Lo bueno de la guerrilla

Se habla tan mal de la guerrilla, que algo bueno debe tener, en especial las F.A.R.C., o las F.A.R., como las llama el presidente, perdón, ex presidente Uribe; mediante un gazapo verbal que aparenta una mala dicción, propia de su pretendido carácter cerril y provinciano —que le da buenos réditos con un amplio sector de la población colombiana—, el ex presidente, gracias a las astucias del lenguaje tan propias de la genialidad comunicativa de este loco del poder, resta una “c” y le quita el tapizado geográfico a esa “fuerza armada revolucionaria”.

El acuerdo de drogas será la más grande operación de cultivos ilícitos

Las comunidades penetradas y manipuladas serán la base de la erradicación

No habrá sanción penal contra cultivadores de coca que va a incentivar el aumento del narcotráfico

Erradicación de cultivos ilícitos sólo por vía voluntaria y concertada

El Gobierno entregó su soberanía en la lucha contra el narcotráfico

La organización criminal más grande dedicada al narcotráfico son las Farc

Las Farc no se comprometen a destruir su infraestructura de narcotráfico

Las Farc no asumen ninguna responsabilidad en el desmonte del narcotráfico

El Gobierno no obligó a las Farc a reconocer que son narcotraficantes