Solapas principales

José Germán Zarama de la Espriella

Consejero del SENA, periodista y ejecutivo gremial

Estudios de Derecho (U. de Nariño), con formación en Alta Gerencia en: Universidad Javeriana de Bogotá; programa JUSE (Union of Japanese Scientists and Engineers)-Corporación Calidad, Formación de Facilitadores de CGT; y Management of the 21st Century (San Diego State University, California). Autor de libros de interés histórico (como: 'La Conspiración del Rayo' - http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1214715 -; 'Yo puse a bailar al ballet azul' - https://www.amazon.co.uk/YO-PUSE-BAILAR-BALLET-AZUL/dp/B003B0LYKQ). Desde el año 2000 es Consejero Nacional del SENA y miembro, en representación de los gremios directivos SENA, de la Comisión Nacional de Proyectos de Desarrollo Tecnológico. Es Director del Periódico CORREO Gremial (circula con PORTAFOLIO) y columnista del diario EL NUEVO DÍA. Ha sido columnista de CARTA FINANCIERA (ANIF).

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Preocupación nacional ante la contaminación ambiental

La ya no tan inusual contaminación del aire de Medellín, es una advertencia clara para todas las ciudades colombianas. De continuar la tendencia creciente de factores de contaminación registrada, la ciudad será sencillamente invivible. Hoy, a diferencia de ayer, la comunidad muestra su preocupación y opina sobre estos temas , como acaba de ocurrir en Cajamarca (Tolima).  

Columna

259

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Revocatoria de Peñalosa la mejor promoción política

El movimiento político, nada casual, que busca revocar a Peñalosa, es otra muestra de la democracia de la posverdad, que agobia al mundo de hoy. Pero las posverdades solo pueden aspirar a ganar batallas más no guerras. La revocatoria en sí es bastante incierta y puede proyectar a Peñalosa como un fuerte candidato presidencial para 2022. 

Columna

579

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

ELN y Cartagena: los desterrados del paraíso

Bolívar, departamento bastión del ELN, presenta los mayores contrastes de desarrollo con su ciudad capital. Pero Cartagena en sí misma, mitad deslumbrante y mitad paupérrima, es toda una contradicción social. Ha habido avances en los últimos años, pero aún es una de las ciudades más inequitativas de Colombia. Es importante perseverar en la inversión cultural.    

Columna

116

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Vargas Lleras víctima de sus cambios radicales

Vargas Lleras no construyó a Cambio Radical, pero si llegó para encaminarlo en la ruta de la Presidencia de Colombia. Desde hace más de diez años, Vargas y Cambio Radical son uno solo en el imaginario colectivo. Vargas es su conductor,  pero hoy, aquejado por el hedor de su vehículo, amenaza con abandonarlo a medio camino de su destino. ¿Pero cuál destino?    

Columna

208

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Plan para demoler un establecimiento corrupto

Si la indignación es deseable como iniciadora de cambios históricos, bienvenida sea la indignación. El plebiscito y Odebrecht,  han llevado a un desprestigio de la clase política, a la rebelión contra un establecimiento basado en mentiras y corrupción. Tenemos que hacer algo, como en Moscú o Nueva Delhi se hizo en su momento, para acabar con un orden oprobioso...¿pero qué? 

Columna

184

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

De la corrupción a la indignación

Tras años de denuncias de corrupción entre sectores políticos enfrentados y también por serio periodismo investigativo, se rebosó la copa. En medios sociales y en medios masivos de comuinicación, se percibe una gran indignación contra todo el sistema. El tema trasciende a nivel internacional (caso Trump) y en Colombia puede ser esperanzador o fatal.     

Columna

517

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Trump hijo de Putin o aliado de la intelligentsia rusa

Todo indica que la relación entre Trump y Vladimir Putin no es nada casual. Putin está empeñado desde hace años en hacer a Rusia grande de nuevo. IrónicamenteTrump parece el aprendiz de este 'reality'. Mientras el presidente americano deberá concentrarse en manejar una fuerte oposición interna, los rusos dictarán cartilla sobre el nuevo orden internacional.  

Columna

131

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Plan para demoler un establecimiento corrupto

Si la indignación es deseable como iniciadora de cambios históricos, bienvenida sea la indignación. El plebiscito y Odebrecht,  han llevado a un desprestigio de la clase política, a la rebelión contra un establecimiento basado en mentiras y corrupción. Tenemos que hacer algo, como en Moscú o Nueva Delhi se hizo en su momento, para acabar con un orden oprobioso...¿pero qué? 

Columna

184

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Diez años de historia nacional para llegar al NO

Yo, que voté por el sí, convencido, después de leer el ‘libraco’ de la paz y escuchar muy diferentes opiniones, considero alentadores estos resultados. Cierto que llegué a ilusionarme, como producto de las encuestas y ayer sufrí cierto shock, con el resultado. Pero hoy, con tranquilidad, repaso la película de diez años del plebiscito y me siento muy optimista.   

Columna

181

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Vargas Lleras víctima de sus cambios radicales

Vargas Lleras no construyó a Cambio Radical, pero si llegó para encaminarlo en la ruta de la Presidencia de Colombia. Desde hace más de diez años, Vargas y Cambio Radical son uno solo en el imaginario colectivo. Vargas es su conductor,  pero hoy, aquejado por el hedor de su vehículo, amenaza con abandonarlo a medio camino de su destino. ¿Pero cuál destino?    

Columna

208

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Los cambios en Colombia y el pastorcito mentiroso

Aquí y en Gran Bretaña se ha demostrado que los medios masivos de comunicación ya no determinan la opinión de la sociedad, a diferencia de épocas pasadas. La influencia de los ‘medios sociales’, desgraciadamente tan manipulables, define en estos tiempos las decisiones sociales. Afortunadamente, ahora 'los pastorcitos mentirosos' son más fácilmente detectables. 

Columna

152

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

ELN y Cartagena: los desterrados del paraíso

Bolívar, departamento bastión del ELN, presenta los mayores contrastes de desarrollo con su ciudad capital. Pero Cartagena en sí misma, mitad deslumbrante y mitad paupérrima, es toda una contradicción social. Ha habido avances en los últimos años, pero aún es una de las ciudades más inequitativas de Colombia. Es importante perseverar en la inversión cultural.    

Columna

116

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Tres victorias pírricas de 2016

En Gran Bretaña, Colombia y Venezuela, la fiera proselitista amenazada se defendió empleando sus últimos efectivos democráticos, para liquidar a sus enemigos.  Pero no han terminado de festejar este pírrico triunfo, cuando ya se dan cuenta de que han sufrido bajas irreparables, al deslegitimar el proceso. Tres ganadores políticos son ahora tres heridos de muerte.  

Columna

266

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Revocatoria de Peñalosa la mejor promoción política

El movimiento político, nada casual, que busca revocar a Peñalosa, es otra muestra de la democracia de la posverdad, que agobia al mundo de hoy. Pero las posverdades solo pueden aspirar a ganar batallas más no guerras. La revocatoria en sí es bastante incierta y puede proyectar a Peñalosa como un fuerte candidato presidencial para 2022. 

Columna

579

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Cúcuta y la caída de los muros, murallas y cierres fronterizos

A través de la historia diferentes sociedades han decidido protegerse mediante murallas físicas, económicas o ideológicas. Todas buscaban proteger privilegios o estilos de vida y todas, al final, han caído. Las barreras fronterizas con Venezuela empezaron a caer este domingo. Irónicamente mientras tanto, los camioneros colombianos pretenden también amurallarse. 

Columna

177

0