Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 21 de Febrero de 2020

Movilización en Ciudad Bolívar el 22N. Foto: Colectivo Tejiendo la Montaña.

3522

10

Desde que comenzó el llamado Paro Nacional el 21N, Gustavo Petro ha convocado desde su cuenta en Twitter, casi que cada semana, a crear asambleas para moverlo desde los barrios. Las asambleas están andando, pero así él quiera usarlas luego políticamente, no nacieron por Petro ni el petrismo las maneja.

Se trata de grupos creados por localidad, que surgieron de los cacerolazos y que le han permitido a mucha gente, militante de un partido o no, organizarse a su modo para salir y mantener vivo el Paro desde abajo.

Así lo constatamos en La Silla Vacía. Fuimos a tres de ellas y hablamos con 12 personas que asisten a esas y otras más. 

En las asambleas hay, sobre todo, mucha gente que no hace parte de ningún partido y que antes no se había movilizado políticamente.

 

El cacerolazo como detonante

Los cacerolazos fueron el momento en que mucha gente inconforme que no salió el 21N durante el día se volcó a la calle en la noche, al frente o cerca a su casa.

Lo hicieron ese y los días siguientes hasta que comenzaron a pensar en organizarse.

Teusaquillo: “La primera asamblea formal aquí fue el 26 de noviembre en el monumento al Almirante Padilla. Vi una gente reunida, fui y estaban diciendo: ‘hagamos algo’. Planteamos como objetivo la organización de asambleas barriales para no quedarnos sólo en salir en City TV cuando hubiera marcha. Alguien tenía una libreta, yo siempre cargo esferos, y Ruth, una vecina, hizo la primera relatoría. Luego comenzamos a rotarnos esos roles porque no queremos que esto sea el movimiento de alguien”: Carolina Méndez, economista que vive hace 15 años en Teusaquillo.

Tunjuelito: “La asamblea surgió con el paro. El 21N yo y unos compañeros de la localidad citamos en la noche a un cacerolazo. Fue más contundente el 22N. Hicimos un flyer y salió muchísima gente. Con el toque de queda de ese día en El Tunal, donde hay sobre todo conjuntos, a un compañero le dispararon (en medio del pánico de mucha gente que porque se estaban entrando vándalos a los conjuntos). Frente a eso mis amigos y yo hicimos una campaña antimiedo y ahí la gente comenzó a moverse más. Y nos seguimos moviendo con las fechas que ponía el Comité Nacional del Paro. Aquí nunca se había visto una asamblea popular. Había organizaciones y trabajo barrial, pero nunca de este tipo”: Stefanía Bernal, estudiante de Trabajo Social. 21 años.

Ciudad Bolívar: “El 21N nos juntamos sindicatos y organizaciones populares, algo que no había pasado antes. Los que habíamos organizado la movilización regresamos y fuimos de barrio en barrio para que la gente se uniera e hiciera donaciones para recibir con un canelazo a los que les había tocado volver caminando (Transmilenio había dejado de funcionar). Vino el cacerolazo y lo que hicimos fue crear un grupo en whatsapp con interesados. Alrededor de los cacerolazos comenzamos a invitar a la comunidad a funciones de cine, torneos de fútbol. Inicialmente ocho personas organizábamos todo, hasta que jóvenes que no estaban en ningún proceso se sumaron. Y también muchos adultos mayores porque comenzamos a ir a las iglesias”: Jennifer Cardona, integrante del colectivo Tejiendo la Montaña.

Fontibón: “El 23 de noviembre en la noche hubo un primer encuentro. Ya la gente se había encontrado sobre todo en cacerolazos, y empezaron a citar para la siguiente semana. No habían nacido los grupos de whatsapp ni mucha claridad sobre qué hacer. Después se estabilizó y se encontró más la gente”: Ómar Vera, periodista y vecino de la localidad. 40 años.

Engativá: “La Asamblea Popular de Engativá (APE) surge en el contexto del 21N. Se organizó en torno a la asamblea organizada en el Portal de la 80 el 1 de diciembre, donde se formaron los primeros comités; a partir de allí se han venido realizando asambleas amplias y abiertas, donde ha participado la ciudadanía brindando su opinión y participando en los debates”. Organizan cineforos los viernes y comenzaron a hacer un periódico. Esto nos lo respondieron por escrito de la APE, pues prefirieron hacerlo como colectivo.

Cada una funciona con una dinámica propia.

El martes pasado hubo un encuentro de voceros de asambleas de todo Bogotá en el monumento al Almirante Padilla en el Park Way (pasando la calle queda la sede del Partido Conservador), y además de integrantes de las ya mencionadas, asistió gente de las de San Cristóbal, Usaquén, Rafael Uribe Uribe, Barrios Unidos, Kennedy, Los Mártires, Chapinero y Suba.

La idea general es mantener viva la movilización desde los barrios.

De Whatsapp a la calle

Una asamblea generalmente se convoca por whatsapp y Facebook, por los grupos creados desde los primero cacerolazos. Se reúnen en parques, sedes de sindicatos, plazoletas, teatros, al lado de monumentos. Cada uno se presenta y dice de qué barrio viene y a qué organización pertenece (si es que pertenece a alguna). Alguien se ofrece de moderador y alguien más toma nota para hacer una relatoría. La idea es rotar esas funciones para que nadie se adueñe de ningún cargo.

Se controla el tiempo en el que habla cada uno: entre dos y tres minutos. Se toma tinto o canelazo. A veces aparecen bolsas con pan o alguien invita a papitas o, después de dos horas, alguien pasa recogiendo plata para comprar algo de comer y poder seguir.

Y, claro: se habla del paro.

Jueves 13 de febrero: Pasadas las 6 de la tarde se reunió la asamblea de Ciudad Bolívar en el barrio Perdomo, en la sede del sindicato Sintrafilmtex, de una empresa de plástico que queda al frente. Se armó un grupo de 24 personas que se sentaron en sillas rimax, entre sindicalistas, jóvenes que tienen sus propios grupos de trabajo (de comunicación, de derechos humanos). También había un edil del Polo.

“Independientemente de la central obrera a la que pertenezcamos o del color político, esta lucha nos une a todos”, dice para abrir la asamblea Robinson Ramírez, del sindicato, para dar a entender que las divisiones que se han notado a nivel nacional no deben influir en lo local.

Como contó La Silla, por diferencias en la forma como se toman las decisiones y en lo que se debe negociar, al Comité Nacional del Paro le salió una disidencia y ahora hay dos comités que propusieron agendas diferentes de movilización.

El objetivo en esta asamblea fue definir cómo se van a mover hoy, 21F. Robinson propuso hacer un volante para repartir días antes explicándole a la gente de la localidad las razones del paro.

“En la CUT puedo hacer que nos impriman unos volantes”, dice un compañero suyo que pertenece a esa central obrera, y agrega: “También tenemos que definir si ese día salimos. Propongo madrugar y bloquear la autopista sur con la consciencia de que tal vez esto no sea tan masivo como el 21N, pero hay que mantener el entusiasmo”.

Le preguntaron a Jennifer Cardona, estudiante de Enfermería en la Nacional e integrante del colectivo Tejiendo la Montaña, si las plataformas juveniles ya han definido qué hacer este día. Ella responde que no, pero que la idea es salir de ahí con alguna idea.

Jennifer nos explicó luego que en Ciudad Bolívar, por lo grande, se crearon tres asambleas, adicionales, que son las que más gente han movido. “Son asambleas por montaña: la montaña 1 agrupa a barrios como Lucero, Estrella y El Paraíso; la 2, a unos como San Francisco, Las Acacias y Cerro Seco; y la 3 al Perdomo y Altos de la Estancia. Esas asambleas focalizadas nos han servido más y han permitido que participara gente de todo lado sin importar si estaba organizada o no”.

Dos horas después definieron imprimir los volantes para el lunes pasado, y así comenzarlos a mover en Transmilenio en la mañana y en la noche, cuando más gente hay.

El peso de los sindicalistas y de los integrantes de grupos organizados se siente menos en la asamblea de Teusaquillo.

Sábado 15 de febrero: A las 6:30 de la tarde se reunió en el parque de la carrera 16 con carrera 34. Con parlante y micrófono, 24 personas se reunieron alrededor de una tela que dice “Teusaquillo Presente” y que han sacado en varias marchas.

Escogieron moderadora y relatora, y primero leyeron los informes de los dos comités nacionales del paro sobre el cronograma de movilizaciones de los próximos meses, para ver a qué se unían. Cada uno usó sus dos minutos y después de una lluvia de ideas sobre cómo salir esos días, acordaron hacer cacerolazo 20 y 21 de febrero, una posible marcha por la localidad y acompañar a los maestros en sus protestas el 20 de febrero. Y una galería de la memoria para el 24, cuando habrá marcha contra el Esmad. Para convocar gente acordaron hacer un flyer para mover por redes y whatsapp.

Ese día también tuvieron una discusión que muestra las tensiones que se viven en estos espacios.

Un sindicalista que hace parte de la comisión de organización (han creado esa y otras cuatro comisiones entre las que hay de seguridad, de historia, de comunicaciones), llevó la idea de ir a hablar con los ediles de partidos alternativos de Teusaquillo para que se vinculen al proceso.

—¿Por qué vamos a tener que ir nosotros a donde ellos? Que vengan ellos acá -dijo un estudiante de la Nacional.

—Lo que ha caracterizado todo esto es que es de la ciudadanía, no de los políticos tradicionales -lo apoya un chileno que vive en la zona y se vinculó desde las primeras marchas.

—Por eso digo: ¡buscar a los alternativos, no a los tradicionales! -insiste el sindicalista. —No se trata de ir a donde los del Centro Democrático o los liberales.

Eso generó una nueva ronda de intervenciones, cada una de dos minutos, sobre si estaban de acuerdo o no con acercarse a los ediles. Al final acordaron invitarlos a conocer el proceso y que digan qué pueden aportar.

Domingo 16 de febrero: Fue a las 4 de la tarde en la plazoleta de Maloka. Se reunieron 28 personas, en su mayoría menores de 30 años. Llevaron tablero para anotar el orden del día. Sentados en el piso, también acordaron distintas formas de moverse hoy y en las fechas que vienen, pero entró en discusión cómo atraer más gente.

Esto es algo generalizado en las otras asambleas: la sensación de que, aunque esos espacios se mantienen, la participación ha caído. Las explicaciones van desde que el cambio de año enfrió el entusiasmo, hasta que a veces las reuniones se alargan mucho y eso puede aburrir a la gente. Sobre todo a la que no está acostumbrada.

Ese día, al lado de Maloka, así se discutía este punto:

Un comerciante, a su vez, hizo una oferta que fue bien recibida: “Yo tengo una base de datos de comerciantes de la localidad. Cuadremos y le puedo decir a una empleada mía que los llame para alguna reunión”.

La participación de gente que nunca ha hecho política es algo generalizado en las asambleas, y en parte eso las caracteriza.

En Tunjuelito nos encontramos a Stefanía Bernal, de 21 años, que estudia Trabajo Social en Uniminuto. Nos dijo que es la primera vez que se vincula a un proceso organizado. Comenzó diseñando un flyer para convocar a un cacerolazo y ahora desde la asamblea se mete, sobre todo, en temas de salud: “nos cerraron las urgencias en el Hospital del Carmen y ahora nos mandan a El Tunal o a Meisen. Hemos hecho plantones, redactado derechos de petición para saber qué pasa, miramos los presupuestos”.

En Teusaquillo, la economista Carolina Méndez, que trabaja desde su casa para la editorial de la Javeriana, nos contó que tampoco había hecho parte de un grupo así. Ahora no sólo hace parte de la Asamblea, sino del grupo de Whatsapp “Economistas Teusaquillo”, que les sirve como espacio de discusión sobre los puntos económicos del paro y ya salieron a dar una “Clase a la calle”.

Los asistentes a las asambleas también han comenzado a meter en sus discusiones conflictos locales, como las afectaciones a los humedales y el aumento al pasaje de Transmilenio, que pueden comenzar a impulsar una agenda que no le incumbe a Iván Duque, sino a la alcaldesa Claudia López.

Una buena síntesis de lo que está pasando la da Ómar Vera, periodista local de Fontibón: “Ha sido un proceso de aprendizaje muy interesante”, le dijo a La Silla. “Es difícil, porque la gente se desespera a ratos, pero ya ha ido aprendiendo a moverse, a juntarse y a tomar decisiones. Hay tensiones entre sectores que ya tienen tiempo en procesos de participación y gente no organizada. La gente está iniciando el preescolar de la participación política. A futuro vamos a ver qué resultados vaya a dar”.

Comentarios (10)

Henry Castro Gerardino

21 de Febrero

140 Seguidores

No comparto estas manifestaciones porque no tienen puntos claros y no controla...+ ver más

No comparto estas manifestaciones porque no tienen puntos claros y no controlan el vandalismo. Pero si me parecen importantes, tanto porque son manifestaciones populares como porque los políticos (ediles, concejales, diputados, senadores, partidos políticos, etc) no se dan por enterados. Es como si asistieran a un espectáculo. Ojalá estos nuevos actores no vulneren los derechos de la comunidad.

Jaime Andrés Gómez

21 de Febrero

0 Seguidores

El paro no vulnera ningún derecho, lucha por los derechos incluyendo el derec...+ ver más

El paro no vulnera ningún derecho, lucha por los derechos incluyendo el derecho a pensar distinto sin ser asesinado. El marchante no es quien debe controlar el vandalismo, es el Estado quien debe proteger el derecho a la protesta y la seguridad. Es el preescolar en formación política del que habla el artículo.

Elgatodeschrodinger

22 de Febrero

0 Seguidores

Leer implica entender lo que se lee, el paro vulnera el derecho a la libre movilidad, hay personas que ante los demanes y bloqueos no pueden ir a trabajar(es un derecho tambien),pero estas manifestaciones son parte del paisaje es claro a quienes representan son siempre los mismos colectivos instrumentalizados para que los sindicatos puedan negociar mejor, ser parte del decorado le encanta al zurdo

Leer implica entender lo que se lee, el paro vulnera el derecho a la libre movilidad, hay personas que ante los demanes y bloqueos no pueden ir a trabajar(es un derecho tambien),pero estas manifestaciones son parte del paisaje es claro a quienes representan son siempre los mismos colectivos instrumentalizados para que los sindicatos puedan negociar mejor, ser parte del decorado le encanta al zurdo

harriarq

22 de Febrero

0 Seguidores

El Paro y las movilizaciones violan los derechos de la mayoría que trabaja, E...+ ver más

El Paro y las movilizaciones violan los derechos de la mayoría que trabaja, El estado debe proteger los derechos de todos y cuando los derechos de unos pocos estan pasando por la fuerza sobre los derechos de los demás, debe primar el derecho y bienestar de la mayoría, la Lopez ya demostró su incapacidad mental para gobernar para la ciudad y esta gobernando para sectores específicos, cacas Petro 2

harriarq

21 de Febrero

0 Seguidores

No comparto nada del paro, solo es una artimaña de la izquierda para no dejar...+ ver más

No comparto nada del paro, solo es una artimaña de la izquierda para no dejar gobernar, torpedear el diario vivir de las personas y la utilización de argumentos bizarros, tal como la tutelitis, vulnera los derechos de todos al obligar la utilización de recursos del estado simplemente para crear un desgaste que no va a ningún lado. Los congresistas firmantes son inútiles legislando, mi opinión. 1

Jaime Andrés Gómez

21 de Febrero

0 Seguidores

¿A qué el inicio del artículo con si las juntas de barrio para marchar, par...+ ver más

¿A qué el inicio del artículo con si las juntas de barrio para marchar, parar o expresarse hacen caso o no a Petro o son usadas por él políticamente? ¿El artículo es para pasar del preescolar en política o para quedarse repitiendo la clase de preescolar?

Roosvelt

21 de Febrero

0 Seguidores

Estas manifestaciones son necesarias,importantes, oportunas,son el clamor del ...+ ver más

Estas manifestaciones son necesarias,importantes, oportunas,son el clamor del pueblo engañado ,robado,esclavizado por la clase politica.
TODOS ala calle a hacer valer nuestros derechos constitucionales empesando por un ingreso digno para los pobres que no tienen nada que no alcanzaron a pensionarse un dinero suficiente no los miserables beps o la limosna que dan al adulto mayor.

harriarq

22 de Febrero

0 Seguidores

Es usted el fiel ejemplo del pueblo engañado, La propuesta a la reforma pensi...+ ver más

Es usted el fiel ejemplo del pueblo engañado, La propuesta a la reforma pensional es darle posibilidad a los que trabajan informalmente por horas o días que en este momento están fuera del regimen pensional, para que puedan aportar de acuerdo al tiempo o los tiempos laborados y puedan ahorrar ese dinero en caso de no alcanzar la prima media, osea estas pidiendo a gritos la reforma. Petro te miente

edgar montenegro

03 de Marzo

612 Seguidores

De lo que se trata es de que no se siga vulnerando los derechos de [email protected] En c...+ ver más

De lo que se trata es de que no se siga vulnerando los derechos de [email protected] En cada parte haremos lo que debe hacerse. Miren ustedes, la ciudad esta en modo Planes, Distrital, Locales, POT, PEMPs, no hay mejor ocasión que esta y ya, para darle contenidos y forma, conocimiento y acción organizada en cada escala. barrio y vereda, UPZs o grupos de Barrios y UPRural. Lugar y objetivos comunes sin mas.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia