Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Nohora Celedón · 14 de Enero de 2019

Foto: Presidencia de la República

34090

5

Uno de los puntos que hacen parte del corazón de la ley de financiamiento puede tener una complicación con la que el Gobierno no contaba.

Se trata del Régimen Simple de Tributación que le apunta a facilitar a las empresas colombianas con ingresos menores a 2.741 millones de pesos (80 mil UVT) el pago de varios impuestos. La idea es que los empresarios que quieran acogerse a este régimen paguen en un solo trámite los impuestos de renta, el impuesto al consumo (que deben pagar algunos restaurantes y bares), industria y comercio, avisos y tableros y la sobretasa bomberil.

En el esquema convencional renta e impuesto al consumo se pagan y se declaran ante la Dian, industria y comercio, avisos y tableros y sobretasa bomberil a los municipios y distritos donde está la empresa.

Como con la entrada en vigencia del Simple los impuestos municipales de estas empresas empezarán a ser administrados por la Dian, que deberá girarles a las administraciones locales, y ya no por las secretarías de hacienda, a los municipios les preocupa quedarse sin el manejo de un impuesto que representa buena parte de sus ingresos.

De hecho, la Federación Colombiana de Municipios, según nos confirmó el presidente del gremio, Gilberto Toro, y el senador Jorge Londoño, del partido verde evalúan demandarlo porque consideran que es inconstitucional.

La Dian debe reglamentar lo que quedó en la ley y ahí se definirá en la práctica cómo funcionará la coordinación entre los municipios y la Dirección de Impuestos.

El origen del debate

Desde su campaña presidencial Iván Duque prometió que bajaría los impuestos y simplificaría los trámites a las empresas. El Simple, junto con la reducción de la tarifa de renta, las exenciones tributarias a las megainversiones, a la industria naranja y a los ganaderos, fue uno de los mecanismos diseñados por su ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla para cumplir con esa promesa.

La creación del nuevo esquema fue bien recibida desde gremios empresariales como la Andi. Bruce Mac Master que dijo que era el incentivo a la formalización que los empresarios estaban esperando, y la presidenta del gremio de los pequeños empresarios, Acopi, Rosmeri Quintero escribió que era una pieza fundamental para combatir la informalidad.

Pero los municipios no estaban muy contentos. Tanto la Fedemunicipios como Asocapitales, que es la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales, que dirige Luz María Zapata, mostraron su preocupación a la Dian principalmente por dos razones.

En primer lugar, porque en la primera versión del proyecto era la Nación la que ponía una tarifa fija para el impuesto de Industria y Comercio, de 0,6 por ciento sobre los ingresos brutos de las empresas, para todos los municipios.

Hoy son los municipios los que fijan la tarifa del impuesto de Industria y Comercio, de acuerdo con unos límites que están definidos en la ley 14 del 84, que permitía cobrar desde 0,23 hasta 1,5 por ciento, según los datos publicados por Fedemunicipios. Por eso la tarifa que proponía Hacienda habría perjudicado a municipios con tarifas mayores a las propuestas por la ley, como Bogotá y Medellín.

En segundo lugar, porque la Constitución le da a los municipios la potestad de adoptar o no los impuestos locales fijados por las leyes, a través de los concejos municipales, los que deben decidir el sistema y el método para definir el cobro de los impuestos locales, como el ICA y lo que proponía el Ministerio de Hacienda en la práctica les quitaba ese rol.

Ante las quejas, la Dian y el Ministerio de Hacienda decidieron quitar la tarifa fija y dejar en la ley un parágrafo que dice que los municipios tendrán hasta el 31 de diciembre de este año para definir la tarifa del impuesto, que debe unificar tanto Industria y Comercio como Tableros y Sobretasa Bomberil en uno solo. Esto se debe hacer a través de un Acuerdo aprobado por los concejos municipales.

También escribió textualmente que “se mantiene la autonomía de los entes territoriales” para definir sobre la tarifa, sobre quiénes deben pagar el impuesto, la base gravable (a qué se aplica la tarifa) como se viene haciendo ahora. Este ajuste fue un alivio para los municipios.

El Subsecretario de ingresos de la Alcaldía de Medellín, Daniel Felipe Escobar, que por Twitter había dicho que le preocupaba el impacto del nuevo esquema en la caja de los municipios, trinó después de que se hicieron los ajustes para reconocer la iniciativa.

Al consultarlo, Escobar nos dijo que si bien hay varios temas que se deberán resolver en la reglamentación, el Simple favorecerá la actividad empresarial en los municipios y les permitirá escalar en el ranking del Doing Business, que evalúa el entorno para hacer negocios.

En Bogotá, la Secretaria de Hacienda, Beatriz Arbeláez, nos dijo que le gustó el Simple porque no afectará el recaudo actual del Distrito y puede tener un impacto positivo si nuevas empresas se formalizan y empiezan a pagar el impuesto, con lo que se aumentaría el recaudo.

Bogotá y Medellín son los municipios que más recaudan por cuenta del impuesto de Industria y Comercio; la capital de Antioquia espera recibir este año 607 mil millones de pesos y Bogotá, 3,9 billones de pesos por este gravamen. Lo que equivale a casi la mitad de lo que se recauda por Industria y Comercio en todo el país.

Según nos contó una fuente de la Dian extraoficialmente (el vocero de la entidad, su director José Andrés Romero no nos pudo atender) con esos ajustes hechos al proyecto de ley se buscó atender las preocupaciones de los municipios, y por eso el Gobierno consideraba que el tema estaba saldado.

Pero no es así.

El complique

“Estamos preocupados, esto puede afectar el manejo de un impuesto que es clave para los municipios”, nos dijo el presidente de Fedemunicipios.

El impuesto de Industria y Comercio representó en 2015 el 39 por ciento de lo que recaudaron los municipios, aunque en algunas alcaldías el peso de esta tarifa puede ser aún mayor.

Pero el Simple no aplicará para todo lo que recauden los municipios por Industria y Comercio solo para las empresas que se acojan a él de manera voluntaria y para los que la Dian incluya en este régimen, porque según la ley la Dian puede registrar en el Simple a las empresas que cumplan las condiciones y que no hayan declarado impuestos de Renta, IVA, al Consumo e Industria y Comercio.

Para Toro, aún con las modificaciones que se hicieron a la Ley, en la práctica, el Simple les quita autonomía a los municipios en el manejo del impuesto, y por eso evalúan con sus abogados la posibilidad de demandarlo. Esta decisión se tomará a más tardar en febrero.

“Lo que nos preocupa es que, como siempre, no haya una transferencia eficiente por parte del Gobierno Nacional a los gobiernos locales y que el flujo de caja de  los municipios se vea afectado”, nos dijo Toro.

También les preocupa que los contribuyentes liquiden mal el impuesto y no poder reclamarles directamente, pues el pago se hará a la Dian.

En la misma línea opina el senador del partido Verde, Jorge Londoño, que dice que con el Simple se cometió un “municipalicidio” y también piensa demandar. “Imagínate al Ministerio de Hacienda recolectando el impuesto de industria y comercio en todos los municipios de Colombia. Es el absurdo más grande: es un atentado a la autonomía municipal”, nos dijo.

Esto, según el senador afectará más a los municipios pequeños que tienen menos capacidad de gestión ante el Gobierno Central, y quedarán dependiendo de que la Dian y el Ministerio de Hacienda pongan a funcionar el sistema de manera eficiente.

En cuanto a la constitucionalidad del Simple, en el Gobierno están tranquilos. “Los municipios y distritos tienen la autonomía, nosotros tenemos la función de recaudar el impuesto. Esta fue la solución que encontramos, porque si no incluíamos el ICA quedaba cojo el sistema”, nos dijo la fuente de la Dian.

También nos dijo que las demás preocupaciones se van a resolver en la reglamentación de la Ley, en lo que ya está trabajando la Dirección de Gestión Jurídica de la entidad, junto con los formularios y los sistemas de pago. La fuente de la entidad nos dijo que este proceso será consultado con los municipios y los gremios que los representan.

El subsecretario de ingresos de Medellín, nos dijo que en efecto están esperando participar en esta discusión a través de Asocapitales, porque todavía no es claro cómo va a operar el Simple. Y que la clave para que el sistema funcione es que haya confianza entre las autoridades locales y nacionales.

El tiempo apremia, porque si bien 2019 quedó en la ley como un año de transición para el Simple, la ley fijó el 31 de julio como plazo para que las empresas se registren al sistema.

La reglamentación deberá ser redactada, presentada para comentarios y debe expedirse antes de esa fecha, pero aún no es claro cuánto tiempo se tardará o si se logre un mecanismo que deje tranquilos a los municipios con respecto al giro de los recursos por parte de la Nación.

Las empresas también necesitan tiempo para sacar sus cuentas y revisar si el Simple les conviene más que el esquema actual.

En esta discusión, estará en juego la capacidad del Gobierno de ponerse de acuerdo con las autoridades locales para darle vida a una de sus promesas de campaña y de los puntos más fuertes de su reforma tributaria.

Comentarios (5)

octavio fajardo martinez

14 de Enero

0 Seguidores

No solo se trata de un retroceso monumental de la autonomía municipal, se pie...+ ver más

No solo se trata de un retroceso monumental de la autonomía municipal, se pierden también los rendimientos de los depositos bancarios de los municipios, y se eleva el riesgo de que se retrasen los giros a las tesorerias municipales, para no hablar de que algún Ministro creativo decida redirigirlos


DIDUNDI

14 de Enero

3 Seguidores

Más increíble aún q Duque trate d incitador d violencia al tocayo Farc y no...+ ver más

Más increíble aún q Duque trate d incitador d violencia al tocayo Farc y no vea lo mismo en la incitación d Su jefe, el d El, cuando llama a dar golpe d estado en Venezuela.

GMolano

14 de Enero

0 Seguidores

El Simple es excelente idea. Pero hasta la mejor melodía puede convertirse en...+ ver más

El Simple es excelente idea. Pero hasta la mejor melodía puede convertirse en un martirio si la interpretan una orquesta descoordinada Hoy MinHacienda y la DIAN no están en capacidad de brindar garantías sobre la administración imparcial y eficiente sobre esos recursos. Si le metemos tinte político, el Simple puede ser un choque de trenes innecesario.
Para poner un ejemplo, en el 2020 nuevas ...

GMolano

14 de Enero

0 Seguidores

... administraciones locales van a llegar y es muy probable que en al menos la...+ ver más

... administraciones locales van a llegar y es muy probable que en al menos la mitad de las capitales NO van a ser uribistas decididamente. Que autonomía presupuestal van a tener si sus políticas económicas no entran en la onda de las del gobierno? Que tal una capital quiera priorizar xyz sector de la economía y por cuestiones de la mecánica del recaudo la DIAN los deje viendo un chispero?

GMolano

14 de Enero

0 Seguidores

No se si a punta de demandas, pero lo mejor seria: Simple si, pero no así. ...+ ver más

No se si a punta de demandas, pero lo mejor seria: Simple si, pero no así.
Que la Corte peluquee esa vaina. Porque al menos en el caso de los Distritos si puede haber conflictos en el tema de manejo de autonomía de incentivos presupuestales.
En el caso de los Distritos de Bogota, B/quilla y Santa Martha dudo que alguien deje la administracion de esa platica al azar sin importar quien gane.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia