Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

Alan Jara

Gobernador del Meta

Es Ingeniero de la Universidad de Kiev (Ucrania) y Magister en Ciencias de la Ingeniería de la misma universidad. Domina el inglés y el ruso, condición que le permitió crear una escuela de idiomas en medio de la selva cuando sufrió un secuestro de siete años y siete meses a manos de las Farc. Sus alumnos: los otros secuestrados. Alan, como le dice toda la gente en el Meta, ha sido protagonista del desarrollo de su departamento con un enfoque social, desde la Alcaldía de Villavicencio y luego como Gobernador del Meta en tres oportunidades, dos de ellas por elección popular. Son ejecutorias suyas la gratuidad educativa, los créditos beca para realizar estudios universitarios a bachilleres pobres, la financiación de maestrías y doctorados a jóvenes profesionales, la construcción de escuelas y colegios, el permanente apoyo a las manifestaciones culturales, la creación de una universidad en la subregión del Ariari, su permanente trabajo por la equidad de género, la defensa de los derechos humanos de las minorías sociales y étnicas, la financiación de internados escolares como estrategia para evitar la vinculación de niños y niñas a la guerra. Con su frase “La paz es la mejor reparación para todas la víctimas”, Alan resume su posición y su decidido apoyo a los diálogos de paz con las Farc, a pesar de su condición de víctima de esta organización, frente a lo cual afirma que perdonó a sus captores pero que ello no implica justificar lo sucedido, ni olvidar ese terrible episodio de su vida. Estos gestos humanitarios y gallardos lo han posicionado como una figura importante para la paz en Colombia, al tiempo que se espera de él un papel protagónico en el postconflicto, especialmente desde la óptica regional. Ante la crisis fiscal originada por la pérdida del 80% de las regalías directas para el Meta, Alan Jara diseñó varias estrategias tendientes a generar recursos propios para su departamento y oportunidades de trabajo para su gente. Fruto de esa preocupación es el proyecto de construcción de una refinería, aprovechando que el Meta es el primer productor de petróleo en Colombia, la construcción de un centro de acopio de combustibles en el Meta, el parque tecnológico industrial y una corporación de alta tecnología para la defensa. También se destaca dentro de su perfil social la financiación e inicio de construcción de más de 10.500 viviendas en todos los municipios del Departamento y el apoyo a proyectos que garanticen la seguridad alimentaria y la permanencia de la economía campesina como motor de la economía metense. Estos proyectos son complementados con la construcción y mejoramiento de la infraestructura vial de su departamento, mejoramiento de la calidad y oportunidad en la prestación de servicios de salud, defensa del medio ambiente, apoyo al desarrollo turístico y programas especiales con enfoque de derechos para la niñez, adolescencia, juventud, adulto mayor, mujeres, población LGBTI, indígenas, afrodescendientes y población discapacitada. Su liderazgo es fruto de toda una vida de trabajo al servicio de los más necesitados, bajo principios de equidad, justicia, eficiencia y responsabilidad social.