Solapas principales

José Germán Zarama de la Espriella

Consejero del SENA, periodista y ejecutivo gremial

Estudios de Derecho (U. de Nariño), con formación en Alta Gerencia en: Universidad Javeriana de Bogotá; programa JUSE (Union of Japanese Scientists and Engineers)-Corporación Calidad, Formación de Facilitadores de CGT; y Management of the 21st Century (San Diego State University, California). Autor de libros de interés histórico (como: 'La Conspiración del Rayo' - http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1214715 -; 'Yo puse a bailar al ballet azul' - https://www.amazon.co.uk/YO-PUSE-BAILAR-BALLET-AZUL/dp/B003B0LYKQ). Desde el año 2000 es Consejero Nacional del SENA y miembro, en representación de los gremios directivos SENA, de la Comisión Nacional de Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Competitividad. Ha sido columnista de CARTA FINANCIERA (ANIF) y es columnista del diario EL NUEVO DÍA.

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

¿Adiós a los católicos del Sena?

Apreciamos el papel de la Iglesia Católica en el Sena aunque entendamos las consideraciones históricas para preservar al Estado laico. Si el dilema de mantener a un fundador legítimo e intachable o defender la naturaleza laica de nuestra constitución se pudiera resolver jurídicamente estaríamos muy satisfechos.

Columna

828

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Yuliana en las fauces del lobo estepario

El mayor horror, por el asesinato de Yuliana Samboni, está en la evidente demencia, el sinsentido de lo que ha hecho un ciudadano de condición social privilegiada. Es el temor de que Rafael -Harry, el protagonista del Lobo Estepario-  pueda ser nuestro vecino o habitar en nosotros mismos, como presentía Hermann Hesse. 

Columna

1211

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Adiós a San Isidro, los cucaracheros, las chinas y el tamal con chocolate

A los pies del cerro de Monserrate floreció, hasta bien entrado el siglo XVI, la cultura muisca. Desde la misma llegada de los españoles, hubo una transformación hacia la sociedad que somos, una sociedad hispanoamericana con curiosas herencias culturales de otras latitudes. Este sincretismo cultural también está a punto de desaparecer por decisión legal.    

Columna

184

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Trump y el aleccionador legado de los ‘caudillos’

La llegada al poder de un caudillo como Trump era tan previsible que desde hace años fue planteada por 'Los Simpson'. Y es que quizás desde mucho antes, cuando ascendió Nixon al poder, hace casi cincuenta años, la sociedad había empezado a convencerse de la corrupción de su clase política. Sin embargo, desde el Watergate de Nixon, la política no recibía tratamientos asépticos. 

Columna

194

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Tres victorias pírricas de 2016

En Gran Bretaña, Colombia y Venezuela, la fiera proselitista amenazada se defendió empleando sus últimos efectivos democráticos, para liquidar a sus enemigos.  Pero no han terminado de festejar este pírrico triunfo, cuando ya se dan cuenta de que han sufrido bajas irreparables, al deslegitimar el proceso. Tres ganadores políticos son ahora tres heridos de muerte.  

Columna

268

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Diez años de historia nacional para llegar al NO

Yo, que voté por el sí, convencido, después de leer el ‘libraco’ de la paz y escuchar muy diferentes opiniones, considero alentadores estos resultados. Cierto que llegué a ilusionarme, como producto de las encuestas y ayer sufrí cierto shock, con el resultado. Pero hoy, con tranquilidad, repaso la película de diez años del plebiscito y me siento muy optimista.   

Columna

181

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Reseña de los antagonistas íntimos del plebiscito

Las vidas de los reconocidos antagonistas del plebiscito, presentan una dualidad, como de universos paralelos. También paralelas a esas vidas van nuestras vidas, con nuestro respectivo otro-yo, tantas veces contradictorio. Entre uno y otro yo tendremos que decidir ya, pero en todo caso votar. Es la ética de la democracia y del Estado de Derecho. 

Columna

181

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La corriente que se llevó a los desplazados del Bronx

Tras el aguacero del jueves, es urgente redimir a los más pobres de Bogotá. Es una prioridad en la cual hará falta mucho liderazgo político. Es necesario que desde los barrios más cómodos, más seguros y bonitos de Bogotá, nos involucremos de alguna manera en la solución. La pregunta es: ¿tendrá Peñalosa y su equipo el liderazgo y la sensatez requerida para semejante desafío?

Columna

419

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La jauría que persigue a caperucita Parody

El lobo de Caperucita Roja ha exacerbado la paranoia de los aldeanos con unos falsos cuentos. La heroína es ahora la mala del cuento y la furia desatada, que se expresa con pancartas crueles e injuriosas, recuerda  los más tristes episodios de la historia de Colombia, aquellos que sembraron la violencia. Pero hay aldeanos que saben distinguir.   

Columna

688

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Momentos de incertidumbre en etapa final

Mientras todos forzamos nuestras neuronas tratando de adivinar si el gato de Schrödinger (proceso de paz) está vivo o muerto al abrir la caja de la registraduría, pocos nos preocupamos por la claridad de nuestra conciencia.  Al terminar este cuartil de año podremos entonces reflexionar en lo fundamental: forjar una sociedad incluyente, sin privilegios.

Columna

223

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Harvey, Irma, José y el diluvio universal

Coincide la visita del Papa Francisco, de tanto interés para la paz, con mensajes sobre el respeto que debemos a la priviligeada naturaleza de nuestro país. Y el respeto a la ecología, nos recuerda nuestro destino común como especie humana. Si nos solidarizamos, aquí y en todo el mundo, resistiremos la amenaza global de demonios desatados por el irrespeto a 'la creación'.

Columna

608

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Momentos de incertidumbre en etapa final

Mientras todos forzamos nuestras neuronas tratando de adivinar si el gato de Schrödinger (proceso de paz) está vivo o muerto al abrir la caja de la registraduría, pocos nos preocupamos por la claridad de nuestra conciencia.  Al terminar este cuartil de año podremos entonces reflexionar en lo fundamental: forjar una sociedad incluyente, sin privilegios.

Columna

223

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Mocoa la otra Colombia que agoniza

La tragedia de Mocoa es un recorderis doloroso de las razones por las cuales nuestra sociedad se expone a una destrucción creciente. Hay causas históricas, políticas, económicas y técnicas, que han llevado a muchos compatriotas a fundar ciudades amenazadas de muerte. Quizás las propuestas de expertos urbanísticos y ambientalistas sean tenidas en cuenta en adelante.  

Columna

220

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La terrible predicción apocalíptica del profesor Rothman

Daniel Rothman, PhD del Massachusetts Institute of Technology, acaba de advertirnos que los días de la humanidad podrían estar contados. Podría ser. Pero, si no sucumbimos a la paranoia y desempoderamos a ciertos falsos profetas de nacionalismos, petroleros o nucleares, en Caracas, Washington o Pionyang, tendremos mayores oportunidades de supervivencia mundial.

Columna

1114

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La jauría que persigue a caperucita Parody

El lobo de Caperucita Roja ha exacerbado la paranoia de los aldeanos con unos falsos cuentos. La heroína es ahora la mala del cuento y la furia desatada, que se expresa con pancartas crueles e injuriosas, recuerda  los más tristes episodios de la historia de Colombia, aquellos que sembraron la violencia. Pero hay aldeanos que saben distinguir.   

Columna

688

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

La caída del irónico marxismo bolivariano

Cuánta sangre más va a correr por cuenta del brutal régimen 'chavizta' en el país vecino. No sabemos cuánta hambre más deberán aguantar los venezolanos por imposición de un fracasado modelo económico y un cínico régimen político. Lo único que sabemos es que la economía de Colombia y sus ilusiones de paz dependen demasiado de lo que pase en Venezuela de aquí a 2019.

Columna

439

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Amenazas desde Barcelona y Madrid tocan a Colombia

Que nos perdonen los españoles por meternos en su alcoba, pero es que el asunto del divorcio de Cataluña puede afectar no solo a la familia ibérica, sino a la comunidad mundial. Temblaría en Londres y Glasgow, pero hasta en ciudades colombianas -como Pasto, Medellín y Barranquilla- puede haber repercusiones de este fracaso conyugal. 

Columna

2643

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La corriente que se llevó a los desplazados del Bronx

Tras el aguacero del jueves, es urgente redimir a los más pobres de Bogotá. Es una prioridad en la cual hará falta mucho liderazgo político. Es necesario que desde los barrios más cómodos, más seguros y bonitos de Bogotá, nos involucremos de alguna manera en la solución. La pregunta es: ¿tendrá Peñalosa y su equipo el liderazgo y la sensatez requerida para semejante desafío?

Columna

419

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Los daños del chavismo a Colombia

En los 18 años del experimento socialista bolivariano los venezolanos pasaron de ser el refugio de los colombianos a convertirse en una peligrosa Caldera del Diablo. En estos mismos años que el régimen destruyó su propio bienestar y relativa paz social, ha propiciado la muerte y el empobrecimiento de ciudadanos colombianos.

Columna

1242

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Cataluña y la autodeterminación de los pueblos

En Colombia, España y el mundo, se ha reconocido el talento catalán, de diversas maneras. Pero parecería que aquellos que promueven la ‘independencia’ de Cataluña, o son miopes en términos económicos, o son resentidos de una dictadura que ya no existe, o son unos ‘nadie’ en su autoestima. También pueden ser gente buena o unos corruptos políticos. 

Columna

416

0