Por Jerson Ortiz · 04 de Septiembre de 2017

Hugo Tovar Marroquín y Ricardo Ayerbe, quieren ser los candidatos del uribismo por el Huila al Senado y la Cámara

2116

0

 

Un sector del uribismo en el Huila no quiere que el senador Ernesto Macías y el representante Álvaro Hernán Prada encabecen las listas para las elecciones de Congreso en 2018. Por eso piden que las listas sean abiertas y no cerradas, con lo que se abre el campo de pelea entre los militantes del Centro Democrático en el Huila, una de las regiones del corazón de Uribe.

La idea

Lograr que cambie la forma como se eligen los congresistas uribistas en este departamento no está fácil porque depende de una decisión del mismo senador y cabeza del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, y tanto Macías como Prada, que quieren repetir, son cercanos al expresidente.

 

Macías, por ejemplo, fue escogido el 20 de julio como vocero oficial de la bancada del Centro Democrático en el Senado. Prada, aparte de ser compadre de Uribe (es padrino de dos de sus hijos), es de los que más duro habla en la Cámara en defensa de los postulados del expresidente.

Además, los actuales senadores del CD le pidieron a Uribe en una carta en marzo mantener las listas cerradas “con el fin de garantizar la transparencia en el proceso electoral, la disciplina partidista y la coherencia política”, como señala el documento.

“Con esto evitamos que nos pase lo mismo que a partidos como el de La U, que terminó despedazado por una guerra interna de poderes”, comentó Macías a La Silla Sur.

Pero el grupo de uribistas de la otra orilla que está liderado por Hugo Tovar Marroquín, exsenador liberal, y Ricardo Ayerbe, exdiputado conservador del Huila, quienes también aspiran a llegar a Senado y Cámara, respectivamente, creen que sí se deben abrir las listas y renovar los congresistas.

“Si sienten que han hecho bien las cosas, pues que se vayan en lista abierta donde podamos competir por igual”, dice Tovar Marroquín.

“El sur del Huila donde el Centro Democrático es fuerte no tiene representación con Prada y Macías. Es hora de dar el relevo”, añade Ayerbe.

Justamente para exigirle a Uribe que se piense en esta propuesta fue que Tovar Marroquín y Ayerbe organizaron una comida el 10 de agosto cuando el Centro Democrático en pleno estuvo en Neiva en un foro con los precandidato a la Presidencia.

Sin embargo, en la sentada de manteles no hubo acuerdo y las cosas se mantuvieron como están. Es decir, Prada y Macías conservan el derecho propio de estar en los primeros lugares de las listas, que son las que tienen la mayor probabilidad de ganar.

A Tovar y Ayerbe esa decisión les sigue pareciendo injusta y señalan que si no se replantea, la unidad del uribismo y la votación que logró el partido en el Huila en 2014 se puede ver afectada. “Si todo sigue así no garantizamos la misma votación”, comenta Ayerbe.

Tambores de guerra

Ricardo Ayerbe dice que fue el coordinador en el sur del Huila de las dos campañas presidenciales de Uribe (2002-2006 y 2006-2010). Por eso cree tener las credenciales para reclamar y pedir la lista abierta, o en el caso de ser cerrada, estar por encima de Prada.

“Esto es metiendo las paticas al barro, y no solo haciendo debates en el Congreso. Uno lo que ve en los recorridos es que hay descontento con Prada y Macías porque no hacen gestión con el argumento de que como son oposición no tienen espacios en el Gobierno”, le dijo Ayerbe a La Silla Sur.

Además comenta que él representa un sector del conservatismo que ayudó a que en las pasadas elecciones de Senado el Centro Democrático ganara en ocho de los nueve municipios del sur del Huila.

En 2014 el uribismo sacó 73.398 votos al Senado en el Huila, por encima de la lista conservadora (sacó 62.343 votos) y la liberal (sacó 52.251 votos).

Por su parte Hugo Tovar Marroquín  ha podido organizar y liderar reuniones y encuentros masivos a favor del uribismo. Como lo contamos, él y el exrepresentante Jorge Eliseo Cabrera, cuadraron una visita a Neiva de Luís Alfredo Ramos, el exgobernador de Antioquia que viene pidiendo pista para ser el candidato de una alianza entre uribistas y conservadores.

“Eso es mostrar resultados, es un buen indicador. Por eso me siento en capacidad de pelear por una curul en una lista abierta a Senado”, le comentó Tovar a La Silla Sur.

Aparte de organizar las reuniones, y para darse a conocer antes los huilenses, Tovar Marroquín paga espacios en la radio regional y promociona en Facebook y Twitter ‘Minuto de impacto’, un espacio donde habla de la política nacional, cuestiona al gobierno de Santos y defiende las tesis uribistas.

“No es campaña política, nunca hablo de mi aspiración al Senado, simplemente es mi columna de opinión”, comenta el dirigente.

Frente a todo esto el senador Macías opina que se trata de intentos por confundir y dividir porque lo de las listas recién se definirá en noviembre desde la Dirección Nacional.

“El mismo presidente Uribe les dijo en la comida de la vez pasada que no se iba a referir al tema aún, lo que pasa es que ellos (Tovar y Ayerbe) quieren hacer ver las cosas diferentes”, le planteó Macías a La Silla Sur.

De todos modos si Uribe no interviene pronto y decide si mantiene la apuesta de Prada y Macías, o le da espacios a Tovar y Ayerbe, las molestias de estas disidencias podrían calar en otros sectores y no afectar solo las listas a Congreso.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia