Solapas principales

Daniela Carvajalino Tobon

Directora Social TECHO Colombia

Daniela Carvajalino es Directora Social de la organización de la sociedad civil latinoamericana - TECHO en Colombia, siendo la máxima responsable del desarrollo del modelo de intervenciòn social en el país, y la promoción de la conciencia y acción social desde el programa de voluntariado institucional. Ella es economista con énfasis institucional de la Universidad Externado de Colombia, con un enfoque profesional en métodos de análisis demográfico, permitiéndole desarrollar una visión integral de los fenómenos sociales y el contexto social y económico de la población. Daniela inició su trabajo con comunidades vulnerables en el 2010, desarrollando hasta la actualidad, un trabajo permanente con población en situación de pobreza en latinoamèrica, a partir de un enfoque en desarrollo comunitario. Desde el 2012 hasta el 2015 fue Directora para Latinoamérica y El Caribe de Detección y Asignación en TECHO Internacional, como responsable de la investigación y caracterización de la vulnerabilidad habitacional en los asentamientos informales en el continente. Actualmente Daniela es integrante de la Comisión Coordinadora del Sistema Nacional de Voluntariado en Colombia, trabajando en los desafíos de los asentamiento informales en la construcción de ciudades equitativas e incluyentes, y el fortalecimiento de los esfuerzos voluntarios como una herramienta para la inclusión social y la reconstrucción de tejido social en Colombia.

Daniela Carvajalino Tobon en la Red Social

Hagámonos cargo del NO

La paz no puede convertirse en herramienta de confrontación entre coaliciones, argumentos reduccionistas o discusiones ideológicas. Si la paz tiene nombre o rostro, sería el de sus víctimas y de todo el pueblo colombiano, no de legisladores o mandatarios.

Columna

1481

1

Daniela Carvajalino Tobon en la Red Social

Hagámonos cargo del NO

La paz no puede convertirse en herramienta de confrontación entre coaliciones, argumentos reduccionistas o discusiones ideológicas. Si la paz tiene nombre o rostro, sería el de sus víctimas y de todo el pueblo colombiano, no de legisladores o mandatarios.

Columna

1481

1