Por Jerson Ortiz · 20 de Mayo de 2018

Germán Vargas Lleras junto al gobernador Carlos Julio González Villa.

3829

0

Llevándole a los contratistas y sus familias a las reuniones donde les piden el voto, los hermanos Cielo y Carlos Julio González Villa han movido la maquinaria de la Gobernación del Huila para que Germán Vargas Lleras saque sino la mayor, al menos la segunda votación más alta del departamento.

La Gobernación ha sido la base de las apuestas de los González Villa desde que sellaron la alianza con Vargas Lleras hace un año.

Contratistas en todos los eventos de Vargas

Aunque el hecho de que la exalcaldesa Cielo sea la coordinadora de la campaña es de por sí una muestra clara del apoyo de la familia González Villa a Vargas Lleras, también hemos encontrado que se ha apoyado en secretarios y contratistas de la Gobernación para mostrar resultados.

Por ejemplo en una reunión de hace dos semanas para celebrar en Neiva el día de la madre con Luz María Zapata, la esposa de Vargas, desde la campaña llamaron a las contratistas mujeres y les pidieron que llevaran a las mamás, hermanas y amigas más cercanas.

“Dijeron que había que llevar a personas para llenar el centro de convenciones porque estaba la esposa del candidato. Eso ya es normal acá´”, nos dijo un funcionario de la Gobernación que nos pidió no ser citado para evitar problemas.

Efectivamente en el evento había contratistas de las secretarías de Hacienda, General, Salud, Gobierno y Aguas del Huila, (una dependencia que maneja proyectos de agua y alcantarillado), que identificamos con personas que asistieron, con algunas imágenes en redes sociales y con el listado de más de 600 contratistas que tiene la Gobernación este año.

En ese evento Zapata pidió el voto, y dijo que con su esposo las mujeres del Huila iban a tener un aliado. Aparte de contratistas, también había mujeres que hacen parte de programas del ICBF, que siempre han acompañado a la exalcaldesa Cielo González Villa.

Esa misma estrategia se vio en el evento que le organizaron a la fórmula vicepresidencial de Vargas, el exministro Juan Carlos Pinzón en el parque Andino.

Ese día, inclusive, la campaña rifó una moto entre los líderes y acompañantes, y el encargado del sorteo fue Celiano González Villa, otro hermano del gobernador, que es el encargado de mantener aceitada la maquinarias de los barrios y los pueblos como nos lo confirmaron cuatro políticos del Huila que conocen la estructura de los González Villa.

Pero a los contratistas no solo les piden asistencia y que muevan gente. También los ponen a coordinar la logística.

En la última visita a Neiva en abril, en la que subió a su bus a otras maquinarias de La U y los conservadores, Vargas estuvo en una reunión con unas 2 mil personas, y entre los animadores en tarima estaba uno de los periodistas de la Gobernación que trabaja en la Emisora Cultural.

 

Geovanny Martínez, un contratista de Aguas del Huila, hace parte de las comitivas que acompaña a Vargas cuando está en el departamento.

Aunque la ley permite a los contratistas participar en política, está prohibido usar una entidad pública como la Gobernación para hacerle campaña a alguien.

Aún así, como lo hemos contado, los contratistas de la Gobernación han sido un punto de apoyo importante para las apuestas de la alianza de Vargas y los González Villa que viene rodando desde hace un año, y no solo para la primera vuelta.

Una alianza de buenos resultados

Desde que Vargas se quedó con Cielo y se ganó el apoyo en la sombra de Carlos Julio, sus apuestas personales y las de su partido Cambio Radical se han cumplido en el departamento.

Primero lograron armar una lista fuerte a la Cámara en el Huila que a la postre sacó por primera vez un representante: Julio César Triana. También y en una campaña exprés le pusieron gran parte de los 20 mil votos Rodrigo Lara sacó en el departamento para llegar al Senado.

Antes, a finales del año pasado, y con ayuda de secretarios y contratistas de la Gobernación, los hermanos pudieron recogerle más de 100 mil firmas a Vargas para que inscribiera su candidatura.

Todos los líderes y contratistas que los ayudaron en esas tareas, ahora están en modo Vargas y aspiran que pase  la primera vuelta porque, como nos dijo una contratista “si al gobernador y la doctora le Cielo les va bien, pues a uno también”.

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia