 Seguidores

Al terrorista condenado podria ser una definición mas exacta del personaje, s...+ ver más

Al terrorista condenado podria ser una definición mas exacta del personaje, si consideramos que esa es la razón por la que fue destituido, la cosa cambia, ahi no aplica la presunción de inocencia y se vuelve una mancha de la universidad, ya que desconoce el estado de derecho y valida la violencia, lo que muchos de los vecinos siempre hemos pensado, triste conclusión la UNAL es resistente a la ley

Prada

28 de Mayo

1 Seguidores

La UNAL (la institución completa) es "resistente a la ley" porque un profesor...+ ver más

La UNAL (la institución completa) es "resistente a la ley" porque un profesor (o varios, qué se yo) fueron condenados por terrorismo. La institución quedó manchada.
-
En otro lado, las atrocidades cometidas por muchos miembros del ejército son imputables a "manzanas podridas". La institución quedó inmaculada.
-
¿Cómo se puede pensar así y no reconocer la incoherencia? ¿Importa?

Jose Mario Aristizabal

28 de Mayo

0 Seguidores

Touché, aunque en honor a la verdad nunca he afirmado que el ejercito es inma...+ ver más

Touché, aunque en honor a la verdad nunca he afirmado que el ejercito es inmaculado, es cierto lo de las manzanas podridas, pero en el objetivo misional teoricamente ese comportamiento es inadmisible. En el caso de la Nacho a mi me preocupa honestamente que se toleren estos comportamientos antisociales, las papas y paros, suena mas grave porque no matan gente, pero la violencia no se debe tolerar

Ricardo Arcos-Palma

30 de Mayo

0 Seguidores

Tognato parece olvidar en qué país estamos viviendo, quién es el Procurador...+ ver más

Tognato parece olvidar en qué país estamos viviendo, quién es el Procurador y a quienes representa. Por un lado el Procurador está en completo desacuerdo con el Proceso de Paz, ha dado muestras de estar muy cerca de la extrema derecha, ver más sobre mi respuesta a Tognato en este vistazo crítico: http://criticosvistazos.blogspot.com.co/2016/05/cuando-los-humanistas-ac...

Jose Mario Aristizabal

30 de Mayo

0 Seguidores

El problema del argumento no es el procurador, es la condena del Tribunal Sup...+ ver más

El problema del argumento no es el procurador, es la condena del Tribunal Superior de Bogota, desconocer al procurador es fácil, pero cuando adicionalmente el sistema judicial confirma el tema, ya no es automática la conspiración y termina siendo encubrimiento por parte de los colegas del profesor. Se preguntaría uno hasta que punto cómplices con su convivencia y tolerancia con el crimen.

DIDUNDI

30 de Mayo

3 Seguidores

El país q tenemos. La bulla d Tognato x algo q es común en el congreso. Repa...+ ver más

El país q tenemos. La bulla d Tognato x algo q es común en el congreso. Repartir títulos d “nobleza”, complacencias van y vienen.
Q no es lo mismo?,.. claro q sï, acaso los dl congreso no salen d las mejores U?.
....
Q' exageración más extrema y absurda, “ la UNAL es resistente a la ley”= TODOS DELINQUEN?.
Tonces todos los q apoyan al Fucd son paramilitares?........ veee..no lo sabía omee.

David Albarracin

31 de Mayo

0 Seguidores

El artículo seria interesante si no tuviera las profundas e insalvables impre...+ ver más

El artículo seria interesante si no tuviera las profundas e insalvables imprecisiones que refiere respecto al haber probatorio, en cuanto a licitud y contenido, que invoca tanto en el caso de la procuraduría como en el del tribunal. Los dos se fundamentan en pruebas ilegales y además de su contenido no se infiere responsabilidad alguna de Miguel Angel. Artículo sin rigor requerido.

Jose Mario Aristizabal

31 de Mayo

0 Seguidores

En el estado de derecho, que dos instancias independientes condenen por los mi...+ ver más

En el estado de derecho, que dos instancias independientes condenen por los mismos hechos es ya prueba suficiente de una actuación cuestionable, podria haberse desechado la prueba por un tecnicismo, pero aun los correos existirán y los vínculos con la subversión habrían sido revelados.

DIDUNDI

01 de Junio

3 Seguidores

Será x eso q el búnker d la Fiscalía y los pabellones VIP d las cárceles y...+ ver más

Será x eso q el búnker d la Fiscalía y los pabellones VIP d las cárceles ya no tienen dónde meter tanto ladrón d cuello blanco q 8 años “benditos “ nos dejó como herencia?. Con un principio d impunidad ..ve perdón d oportunidad ahora les dan Mansión x cárcel.
Por esa independencia d las instancias como dicen x ahí, hay mucho juicio embolatado y delincuente a punto d salir.

Álvaro Jiménez

01 de Junio

577 Seguidores

Solidaridad con los firmantes. Independiente de las posiciones desde el punto...+ ver más

Solidaridad con los firmantes. Independiente de las posiciones desde el punto de visto político o ideológico el respeto en la diferencia es principal a la hora de construir democracia y paz. Una opinión sobre este asunto:http://www.semana.com/opinion/articulo/alvaro-jimenez-resistencia-civil-...

Fernán Orjuela Carvajal

02 de Junio

0 Seguidores

Da vueltas para decir que a causa del fallo en su contra Miguel Ángel no se m...+ ver más

Da vueltas para decir que a causa del fallo en su contra Miguel Ángel no se merece la distinción; más parece envidia a causa de que una persona sin tanto mérito académico haya ganado esto. Lo del fallo y si se le llamó profesor, egresado, condenado o lo que sea no debería ser un problema, porque finalmente es un tema burocrático. El problema real es que se premie un recorrido que no tiene...

Juliana Gomez

02 de Junio

0 Seguidores

Lo que no me cuadra de Tognato es esa pretensión de que los de izquierda tien...+ ver más

Lo que no me cuadra de Tognato es esa pretensión de que los de izquierda tiene que ser liberales o si no no son demócratas. Si están obligados a ser liberales ¿entonces para qué el disenso y la democracia?

DIDUNDI

02 de Junio

3 Seguidores

Activo o no activo no es lo d fondo, como si lo es la discusión d lo aparente...+ ver más

Activo o no activo no es lo d fondo, como si lo es la discusión d lo aparentemente ilegal y ético; en lo primero la corte Suprema d Justicia ha desconocido siempre las pruebas dl famoso computador d Reyes y sobre lo ético xq', si aún no se ha dicho la última palabra.
Veo a Tognato y los 31+, casi q en el mismo afán d la Dávila, haciendo alharaca sobre la nada.

DIDUNDI

02 de Junio

3 Seguidores

Veo a Tognato y los 31+, casi q en el mismo afán d la Dávila, haciendo alhar...+ ver más

Veo a Tognato y los 31+, casi q en el mismo afán d la Dávila, haciendo alharaca sobre la nada, más aún cuando se empiezan a nombrar los estudios.
Pareciera q hay en cola algunos docentes x esos reconocimientos q hoy los hacen ver cómo envidiosos.

EduardoSaenzRovner

09 de Septiembre

1 Seguidores

Los puros del G31, Mantilla y Uprimny, ¡a preparar sus excusas públicas!...+ ver más

Los puros del G31, Mantilla y Uprimny, ¡a preparar sus excusas públicas!

Las historias más vistas en La Silla Vacia