Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 22 de Noviembre de 2019

23710

37

Un año, tres meses y dos semanas después de haberse posesionado como Presidente de Colombia, Iván Duque enfrenta el mayor reto de su Gobierno después de un día con tantos eventos que parece un año.

Con él, el país entra en un campo de zozobra que si bien no es, por lo menos hoy, comparable con el que dejaron las recientes protestas en Chile o Bolivia, que eran el espejo de las marchas que sumaron a cientos de miles de manifestantes ayer, sí es muy fuerte para un país acostumbrado a una mayor solidez institucional que sus vecinos.

Es el mayor reto y probablemente el más difícil de solucionar porque la fragilidad e impopularidad de su Gobierno, que muestran las encuestas y que ayer dejaron patente las marchas y el extendido cacerolazo, que no tiene precedentes recientes en Colombia, tiene ahora al frente a una ciudadanía empoderada con la que es difícil negociar porque no tiene un líder claro, no manifiesta un reclamo único y porque corre el riesgo o de darles la espalda o de hacerlo con sus electores. 

Claro, si es que no decide seguir el camino actual, como parece haberlo esbozado en su alocución de anoche en la que no anunció ningún cambio ni ninguna decisión más allá de su intención de “profundizar el diálogo social”.

Una marcha grande, variopinta e inicialmente tranquila

La marcha de ayer nació por una convocatoria tradicional, de las centrales obreras, a hacer un paro nacional, pero creció como espuma a otros movimientos sociales, a personas que no suelen ser activistas e incluso a primimarchantes, personas que nunca habían asistido a una marcha pero que decidieron intentarlo con ésta ya sea por moda, por el rechazo a Duque o porque era una marcha con una convocatoria tan amplia que casi cualquiera podía encontrar una razón para salir.

 

Eso las llevó a no ser la usual marcha de los movimientos sociales, como las del primero de mayo y a ser más grandes como las que rodearon al plebiscito de octubre de 2016, y seguramente las mayores desde las multitudinarias marchas contra las Farc en 2008.

Participaron decenas de ciudades grandes e intermedias como San Gil, con marchas que probablemente no tengan precedentes en tamaño en algunas como Valledupar o Sincelejo.

La diferencia con esas marchas más usuales también se notó en las demandas múltiples que presentaban los mismos manifestantes. Como contamos en nuestro tuiterazo,

También fue distinta la relación que inicialmente hubo con la Policía: poca vigilancia, cero choques; por ejemplo, en nuestra crónica en vivo contamos hacia la una de la tarde que en Medellín, “los dos mil uniformados no están alrededor de los manifestantes sino más bien cuidando las estaciones del Metro y parados en las calles aledañas. Un helicóptero sobrevuela, también vigilando a distancia”. 

Lo mismo pasaba en Neiva, Barranquilla, Popayán o Bogotá, donde Duque estuvo primero en un congreso de la Corporación Excelencia en la Justicia, y luego en el Puesto Unificado de Mando para coordinar el manejo de las marchas en todo el país.

Por eso, era una  marcha como la que pedían muchas voces de lado y lado, que aunque por su caudal le ponía presión a un presidente con baja popularidad, sin un discurso que tenga una bandera fácilmente identificable ni que emocione a la gente, con un gobierno con choques intestinos, críticas de aliados políticos y gran incertidumbre en su agenda legislativa, no le traía dolores de cabeza por violencia y problemas de orden público.

Eso se mantuvo hasta el final en algunos lugares como Barranquilla, donde el saldo de las protestas fue que hay una ciudadanía activa y empoderada.

Pero a medida que pasaba el día fue cambiando para dar lugar a situaciones de violencia en muchas ciudades, que dejan un ambiente más caldeado e incluso una sensación de más falta de gobierno. Una sensación que afecta a todo el país y que podría poner a Duque contra las cuerdas si no logra interpretar adecuadamente el momento.

La tensión y la violencia suben

Por la mañana los choques fueron aislados y puntuales, esencialmente alrededor de tres portales de Transmilenio en Bogotá y alrededor de la Universidad del Valle, en del sur de Cali. Pero no ensombrecieron el inicio de las marchas allí y en las demás ciudades.

La situación empezó a cambiar a inicios de la tarde: en Cali seguía la tensión en el sur, en Bogotá una de las dos concentraciones, la de la calle 26 (la otra era la Plaza de Bolívar, que se iba llenando con quienes venían de varios puntos) terminó chocando con el Esmad que evitó, con gases lacrimógenos, que pasara la carrera 68 hacia el occidente.

Con eso si bien la Policía evitó la amenaza de que la marcha, en su mayoría de estudiantes de la Universidad Nacional, bloqueara el aeropuerto al estilo de las manifestaciones de Hong Kong, también dejó las primeras grandes imágenes de violencia, con piedras, insultos y carreras en Bogotá.

Casi al tiempo, en Cartagena ocurrió algo similar cuando parte de la marcha intentó pasar del Centro Histórico al barrio de Bocagrande y el Esmad lo evitó con gases.

Esa situación de violencia empezó a escalar y poco antes de las 4 de la tarde a la Plaza de Bolívar empezaron a llegar grupos de jóvenes encapuchados y a lanzarle piedras a policías que no eran del Esmad y custodiaban el Palacio de Liévano, donde está la Alcaldía.

Eso a pesar de que a algunos encapuchados, los demás manifestantes los lograron frenar, y cuando, en medio de la lluvia, algunos de los manifestantes se empezaron a ir, pues ya habían pasado los discursos.

Casi a la misma hora también empezaron algunos choques en otros lugares, como el centro de Cali o el de Popayán, y luego la situación empeoró en Bogotá, con los ya conocidos ataques al Palacio de Liévano, el de Justicia y Capitolio, y finalmente la intervención del Esmad con gases para evitar más daños.  

Curiosamente, algo parecido ocurrió luego en otros lados: encapuchados enfrentaron al Esmad en Medellín hacia las 5 de la tarde en el puente que une los campus de las universidades nacional y de Antioquia, tras una jornada tranquila; en Cartagena la Policía lanzó gases hacia las 6; en Pasto casi a las 7 empezó la pelea entre encapuchados y Esmad; y en Manizales pasó lo mismo pero todavía más tarde.

La situación se puso particularmente grave en Cali, donde hacia las 2 la Alcaldía decretó el toque de queda a partir de las 7 de la noche por los disturbios en el sur, incluyendo fuertes ataques a Unicentro, pero siguieron los saqueos.

Para el anochecer hubo rumores fuertes de ataques de pandillas a conjuntos residenciales, que llevaron a que sus residentes sacaran armas y dispararan a presuntos atacantes:

También era crítica, a la hora de publicar esta nota, la situación en Facatativá, cerca de Bogotá, donde encapuchados quemaron la alcaldía y atacaron a los policías.

Un cierre de zozobra para un día que empezó con silencio y parálisis, pasó por la alegría de las marchas en paz y de la policía respetuosa de ellas, se empañó luego con la violencia y las imágenes incluso de incendios y saqueos, y revivió a su carácter más cívico con el cacerolazo.

En todo caso, dejó a Duque con un problema adicional: cómo enfrentar esos brotes de violencia y vandalismo, y más con situaciones tan críticas como la de Cali, o las que anoche seguían pasando en el centro de Bogotá, o en su localidad de Suba, que por la angustia y zozobra afectan a cualquier mandatario.

¿Y ahora qué?

El cierre de la jornada de ayer sumó a imágenes de saqueos, incendios e incluso disparos en Cali, un cacerolazo convocado por redes sociales y que se extendió velozmente por Bogotá y replicó en otras ciudades como Medellín, Bucaramanga o Barranquilla. Un cacerolazo sin antecedentes en Colombia, que hizo que la jornada de protestas durara más de 12 horas y que posiblemente sumó a las protestas a mucha más gente de la que marchó.

Esa reacción ayudó a refrendar que ayer hubo marchas cívicas y pacíficas, y a darle más fuerza al reclamo contra Duque: de hecho incluso hubo un plantón frente a su casa, al norte de Bogotá

Como en Colombia no son usuales los cacerolazos, es difícil evaluar la fuerza y significado del de anoche. 

Pero la forma orgánica en la que creció muestra que por lo menos en Bogotá el rechazo es extendido. Y no es sorprendente: es una ciudad en la que el candidato que apoyó el uribismo quedó de cuarto a la alcaldía en 2015 (Pacho Santos, con el 12 por ciento de los votos) y hace un mes (Miguel Uribe, con otros apoyos y el 13,5 por ciento), en la que ganó una fuerte crítica del uribismo como es Claudia López, donde en 2018 perdió Duque, en primera vuelta con un tercer lugar y menos del 27 por ciento de los votos, y en segunda con el 41 por ciento. 

Pero que no sea solo un tema de Bogotá, sino que las marchas en el fortín uribista de Medellín hayan sido tan exitosas y que haya habido cacerolazo también allá y en lugares como Pereira, refuerzan la difícil situación.

El lío es qué hacer cuando al frente hay reclamos que van desde críticas a la minería en Bucaramanga hasta contra la resolución que regula la pesca de tiburones, en Medellín, o contra la economía naranja, pasando por la protección a los líderes sociales, el cumplimiento de los acuerdos con la Farc y los campesinos, los derechos de los habitantes de calle y un país “en el que quepamos todos” (lo que parece ser una demanda amplia de mayor equidad, que otros también señalan).

De un lado, era claro que el Presidente era el blanco de la molestia: aunque los manifestantes criticaban diferentes cosas, lo veían como el causante de ellas, además de que su “¿De qué me hablas, viejo?” quedó para muchos como una manifestación de desconexión o indolencia.

El enredo es que no hay un representante claro de quienes salieron ayer, y por eso Duque enfrenta un reto semejante al que enfrentó Juan Manuel Santos a la hora de renegociar con el No tras el plebiscito de 2016, pero sin el equivalente a un Uribe.

Por eso, es más parecido a lo que le pasó en Francia a Emmanuel Macron al negociar con los ‘chalecos amarillos’: no había con quién hacerlo y cuando consiguió unos voceros, muchos manifestantes los desconocieron.

El comité organizador del paro, que conforman esencialmente sindicatos, dignidades y la bancada de izquierda, le pidió anoche una reunión inmediata con la amenaza de mantener la movilización social si no ocurre, y así abrió una puerta a tener ese papel. 

Sin embargo, anoche el Presidente no hizo referencia a ese posible encuentro, a pesar de que era una ocasión para aceptarla para aterrizar su idea del diálogo social.

E incluso si la cita se da, no es fácil que Duque salga bien de ella.

Por un lado, porque no parece tener mucho margen para negociar.

Primero, porque ya había entregado parte de lo que podría negociar: en los últimos días anunció que va a objetar el artículo del presupuesto sobre universidades y pagos de sentencias judiciales contra el Estado que criticaban los convocantes, y rechazó propuestas controversiales de su propio círculo como aumentar la cotización de los trabajadores para la pensión o un salario mínimo más bajo para los menores de 25 años.

Segundo, porque en muchos puntos si lo hace daría un reversazo que le podrían cobrar: ha dicho que algunos reclamos son mentiras, como que su reforma tributaria aumente la carga a la clase media o que quiera prohibir la protesta social, ve otros como sus éxitos, como crear un holding para empresas financieras del Estado o encontrar una solución para Electricaribe; y unos más los señala como problemas heredados (un argumento que repitió en la alocución de anoche), como las dificultades para proteger a los líderes sociales o para implementar el Acuerdo con las Farc.

Y, tercero, porque echarse para atrás en algunas podría debilitarlo frente a su propio electorado, el uribista, que en parte parece estar distante de él, como dar un reversazo en la prohibición de la dosis personal de drogas.

Por eso, es difícil que logre sacarse de encima esta presión enfrentando directamente a los marchantes y sus reclamos, lo que le deja el camino de buscar gobernabilidad pactando con los políticos cuotas burocráticas o partidas presupuestales como  la criticada 'mermelada' que entregó Juan Manuel Santos, algo a lo que se ha negado desde que se posesionó, o cerrándose a la banda del uribismo más duro.

Aunque con eso ha coqueteado y le ha funcionado temporalmente con decisiones como el rompimiento con el ELN y con Venezuela, o las objeciones a la ley estatutaria de la JEP, no le han funcionado a mediano plazo. 

Además, no dio señales de ello anoche, en el cierre de un día lleno de eventos y emociones.

Si bien dijo que los vándalos son delincuentes pero no tomó decisiones fuertes: como dijo un político uribista que pidió no ser citado, “Duque no dijo nada. Tiene que hacer revolcón”, en la misma línea de este congresista uribista:

Al final, con la alocución Duque deja el mensaje de que no se siente contra las cuerdas. 

Hoy, cuando están citados nuevos cacerolazos en las ciudades; los próximos días, cuando el Congreso empiece a discutir su reforma tributaria; y las semanas siguientes, cuando aparezcan nuevas encuestas y haya reacciones a decisiones presidenciales como el usual recambio decembrino de la cúpula militar o la definición su terna a Fiscal, se sabrá hasta dónde mantiene ese mensaje y qué tanto le sirve para sacar al país de la incertidumbre y la zozobra.

Comentarios (37)

Angel Triste

22 de Noviembre

0 Seguidores

Duque está pasmado.
::
"Pasmado":
- "Díc. de la persona atont...+ ver más

Duque está pasmado.
::
"Pasmado":
- "Díc. de la persona atontada, absorta o distraída."
- "[persona] Que está embobado, no se entera de lo que ocurre o de lo que se dice."
- "Que está atontado, sin comprender o sin saber qué hacer."

cristorres

22 de Noviembre

0 Seguidores

Opino lo mismo. No creo que actué tan mal intencionalmente. Lo veo y parece e...+ ver más

Opino lo mismo. No creo que actué tan mal intencionalmente. Lo veo y parece en shock. Yo creo que el hombre imaginaba que su presidencia iba a ser muy distinta. Ahora está entre declararse un inepto o incumplirle a sus patrocinadores. Duque no tiene con qué mantener una presidencia y Uribe no tiene con qué montar un buen presidente.

Mauricio Rodriguez

22 de Noviembre

0 Seguidores

Creo que en Uribe esta la misma salvación de Duque. La desaprobación de Urib...+ ver más

Creo que en Uribe esta la misma salvación de Duque. La desaprobación de Uribe y sus politicas llegaron a niveles insostenibles. Si por el bien del país Uribe renunciará y se alejara de la politica, por muy inexperto, inepto o pasmado que sea Duque, esa seria la unica forma para salvar su administracion y ahi si el tipo escucharia los gritos de todos los sectores que se manifestaron ayer.

harriarq

22 de Noviembre

0 Seguidores

Duque expreso en su discurso lo necesario, no se aprueba la violencia y el van...+ ver más

Duque expreso en su discurso lo necesario, no se aprueba la violencia y el vandalismo, se felicita a los manifestantes en la marcha pacifica y el gobierno escucho sus voces.
La contraparte Centrales Obreras no siguen con el Paro porque no tienen mucho que negociar, los estudiantes deberán afinar el discurso con argumentos reales y los demás solo desfilaron en comparsa y con slogans... solo humo

Elgatodeschrodinger

22 de Noviembre

0 Seguidores

En el calculo mas optimista(yerba de por medio) salio 1 millon y medio, por petro votaron 3, asi que estamos en un escenario diferente porque los que perdieron la elección no le gustan las politicas que no se han implementado porque dejaron un congreso dividido y una corte santista,ayer los sindicatos y estudiantes salieron y los que podemos dejar de salir(independientes e informales)evitamos caos

En el calculo mas optimista(yerba de por medio) salio 1 millon y medio, por petro votaron 3, asi que estamos en un escenario diferente porque los que perdieron la elección no le gustan las politicas que no se han implementado porque dejaron un congreso dividido y una corte santista,ayer los sindicatos y estudiantes salieron y los que podemos dejar de salir(independientes e informales)evitamos caos

Henry Castro Gerardino

22 de Noviembre

140 Seguidores

Me alegra volverlo a leer. Es aguda su observación. En Ciudad Bolívar no tie...+ ver más

Me alegra volverlo a leer. Es aguda su observación. En Ciudad Bolívar no tienen cacerolas? O entienden que los marchantes no los representan? Hay temas fuertes como reducir el salario a los congresistas. Es populista pero atrae. Cuando Uribe quiso congelarles el salario 4años, perdió. Impulsar los programas con los desarmados. Concertar con los indígenas para entrar y hacer la guerra a los narcos

LIBELULA

22 de Noviembre

0 Seguidores

Angel Triste , duque no esta pasmado ni atontado......Duque, con esta marcha, ...+ ver más

Angel Triste , duque no esta pasmado ni atontado......Duque, con esta marcha, les midió el pulso electoral a sus opositores.....no salieron a marchar en todo el país un mlllón de personas, lo que claramente indica que no se acercaron a los más de 7 millones de Colombianos que lo eligieron....no solo Duque gano....ganaron también las fuerzas públicas....que pudieron neutralizar a los destructoras

Ctrl Alt Del

22 de Noviembre

0 Seguidores

La tragedia de Duque es enorme. Primero, debe responder por asuntos fuera de s...+ ver más

La tragedia de Duque es enorme. Primero, debe responder por asuntos fuera de su control, como gerente que reporta a una junta directiva (CeDe) y a su "presidente eterno" e implacable. Segundo, debe pagar facturas y cheques chimbos expedidos durante 17 años y, tercero, le cobran también los pecados de su padrino-jefe. (Y ningún gerente puede negarse a pagar cuentas causadas por predecesores.¿O sí?)

Ctrl Alt Del

22 de Noviembre

0 Seguidores

Mintrabajo dice que Duque no está de acuerdo con Minhacienda. Pero no puede c...+ ver más

Mintrabajo dice que Duque no está de acuerdo con Minhacienda. Pero no puede confrontarlo, ni a Mindefensa, pues esos y otros son del "presidente eterno", pero Duque responde por ellos. Duque tampoco controla la voracidad desmedida de Sarmiento, Anif y otros "grandes contribuyentes", pero no puede contradecirlos abiertamente. Y ¡Duque todavía era pipiolo cuando los falsos positivos! ¡Pobre hombre!

Andres Felipe Garcia Rovira

22 de Noviembre

2 Seguidores

Por teoría de conjuntos los que hicieron el cacerolazo, no es muy difícil qu...+ ver más

Por teoría de conjuntos los que hicieron el cacerolazo, no es muy difícil que hayan marchado, lo que no implica más personas al número original, los vándalos son de la protesta, lo que implica que no abandonaron la violencia como forma de expresión, que fue lo que se dijo. Las marchas perdieron cuando llegó la violencia, el transporte público que sirve a quienes no tienen se afectó, eso también ve

Angel Triste

22 de Noviembre

0 Seguidores

"Las marchas perdieron cuando llegó la violencia". Calcule ud, gato, la proba...+ ver más

"Las marchas perdieron cuando llegó la violencia". Calcule ud, gato, la probabilidad de que la violencia llegara de la mano de los interesados en que las marchas perdieran.
Pero, ¿perdieron? ¿Por qué será que los criminales del ejército -institución con férrea estructura piramidal- son "manzanas podridas" ajenas a la institución mientras que los vándalos de una marcha -improvisada- SON la marcha?

Elgatodeschrodinger

22 de Noviembre

0 Seguidores

Angel su problema es que sobrestima las reacciones, porque no hubo cacerolazos en manrique, ciudad bolivar o aguablanca, porque esta es una protesta de clases medias, empleados publicos, estudiantes y gente que se abroga el derecho de hablar por los pobres, que solicitaron para ellos? cosas como el acuerdo de paz, las pensiones y aspectos que para alguien que hoy debe trabajar para comer son eter

Angel su problema es que sobrestima las reacciones, porque no hubo cacerolazos en manrique, ciudad bolivar o aguablanca, porque esta es una protesta de clases medias, empleados publicos, estudiantes y gente que se abroga el derecho de hablar por los pobres, que solicitaron para ellos? cosas como el acuerdo de paz, las pensiones y aspectos que para alguien que hoy debe trabajar para comer son eter

Angel Triste

22 de Noviembre

0 Seguidores

Sobrestimaciones:
- "Van a destruir la economía"
- "Van a destruir ...+ ver más

Sobrestimaciones:
- "Van a destruir la economía"
- "Van a destruir el país"
- "Perdieron cuando llegó la violencia"
- "Entregó el país a lafar"
- "El acuerdo de paz es pro-gay"
- "Las pensiones son eter" (¿?)
- "Esos muchachos merecían morir"
- "El Patriota" patrullando Medallo.
- "Marcharon 130.000 de 48M"
Pero tiene ud razón, profe gato, cuando marchen los pobres, mejor nos escondemos.

cristorres

22 de Noviembre

0 Seguidores

El número original es suficiente grande. El cacerolazo demuestra la homogenei...+ ver más

El número original es suficiente grande. El cacerolazo demuestra la homogeneidad de los manifestantes. Barrios como Rosales, Laureles y el Poblado haciendo cacerolazo muestran que la inconformidad no distingue grupos sociales. Y ya que estamos tan numéricos pensemos en la cantidad de violentos frente a todos los que salieron: porcentaje ínfimo.

Nosferatu

22 de Noviembre

0 Seguidores

Duque vive en un mundo paralelo, pareciera que estuviera "jugando" a ser presi...+ ver más

Duque vive en un mundo paralelo, pareciera que estuviera "jugando" a ser presidente

Jorge Enrique Gómez Pardo

22 de Noviembre

0 Seguidores

1/3 Muy buen artículo. Sin embargo, creo que los mensajes que envió ayer Duq...+ ver más

1/3 Muy buen artículo. Sin embargo, creo que los mensajes que envió ayer Duque fueros los correctos: firmeza y diálogo social. No hay otra forma de garantizar la continuidad de las instituciones de democracia constitucional en estas marchas amorfas. Lo contrario sería enviar un mensaje incorrecto al populismo violento que quiere aprovechar el desorden para sacar réditos políticos.

Jorge Enrique Gómez Pardo

22 de Noviembre

0 Seguidores

2/3 Por lo demás, Macron lo que hizo fue precisamente fue profundizar el diá...+ ver más

2/3 Por lo demás, Macron lo que hizo fue precisamente fue profundizar el diálogo con la ciudanía (él quería ser un Presidente bastante alejado de las masas pero le tocó bajarse de ahí), lo cual deslegitimó a los chalecos amarillos y la permitido crecer en las encuestas.

Jorge Enrique Gómez Pardo

22 de Noviembre

0 Seguidores

3/3 La verdad es que para los líderes moderados como Duque, Macrón o Piñeir...+ ver más

3/3 La verdad es que para los líderes moderados como Duque, Macrón o Piñeira es cada vez más difícil gobernar. Es mucho más fácil explotar las emociones de un sector para solidificar una base. Ojalá Duque no ceda al chantaje de los violentos.

AlvaroH

22 de Noviembre

0 Seguidores

Duque no está cediendo tampoco a la conversación con los no violentos. Quier...+ ver más

Duque no está cediendo tampoco a la conversación con los no violentos. Quiere un diálogo social pero para hacer lo que quieren los uribistas, los gremios y la OCDE, no para escuchar los problemas y quejas que tiene la gente contra su gobierno y en general con el estado actual de las cosas.

Carlos A. Velásquez R

22 de Noviembre

258 Seguidores

Muy buen análisis de la situación en que se metió el presidente Duque, en ...+ ver más

Muy buen análisis de la situación en que se metió el presidente Duque, en últimas por su NO-conexión con las realidades más sentidas del país. La legitimidad de origen (elección presidencial) quedó sepultada con el ejercicio del cargo. Los vientos que ha sembrado Uribe y sus más cercanos seguidores, se le convirtieron en tempestad. Y lo peor es que no parece haberse enterado. Que sigue???

LIBELULA

22 de Noviembre

0 Seguidores

contra las cuerdas?....si esta marcha al menos se hubiera aproximado al numero...+ ver más

contra las cuerdas?....si esta marcha al menos se hubiera aproximado al numero de votantes que lo eligieron, se podría decir con certeza que su gobierno esta contra las cuerdas.. la prueba contundente....no asistieron a esta marcha, en todo el territorio nacional, más de un millón de personas

AlvaroH

22 de Noviembre

0 Seguidores

Eso es una falacia, porque la asistencia a una votación nunca será la misma ...+ ver más

Eso es una falacia, porque la asistencia a una votación nunca será la misma que a una marcha. Es una lectura muy ignorante, tanto de la historia mundial como de la nacional. El gobierno es impopular hasta entre los uribistas que conozco, así que no crea que las cosas son color de rosa. Si usted desprecia la marcha, Duque y sus amigos seguirán metiendo la pata.

DiArArMa

22 de Noviembre

0 Seguidores

Si bien al presidente le faltó un mensaje más claro en su alocución preside...+ ver más

Si bien al presidente le faltó un mensaje más claro en su alocución presidencial. Si esperaba mucha más gente por la convocatoria y la masiva cadena de gente pidiendo marchar. Pueden convocar más marcchas, pero si se van a volver más violentas, como lo que está pasando en Bogotá y en Cali, esta vaina volverá a ser lo mismo y todo se deslegitima. El cacerolazo continuo puede ser una alternativa.

AlvaroH

22 de Noviembre

0 Seguidores

Lo que pasa es que quien tiene menos legitimidad, hoy por hoy, es Duque. Insis...+ ver más

Lo que pasa es que quien tiene menos legitimidad, hoy por hoy, es Duque. Insisto, hasta los uribistas lo ven con malos ojos. Ayer yo esperaba una invitación seria y concreta al diálogo en su discurso, pero simplemente se quedó en frases genéricas y sin detalles. Así la gente no se siente escuchada por él.

Henry Castro Gerardino

22 de Noviembre

140 Seguidores

Duque debe sintonizarse con la gente. Acabar la paridad en los ministerios. Es...+ ver más

Duque debe sintonizarse con la gente. Acabar la paridad en los ministerios. Eso no se lo entendieron y menos con profesionales tan anodinos e ineptos. Pida candidatos a los partidos. Debe autorizar cuotas a los senadores. Eliminar la mermelada no se la entendieron. La gente quiere volver a lo anterior. La marcha ganó y el vandalismo también, pero eso viene de hace más de 50 años. Son profesionale

Nosferatu

22 de Noviembre

0 Seguidores

de que hablas viejo? la mermelada se ha repartido o es que la vivian morales, ...+ ver más

de que hablas viejo? la mermelada se ha repartido o es que la vivian morales, la lambona de blum y el godo de ordoñez que son? hay muchas formas de repartir mermelada, que usted este ciego y no lo quiera ver es un cuento a parte

Elgatodeschrodinger

23 de Noviembre

0 Seguidores

Usted no entiende que la mermelada es dinero publico entregado para comprar voluntades cierto?, vivian morales no es congresista, ni ordoñez o Blum, ni tienen que ver con congresistas no se gana un voto con ellos, cuando uno utiliza un termino por lo menos tiene que documentarse para no quedar como ignorante, lea de regalias y ministro echeverry, asi la proxima vez no utilizara palabras inutilment

Usted no entiende que la mermelada es dinero publico entregado para comprar voluntades cierto?, vivian morales no es congresista, ni ordoñez o Blum, ni tienen que ver con congresistas no se gana un voto con ellos, cuando uno utiliza un termino por lo menos tiene que documentarse para no quedar como ignorante, lea de regalias y ministro echeverry, asi la proxima vez no utilizara palabras inutilment

Nosferatu

23 de Noviembre

0 Seguidores

y es que vivian morales, ordoñez o blum no devengan salarios? trabajan de car...+ ver más

y es que vivian morales, ordoñez o blum no devengan salarios? trabajan de caridad? no sea ridiculo. Todavía tratandome de ignorante jaja tras de ladrón, bufón... el poner en cargos públicos a personas, no por su trayectoria sino por motivos políticos es otra forma de comprar voluntades y pagar favores.

Juan David Gonzalez

23 de Noviembre

0 Seguidores

Es obvio que no es un ignorante, diría que es alguien sin logica o manejo de ...+ ver más

Es obvio que no es un ignorante, diría que es alguien sin logica o manejo de matematicas básicas, la mermelada es una transacción casi soborno donde a un politico opositor o no alineado o amigo, se le da recurso para que apoye los proyectos del gobierno, si Vivian Morales no puede traer su parte de la transacción, Ordoñez o Blum, donde esta el soborno?, el deseo no implica pensar, hay que leer mas

Henry Castro Gerardino

22 de Noviembre

140 Seguidores

Los vándalos no están obligados a respetar la ley ni los derechos humanos. E...+ ver más

Los vándalos no están obligados a respetar la ley ni los derechos humanos. El gobierno si. Es una situación desventajosa. Si convoca a los organizadores, les daría argumentos para nuevos paros en enero del 2020, cuando se inicie con el nuevo salario mínimo. Debe invitarlos pero por separado, en mesas distintas y permitiendo que el público conozca el desarrollo de esos encuentros. No tienen agenda

Lupita Gómez

22 de Noviembre

1 Seguidores

El gobierno NO está "OBLIGADO" a respetar la ley y los derechos humanos. Se s...+ ver más

El gobierno NO está "OBLIGADO" a respetar la ley y los derechos humanos. Se supone que ella y ellos son su esencia, su vocación y los principios rectores de su voluntad.
Si en algún momento los gobernantes o los gobernados perciben esos principios como cargas, estorbos o "situación desventajosa" es porque la esencia se ha corrompido y la vocación se ha pervertido.
¡Cuánto daño ha hecho Uribe!

yqhacemos

23 de Noviembre

0 Seguidores

como en cuatrocientos caracteres que me deja este espacio puedo colocar mi opi...+ ver más

como en cuatrocientos caracteres que me deja este espacio puedo colocar mi opinión? y hacemos? si no empezar. Cojo bus, pido favores, el dinero no me alcanza y protejo mi familia, ni en contra de duque, ni a favor de la izquierda, pero me dan nauseas horribles, la frustración de no poder hacer mayor cosa, empezemos, Nuestro presidente Duque no dio respuestas contundentes, (sigo en otro espacio)

yqhacemos

23 de Noviembre

0 Seguidores

se enfocó en hablar de los actos vandálicos y como su gobierno no los iba a ...+ ver más

se enfocó en hablar de los actos vandálicos y como su gobierno no los iba a permitir, eso fue lo que quedo en mi mente, como sus palabras sean tan preparadas, que me quedo ese mensaje en mi subconsiente, y claro eso es lo que espero del estado. Tengo la oportunidad de compartir con personas que en nuestra sociedad son marcadas como vandalos, y no es que ellos lo elijan, les toco a la mayoria ser.

yqhacemos

23 de Noviembre

0 Seguidores

se enfocó en hablar de los actos vandálicos y como su gobierno no los iba a ...+ ver más

se enfocó en hablar de los actos vandálicos y como su gobierno no los iba a permitir, eso fue lo que quedo en mi mente, como sus palabras sean tan preparadas, que me quedo ese mensaje en mi subconsiente, y claro eso es lo que espero del estado. Tengo la oportunidad de compartir con personas que en nuestra sociedad son marcadas como vandalos, y no es que ellos lo elijan, les toco a la mayoria ser.

Gavi Jraya

24 de Noviembre

0 Seguidores

era de esperarse la alocucion solo se refiere y a priori a los violentos para ...+ ver más

era de esperarse la alocucion solo se refiere y a priori a los violentos para repetir su ardid "de que me hablas viejo" haciendo caso omiso a las causas q generaron la marcha y como responder a las verdaderas razones del paro

edgar montenegro

28 de Noviembre

558 Seguidores

El N21 por su volumen nos rebasó a [email protected] Al Gobierno por supuesto, pero a lo...+ ver más

El N21 por su volumen nos rebasó a [email protected] Al Gobierno por supuesto, pero a los mismos convocantes, Centrales Sindicales, Partidos y Movimientos. En la cúspide, todas las banderas, Paz, Victimas, Mujeres, Indígenas, Comunidades Negras, Ambientalistas, Animalistas, Comunales, en la calle el Movimiento Estudiantil, una Generación que se comunica por NTICs y pone el ritmo continental. Reto para [email protected]

edgar montenegro

28 de Noviembre

558 Seguidores

La respuesta al Paro con mentiras y crímenes. El Foro de Sao Paulo conspirado...+ ver más

La respuesta al Paro con mentiras y crímenes. El Foro de Sao Paulo conspirador y el ataque policial el N22 a una Plaza plena de música y alegría en la tarde indignó al Movimiento. Los montajes policiales esa noche para sembrar miedo contra "los vándalos" en Estaciones de Transmilleno y conjuntos cerrados, contestados con cacerolazos lanzan el N23 y N24. Otro crimen del ESMAD N25 y N26. Y sigue.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia