Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por De la Dirección · 25 de Abril de 2020

5594

6

La cuarentena para La Silla Vacía ha significado muchas cosas.  

Una, es que extrañamos la oficina, aunque, en realidad, la necesitamos muy poco.  Todas las historias siempre las escribimos en Google Docs, las editamos virtualmente así estemos en el mismo espacio y las subimos desde cualquier lado, entonces el proceso de escribir no se ha alterado.  Una conclusión de esta pandemia es que la oficina es más un espacio de socialización y de aprendizaje por ósmosis entre todos, que un requisito para sacar La Silla Vacía al aire. 

Aunque los periodistas estamos exentos y podemos salir a hacer reportería, en La Silla creamos unos criterios estrictos para hacer uso de la excepción y solo salir cuando es estrictamente necesario. Como tenemos tantas fuentes en todo lado, y en todo caso la mayoría están encerradas, hemos podido hacer nuestras historias por teléfono. Aunque a medida que la cuarentena se flexibilice a partir del lunes, esto puede cambiar.

La cuarentena ha tenido un resultado inesperado para La Silla, pero positivo, y es que ha acelerado el proceso en el que estábamos de mover nuestro punto de vista de los políticos hacia los ciudadanos.  

El coronavirus nos ha obligado a escribir de la situación de las cárceles, del problema de agua en las regiones, de la inequidad en el acceso a Internet, del déficit de vivienda de los colombianos, de la fragilidad del mercado laboral, y de la cantidad de colombianos que viven del diario.  Y, obviamente, de la fragilidad del sistema de salud en todas las regiones donde tenemos presencia.

Ha sido un esfuerzo grande para el equipo pero muy satisfactorio, haber podido voltear la mirada como nos habíamos propuesto a comienzos del año y aprovechar la pandemia no para reportar contagiados y fallecidos, sino para mirar aquellos problemas estructurales que el virus ha desnudado.

También hemos puesto a prueba nuestra nueva sección del País en Vivo, donde registramos en tiempo real las movidas de poder -que por esta época son muchas-, y hemos hecho más detectores de mentiras que nunca porque las noticias falsas se diseminan a la misma velocidad que el virus. 

En Instagram, Facebook y Twitter también hemos logrado desarrollar nuestra nueva estrategia de llevar a las redes nuestra información y complejidad para ser consumida allí, sin pretender que vengan a visitarnos a la página.

El modelo de negocio de La Silla no depende de la pauta ni de eventos, por lo que, por lo menos por ahora, no hemos sufrido un golpe como muchos otros medios. En todo caso, ha sido muy gratificante que durante este mes se hayan sumado nuevos SúperAmigos de manera espontánea y sin una campaña de por medio; lo hemos sentido como un guiño solidario y estamos doblemente agradecidos.

En esta época de aislamiento físico, en La Silla queremos doblar nuestra apuesta por fortalecer los vínculos de nuestra comunidad, y por eso creamos “El mercadillo de la Silla” para fomentar la idea de SúperAmigo apoya SúperAmigo, sobre todo en este momento de crisis.

En esta sección de La Silla, con un solo clic, puede ver la oferta de productos de SúperAmigos (por los que no asumimos ninguna responsabilidad ni comisión) y también sus recomendaciones de libros y películas para ver durante la cuarentena. Los SúperAmigos que todavía no lo hayan hecho, pueden publicar sus ofertas.

Esperamos que, ahora que están en casa, todos los usuarios de La Silla se pasen por este mercadillo.

Comentarios (6)

Marleny Barrera López

25 de Abril

5 Seguidores

Oportunidad para agradecer La Silla en vivo, ha sido buena idea y está siendo bien ejecutada. También las investigaciones sobre Venezuela. Me gustaría conocer en qué y quiénes invierten y han invertido las donaciones, que medios de comunicación dan cuenta se han recibido para atender la población venezolana. Tengo un sobri emprendedor, no es mío, puedo pubicarlo en el mercadillo?

Oportunidad para agradecer La Silla en vivo, ha sido buena idea y está siendo bien ejecutada. También las investigaciones sobre Venezuela. Me gustaría conocer en qué y quiénes invierten y han invertido las donaciones, que medios de comunicación dan cuenta se han recibido para atender la población venezolana. Tengo un sobri emprendedor, no es mío, puedo pubicarlo en el mercadillo?

Juanita León

25 de Abril

907 Seguidores

Marleny, sí puedes publicarlo. Esa es la idea.

Marleny, sí puedes publicarlo. Esa es la idea.

Robitussin

25 de Abril

0 Seguidores

Excelente la sección del país en vivo. Con esa sección le agregaron un comp...+ ver más

Excelente la sección del país en vivo. Con esa sección le agregaron un componente de noticiabilidad con algo de análisis a La Silla. Felicitaciones.  

Elgatodeschrodinger

25 de Abril

0 Seguidores

Juanita, yo se que tu no puedes creer que algunos no podamos comentar en Blogoeconomia o ningun contenido de la silla llena si no somos blogueros al ser miembros, pero si solo miras la participacion de comentarios, nula, te daras cuenta que los superamigos o los usuarios normales no podemos comentar ahi, antes habia participacion ahora fuera de riveros y tu no se les puede comentar.

Juanita, yo se que tu no puedes creer que algunos no podamos comentar en Blogoeconomia o ningun contenido de la silla llena si no somos blogueros al ser miembros, pero si solo miras la participacion de comentarios, nula, te daras cuenta que los superamigos o los usuarios normales no podemos comentar ahi, antes habia participacion ahora fuera de riveros y tu no se les puede comentar.

Juanita León

25 de Abril

907 Seguidores

Gato,

es un problema de la estructura de la página y hasta que hagam...+ ver más

Gato,

es un problema de la estructura de la página y hasta que hagamos el rediseño no vamos a poder solucionarlo. Pero eso pasará en agosto. O sea que ya casi...

Las historias más vistas en La Silla Vacia