Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 04 de Diciembre de 2019

4041

11

Aunque la marcha a la que convocó el comité del paro nacional para el 4 de diciembre no fue tan grande como la del 21 de noviembre, miles de personas salieron a la calle con las arengas que han repetido incansablemente en los últimos días en plantones, mitines y cacerolazos espontáneos, y en la marcha del pasado 27.

Pero sus testimonios cuentan solo un parte de la historia del paro. La otra la cuentan los de aquellos que no marchan y que, según dijo sin pruebas el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo en esta entrevista muchos se quedaron tranquilos en sus casas porque consideran que Colombia va por el camino apropiado o apoyan las políticas del Gobierno.

Para saber un poco más sobre quiénes son, por qué no marchan y qué piensan del paro, contactamos a 55 personas en las seis regiones que cubrimos y sumamos a eso 52 más que respondieron nuestra pregunta en Twitter (llegaron 103 respuestas, y seleccionamos aquellas que claramente respondían a la pregunta y no eran de cuentas falsas o bots)

No es una encuesta ni un ejercicio estadístico,m pero las respuestas muestran nueve grandes razones por las que la gente no saldrá a marchar. Que solo cinco personas nos hayan dicho con claridad que no marchan porque apoyan las políticas del presidente Duque, sumado a su baja favorabilidad en la Gallup, indican que el ministro Trujillo está equivocado o por lo menos sobreestima el tamaño de ese grupo de personas que cree que van por buen camino.

 
1

Los que quieren pero no pueden o prefieren no salir

"Trabajo en empresa privada y pues tengo que presentarme a laborar, sino saldría con pasacalle y camisa, haciendo valer mi voz contra el gobierno más paupérrimo de la historia colombiana”, nos dijo Juan Carlos Bris, un diseñador gráfico que vive en Santa Marta.

Algo similar dijeron otras personas, que están de acuerdo con las razones de la manifestación o, al menos algunas de ellas, pero por trabajo u otras razones no pueden marchar.

Algunos dicen que, como no han podido ir a las marchas, en las noches se suman a la protesta con sus cacerolas, como es el caso Vanesa Rodríguez, una caleña de 25 años que nos dijo que sí marchó el 21 de noviembre. “Yo fui la que empecé con el cacerolazo por la casa, salí con mi hija porque estábamos viendo redes y la mayoría de gente salió apoyándonos”, nos dijo.

Incluso hay quienes relacionan su salud con el miedo a los disturbios,y por eso no salen. Asì nos dijo con algo de humor Clímaco Caraballo, un pensionado que vive en Medellín: “Desafortunadamente por cuestión de salud no voy a la marcha. Me es difícil correr y los del Esmad me cogerían rapidito”.

En este variopinto grupo también encontramos a algunos que deciden no marchar porque “no los dejan”, como la joven cuyo papá uribista “la mata si llega a saber que está por allá”; Valentina, estudiante de ingeniería que nos dijo que prefiere no salir porque “está mal visto en su círculo social”; o Juan Carlos, un pensionado que vive en Barranquilla que nos contestó que iría pero “le da pereza la asoleada”.

 
2

Los que apoyan pero les da miedo que haya tropel

“Me da mucho miedo marchar en esta ciudad porque considero que hay muy poco control de lo que la gente hace durante las marchas. Siento que cualquier cosa puede pasa”, nos dijo Manuela Zapata, una psicóloga de 25 años que vive en Envigado.

A pesar de que están de acuerdo con el paro, hay quienes creen que el ambiente está caldeado y que puede haber enfrentamientos con la Policía  y el Esmad, o que haya vándalos infiltrados entre los manifestantes y se preste para confrontaciones. 

Para Sandra Sánchez, que es ama de casa y vive en Cali, la experiencia del paro del 21 de noviembre fue muy atemorizador, “puede que algunas personas vayan con la finalidad de solo manifestar lo que no les gusta, pero dentro de ellas se pueden generar disturbios”

"Yo apoyo el paro pero realmente si me da miedo que me pase algo, temo por mi vida igual mi familia no le gusta que salga por el mismo miedo", nos dijo Rubén Márquez, un estudiante de 23 años de Cali.

 
3

Los que marcharon antes, pero ya no

“No aguanta más protesta, al menos no por esta temporada ya que se agravan más las cosas, la comerciantes no pueden vender su mercancía, la gente no puede trabajar, por ende las empresas se paralizan”, nos respondió el comunicador social por twitter Julio Escobar que en su red había enviado mensajes a favor de la movilización del 21N.

Otros sienten que con el paso de los días la protesta ya no es de la gente sino de los políticos: “Participé al inicio, luego me di cuenta que (en el paro) mandaba Petro y no voy más”, nos dijo en twitter Carlos Navas.

Y también están quienes ven que la manifestación se está desinflando, como Alejandra, una ejecutiva de una cadena de almacenes que caceroleó un día con su bebé, pero no saldría a marchar (así le dieran el día en la oficina) porque siente que ya perdió fuerza. 

O sienten que el paro no va a solucionar nada: “Apoyo el paro y no he participado tan activamente como quisiera y se debe más a un sentimiento de desesperanza, saber que aquí es difícil que cambien las cosas”: como nos respondió Mauricio Laverde por twitter.

 
4

Los que creen que no es la forma de solucionar los problemas

“Aún considerando que es valedero reclamar algunas cosas, tales como una reforma a la justicia, una ley más estricta para castigar a los corruptos, etcétera, no es necesario causar tanto daño con esas protestas”, opina Carlos Torres, abogado de Pitalito quien, es de los que piensan que habiendo otros mecanismos en las leyes para solucionar las diferencias, n o se justifica acudir al paro que genera tanto impacto en la cotidianidad de la gente.

“La manifestación es lo correcto, pero no pueden paralizar la ciudad. Hay que entender que las demás personas tienen compromisos y que debemos respetar las pensamientos de las otras personas. Se puede invitar a marchar pero no obligar a las personas a paralizar su día”, nos dijo Sorel Luna, ama de casa que está de acuerdo con varias razones del paro.

O quienes piensan que el paro es una forma de manifestarse que termina en desorden y una sensación de anarquía que golpea particularmente en esta época: “Estar en desacuerdo es de lo que se trata la democracia, lo que no se justifica es que usen el argumento del desacuerdo para justificar la anarquía”, nos respondió, también por twitter, el locutor Alejandro Moreno.

Como alternativa, un entrevistado y un tuitero nos hablaron de la constituyente y otro de revocar el Congreso

 
 
5

Los que piensan que marchar es dejarse usar (o que los del Paro no los representan)

“No participo porque considero que se le está haciendo el juego político a la oposición y se está permitiendo que los congresistas tenga más formas de chantajear al gobierno”, nos dijo el ingeniero civil Ernesto Portella por twitter.

Por esa línea nos contestaron otras personas que piensan que el paro está siendo utilizado políticamente por congresistas y partidos, y creen que serían “idiotas útiles” si decidieran marchar.

Otros ven que hay motivaciones ocultas en el paro que no logran entender del todo y por eso prefieren no ir, como Julián Mauricio Manrique, un comerciante de Bucaramanga: “Veo a los de las marchas sentados con el congreso de la mano y pidiendo los mismo puntos que ellos negaron, entonces a usted ¿qué le diría eso? A mi me dice que hay algo detrás”.

O como el periodista Melquisedec Torres, quien nos compartió en un post en Faceebok en el que decía que el comité no lo representaba porque está conformado por personas de izquierda o de extrema izquierda que no representan el sentir ciudadano. “Se representan a ellos mismos y sus particulares visiones del país. Y si el paro lo promovieran solo organizaciones de derecha, tampoco me sentiría identificado”, publicó.

 
 
6

Los que están confundidos con tantas peticiones...

“No hay un objetivo definido, o sea, usted en la marcha se encuentra de todo porque cada uno tiene algo por qué marchar y por lo que marcha el uno no marcha el otro. Me parece que por eso es que las marchas se hacen y al final no se consigue nada de nada”, nos dijo Sandra Moreno, secretaria de una universidad en Bucaramanga.

Esta confusión hace que aunque algunos de quienes nos contestaron están de acuerdo con uno o varios punto de la protesta, es raro estar apoyando otras que ni conocen, ni entienden. 

“Es que están desde Carlos Vives hasta la guardia indígena en el mismo saco, entonces yo como que no me siento identificado con todo a nivel personal”, nos dijo Víctor Acuña, que es ingeniero y trabaja en una fábrica en Bucaramanga.

“Si hubiera un objetivo específico como la defensa de Santurbán, en contra del fracking, tendría como una razón de peso para hacerlo”, remata.

“Es que no han podido unificar criterios para poder saber quienes representan qué y cuáles son sus intenciones. No podemos movilizarnos todos los días si no es claro lo que están pidiendo”, nos dijo Albeiro Bohórquez Manrique, veedor ciudadano de Cúcuta.

 
 
7

...O no están de acuerdo con ellas

Para otros más allá de la confusión que genera un pliego tan extenso, el problema es que simplemente no están de acuerdo con las ideas.

“Hay reclamos justos, pero no unificados y peor aún sin propuestas o propuestas desfinanciadas y absurdas”, nos explicó Felipe Másmela, un abogado de Neiva que no ha marchado, justamente porque no está de acuerdo.

O Mónica Ramírez, una funcionaria de la Dian en Bogotá, que piensa que las razones del paro están mal planteadas, y que por eso las marchas no van a solucionarlas.

Y aquellos que no están de acuerdo con el pliego porque creen que están basadas en desinformación: “carece de bases reales y sólidas” nos dijo en twitter Claudia Nieto, “los que si estábamos informados entendimos que no había necesidad” de paro, nos dijo también por la red social Martha Otálora, quien puso por ejemplo la propuesta de eliminar Colpensiones, que el Gobierno no ha hecho (al menos oficialmente) y hace parte del pliego.

 
8

Los que apoyan al Gobierno o al menos creen que toca darle tiempo

“Es un descontento generalizado con el gobierno que, en mi opinión personal, recibió un país muy difícil de gobernar y polarizado y ha tratado de hacer las cosas lo mejor posible”, nos dijo Fabián Álvarez, un ingeniero electrónico de Envigado.

Como él otras cuatro personas nos dijeron que no apoyan el paro porque votaron por Duque o están de acuerdo con sus políticas.

Como Mariela Navarro, comerciante de Bucaramanga que se autodenomina como una “uribista de ultraderecha” que votó por Duque y califica a los que marchan de “bobertos”, que le echan la culpa de todo al presidente: “Mire, el presidente qué hace, lleva las leyes al Senado y ¿quienes son los que dicen sí o no?, pues el Senado. ¿Por qué culpan al presidente? Culpen a los senadores”, nos dijo.

”Yo soy de derecha de hecho toda mi familia tambien y toda la vida hemos sido uribistas. Los que marchan son unos vándalos, son unos pelaos de universidades, obviamente los tienen adoctrinados con el tema de la derecha, que Uribe paraco, gritan y no tienen casi argumentos válidos para hablar del tema”, nos dijo Diego Tovar, que trabaja coordinando eventos en Cali, y opina que al Gobierno le ha tocado duro porque recibió un país en crisis por el mal gobierno de Santos.

Otras nos dijeron que a pesar de que no votaron por él, creen que hay que darle tiempo a la conversación que inició con los sectores y tratar de llegar a un acuerdo, sin la presión de un paro.

“En este momento el Gobierno está atendiendo las peticiones. No considero que haya razones para marchar. Fuera de eso me parece que hay que dar un espacio para que el presidente responda a las demandas”, nos dijo Luz, una mujer pensionada que vive en Bogotá, y que no votó por Duque.

 
 
9

Los que creen que los paros le hacen daño al país

“Considero que estos paros le hacen mal al país, crean incertidumbre y dañan la economía, porque entorpecen la operación de las empresas que sí dan empleo y oportunidades”, nos dijo Ana María Sandoval, una joven de 26 años que es gerente de operaciones de una empresa inmobiliaria.

“Están utilizando a los estudiantes y desinformado a la gente, pero su único fin es crear caos y anarquía para desestabilizar el gobierno”, nos dijo Horacio Escorcia, un arquitecto que vive en Barranquilla, que también cree que el paro lo están utilizando para obtener réditos políticos.

Muy en línea con la campaña que varios empresarios y emprendedores empezaron a promover en redes sociales la semana pasada en twitter con la etiqueta #YoTambiénSoyColombia, varias de las fuentes que consultamos nos dijeron que los paros impiden que el sector privado haga su trabajo y perjudican la economía.

 “Hay que dejar que todos los empresarios salgamos a trabajar como debe ser, para conseguir para todos, no para unos cuantos el futuro que queremos de Colombia”, nos dijo Natalia, una empresaria que trabaja en Bogotá, a quien sobre todo que el paro se prolongue cuando ya hay un mecanismo para conversar. 

 
10

Los que creen que los que paran quieren lograr en las calles lo que no en las urnas

“Los que marchan perdieron las elecciones. No marcho porque la manera de pedir cambios es en las urnas, votando”, nos dijo Fabio un contador público de Florencia.

Y así como él cerca de una decena de fuentes y twitteros nos dijeron que los que marchan quieren imponerle al Gobierno una agenda distinta por la que fue elegido. Esta línea se describe con la opinión del abogado Felipe Pineda que en twitter nos contestó: “No creo que sea a las malas como van a imponer una agenda que perdió las elecciones, por esas razones, entre otras, no apoyo las marchas, ni salgo a nada de eso”.

“Ese inconformismo se debería ver reflejado en las urnas. Ahí es donde realmente se debe demostrar el inconformismo con el gobierno que nos ha gobernado durante mucho años”, nos dijo Diana Aragón, una joven de 23 años que trabaja en la Fundación Universidad del Valle. 

 

 

 
 

Comentarios (11)

José Saramago ..

04 de Diciembre

3 Seguidores

https://bit.ly/33K3T13
https://cnn.it/3510z2I
ENLACES: yo no march...+ ver más

https://bit.ly/33K3T13
https://cnn.it/3510z2I
ENLACES: yo no marcho porqué hay una minoría politiquera de izquierda llamada “El Comité del Paro” que busca adueñarse de las marchas (de los jóvenes) y controlarlas, mientras dicen que son el “único interlocutor” pero que tienen el propósito de reemplazar un gobierno legítimamente elegido en las urnas por una mayoría silenciosa que no ha marchado.

harriarq

04 de Diciembre

0 Seguidores

Los que no marchamos tenemos muchas razones para no hacerlo, pero quienes marc...+ ver más

Los que no marchamos tenemos muchas razones para no hacerlo, pero quienes marchan con base en slogans sin profundidad, que gritan y se enojan sin siquiera entender por lo que no están de acuerdo, dan tristeza, cuando mil personas gritan y piden mil cosas diferentes, esto representa mayoría? o representa el amigo mirón únete al montón, así no sepas el porqué, por quien y por cuanto y por donde.1.

AlvaroH

05 de Diciembre

0 Seguidores

Seguramente los slogans de los uribistas son todos profundos...no, no lo son. ...+ ver más

Seguramente los slogans de los uribistas son todos profundos...no, no lo son. Hipocresía pura.

Elgatodeschrodinger

04 de Diciembre

0 Seguidores

LSV siempre tiene el sesgo del gomelo de barrio, la informalidad hace que mucha gente si no trabaja el dia no come, se la pasan hablando de la desconexión de Duque con el pais, sera con la clase media izquierdosa, porque al grueso del pais que no tiene recursos estas marchas les suena a peleas de elites, ganar mas de 500 mil es ser clase media y mas de 3M es alta por ingresos, pero siguen ciegos.

LSV siempre tiene el sesgo del gomelo de barrio, la informalidad hace que mucha gente si no trabaja el dia no come, se la pasan hablando de la desconexión de Duque con el pais, sera con la clase media izquierdosa, porque al grueso del pais que no tiene recursos estas marchas les suena a peleas de elites, ganar mas de 500 mil es ser clase media y mas de 3M es alta por ingresos, pero siguen ciegos.

Maríae Restrepo

04 de Diciembre

0 Seguidores

en momentos como este es cuando queda claro por qué los gobiernos en Colombia...+ ver más

en momentos como este es cuando queda claro por qué los gobiernos en Colombia no le han dado importancia a la educación porque mientras más ignorancia más fácil es cometer las jugaditas. el informe de la CEPAL cuántas personas en el país lo leen? cuántas personas lo entienden? y dice que la inequidad en Colombia ha crecido que hay más pobreza en Colombia.

José Saramago ..

04 de Diciembre

3 Seguidores

“Si un estudiante se raja en una materia, puede ser culpa del estudiante. ...+ ver más

“Si un estudiante se raja en una materia, puede ser culpa del estudiante.
Si todos los estudiantes se rajan en la materia, es culpa del profesor”:
Hassan Nassar

¿Cuanta responsabilidad recae sobre FECODE en los resultados PISA y la calidad de la Educación?

Un dato: Singapur tiene la segunda mejor educación del mundo (según el informe) invirtiendo el 2.9% del PIB versus el 4.4 de Colombia.

AlvaroH

05 de Diciembre

0 Seguidores

Comparación algo inútil si no se miran las condiciones y calidades del siste...+ ver más

Comparación algo inútil si no se miran las condiciones y calidades del sistema educativo, no solo la parte de los profesores.

Elgatodeschrodinger

04 de Diciembre

0 Seguidores

Cuentanos por favor que habla el informe sobre la productividad marginal del trabajo en colombia? salarios muy altos para baja productividad, reglas de juego inestables porque son dictadas por jueces politizados,el problema de los que si somos economistas es que sabemos nadie se muere de inequidad,la pobreza que es diferente pero no la conocen porque no saben que es vivir con $300.000 es diferente

Cuentanos por favor que habla el informe sobre la productividad marginal del trabajo en colombia? salarios muy altos para baja productividad, reglas de juego inestables porque son dictadas por jueces politizados,el problema de los que si somos economistas es que sabemos nadie se muere de inequidad,la pobreza que es diferente pero no la conocen porque no saben que es vivir con $300.000 es diferente

Maríae Restrepo

04 de Diciembre

0 Seguidores

invito a la silla vacía para que investigue acerca del conocimiento que tiene...+ ver más

invito a la silla vacía para que investigue acerca del conocimiento que tienen los colombianos de estos estudios y cómo no conocerlos influye en su voto, en la manipulación que hacen los políticos para ser elegidos.

LesPaul2019

04 de Diciembre

0 Seguidores

Me disgusta el gobierno, pero el comité del paro me disgusta aún más.

Me disgusta el gobierno, pero el comité del paro me disgusta aún más.

AlvaroH

05 de Diciembre

0 Seguidores

La diferencia es que el gobierno sí puede afectar su vida de manera duradera,...+ ver más

La diferencia es que el gobierno sí puede afectar su vida de manera duradera, y el comité del paro no. No es lo mismo ni de lejos.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia