Por Jerson Ortiz · 24 de Septiembre de 2017

Neiva es uno de los 374 municipios de Colombia donde los índices de homicidios han aumentado en comparación con el 2016.

1113

2

Neiva es la quinta capital del país donde más han aumentado los homicidios este año, según el Censo Delictivo de la Fiscalía. A corte de 31 de agosto se habían registrado 62 muertes violentas, 24 más en comparación al mismo periodo de 2016. En los últimos tres meses la mitad de los muertos registraban antecedentes penales.

A diferencia de otras zonas del país donde el aumento de muertes violentas está ligado a la disputa por territorios donde antes tenía control las Farc, en Neiva, Huila, las muertes están relacionadas por hechos de intolerancia y por la guerra urbana entre las 30 bandas delincuenciales que se disputan el poder principalmente en las comunas Seis, Ocho y Diez.

Ajuste de cuentas

Las disputas entre estos combos delincuenciales se han intensificado porque la Policía les ha propinado golpes que las obliga a reorganizarse, porque han soltado de la cárcel a algunos integrantes de estas bandas y porque estos grupos quieren ampliar sus zonas de influencia a cualquier costo.

“Hubo ciertas capturas sensibles para ellos, también el homicidio en la Comuna Seis de uno de los líderes de una de estas bandas y eso ha generado retaliaciones. Algunos grupos se están reorganizando porque se han afectado con capturas y riñas entre ellas mismas”, explica Johana Rodríguez, directora de Seguridad de la Alcaldía de Neiva.  

Entre los golpes de la Policía se cuenta el desmantelamiento de bandas como ‘Los Comisionistas’, que según la Policía facturaba hasta 25 millones de pesos semanales por traficar estupefacientes en las comunas Seis, Ocho y Diez.  

En estos tres meses también cayeron ‘Los Raspuz’, señalados de manejar el hurto a personas y establecimientos de los barrios de la Comuna Seis, en el suroriente de la ciudad.

El espacio que han dejado ‘Los Comisionistas’ o ‘Los Raspuz’ lo han querido tomar otros grupos, y eso ha desencadenado disputas que terminan con muertos.

“Los incrementos de los homicidios en los últimos tres meses son por ajustes de cuentas, temas asociados a consumos de drogas y microtráfico de estupefacientes. La Policía tiene identificadas a 30 grupos juveniles que se dedican a actividades delictivas. Acá no se puede hablar de bandas organizadas como tal, sino de grupos con algunas jerarquías que se dedican al hurto, al microtráfico, al consumo”, añadió la Directora de Seguridad.

A la disputa por territorios, se les suma el cobro de asuntos pendientes entre quienes han ido saliendo de la cárcel o han sido cobijados con casa por cárcel.

Un muerto cada cuatro días

De las 62 muertes reportadas este año en Neiva por la Fiscalía, 42 fueron generadas por ataques con arma de fuego y 20 con arma blanca (cuchillos, navajas).

Uno de los baleados fue Cristian Andrés Osorio Barrero alias ‘Tiño’, cuya historia contiene los elementos que según la Personería de Neiva y la Dirección de Seguridad ayudan a entender el por qué del aumento de los muertos en los últimos días.

Osorio Barrero tenía detención domiciliaria en el barrio Bogotá, de la Comuna Seis,  luego de que fuera condenado por porte ilegal de armas en 2015. El pasado 6 de agosto salió de su casa, lo que tenía prohibido, y cuando cruzaba por un puente otro sujeto lo atacó y le dio seis balazos.

Para la Policía se trató de un ajuste de cuentas porque antes de ser detenido en 2015, ‘Tiño’ había tenido problemas con otros habitantes del barrio.

 

“Ese es uno de los problemas que los que están soltando de la cárcel los están mandando para las casas, para los barrios donde ya habían delinquido y donde solo tienen dos opciones seguir en las mismas o pagar los pendientes que tienen”, nos comentó un integrantes de la junta de acción comunal del barrio Bogotá en la Comuna Seis, que pidió no ser citado por temas de seguridad.

Una situación similar se registró el 21 de julio entre los barrios Villa Colombia y Calamarí en la Comuna Nueve, norte de la ciudad, donde fue baleado José Alfredo Cruz Solano, que hacía un mes había salido de la cárcel donde pagaba un pena por tráfico y porte de estupefacientes.

Como lo reportó el diario La Nación,  un allegado a la familia de Cruz Solano señaló que la víctima estaba gozando de la medida de detención domiciliaria al momento del crimen. “Él tuvo un problema con una persona cuando estaba detenido y ese señor lo amenazó, quien le indicó que tuviera cuidado cuando saliera de la penitenciaria”, dijo el familiar.

El crecimiento de homicidios se concentra en las comunas Seis (27 muertos), Ocho (13 muertos), Diez (7 muertos) y Nueve (5 muertos)  ubicadas en el norte y sur oriente colindando con la periferia. 

Por ese incremento fue que hace dos semanas la Alcaldía lideró un consejo de seguridad con Policía, Fiscalía, Ejército y Personería para tratar la problemática.

De ese Consejo de Seguridad quedó el compromiso de avanzar en la desarticulación y judicialización de las bandas delincuenciales que se han identificado y los expendios de sustancias alucinógenas.

“Con la Policía tenemos el reto de atacar las ollas de drogas, fortalecer los operativos, puestos, retenes, hoy los CAI móviles están haciendo presencia permanente en los barrios Bogotá, IV Centenario, Galán y otros de las comunas Seis, Ocho y Nueve donde tenemos la mayoría de homicidios”, añadió la Directora de Seguridad.

Para la Personería de Neiva más que hablar de ajustes de cuentas se trata de violencia interpersonal y problemas de los neivanos para resolver los conflictos sin acudir a la violencia.

“La intolerancia nace en los afanes de venganza, en el interés de tener dominio territorial en el caso de las bandas. Uno analiza y ve que el foco de los homicidios está en comunas como la Seis y la Ocho donde la gente tiene pocas oportunidades. La pobreza también genera conflictos”, nos señaló la personera Heidy Lorena Sánchez.

Según la Personera el hecho de que la atención del país haya dejado de centrarse únicamente en el conflicto con las Farc permitió hacer visible lo que pasa en las ciudades.

“Neiva tiene la mitad de los desplazados de todo el departamento. Acá hay 132 asentamientos subnormales donde viven más de 2 mil familias en condiciones de pobreza. Es una consecuencia de dejar de ver un tema tan importante”, añadió Sánchez.

Esa pobreza en los asentamientos y en barrios populares es un caldo de cultivo para los grupos delincuenciales que se están llevando por delante las vidas de sus víctimas.

Inseguridad desatada

Oscar Iván Palacios es una de las víctimas mortales que se le carga a la delincuencia común de Neiva que ataca con arma blanca. El joven de 22 años fue apuñalado el 17 de febrero tras oponerse a un atraco cuando salía de su casa en el barrio La Esperanza de la Comuna Seis.

Los delincuentes, un adulto y un menor de edad que fueron detenidos después por la Policía, iban por del celular de Palacios.

Como el de Óscar Iván, hasta el 31 de agosto se habían denunciado en Neiva 1.234 casos de hurto a personas. Un promedio de seis intentos denunciados al día, porque en muchos casos la gente prefiere no denunciar. Una cifra similar a la del 2016.

Para evitar que los menores de edad caigan en las redes de los grupos delincuenciales las autoridades actúan en varios frentes. Uno es el toque de queda, los menores que son sorprendidos fueras de sus casas después de las 10 de la noche son conducidos a un sitio temporal donde deben acudir sus padres.

Al mismo tiempo la Policía de Infancia y Adolescencia hace operativos sorpresa en los colegios. “Hemos encontrados armas blancas, estupefacientes, drogas. Acá tenemos que trabajar todos en equipo para no dejar que la delincuencia nos siga arrebatando a los muchachos”, complementa la Personera.

Y para evitar que los ciudadanos se maten entre sí en disputas personales o líos pasionales, sin mediación de bandas delincuenciales, hay dos estrategias.

La primera que es liderada por la Personería es dictar talleres en los barrios sobre cómo resolver los conflictos a través de los mismos vecinos y las juntas de acción comunal.

La segunda es hacer cumplir al pie de la letra el Código de Policía, que dicta las normas de comportamiento imponiendo multas a quienes protagonizan riñas o generen peleas.

“Por ejemplo ya está funcionando un Centro de Protección Temporal a donde son conducidas las personas que incumplen el Código Nacional de Policía por porte de arma blanca, consumo de sustancias psicoactivas, riñas o que están en alto grado de exaltación, así evitando la comisión de delitos mayores como las lesiones o  un homicidio”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, Juan Carlos León Montes.

De esta manera mientras buscan que los grupos delincuenciales se queden sin jóvenes que reclutar,al tiempo que las combaten por la vía policial, las autoridades de Neiva tratan de ponerle freno a las muertes. Aunque como va la tendencia lo más probable es que al final de año se dupliquen en relación al año pasado.

Comentarios (2)

Christian Camilo Rincón Rojas

27 de Septiembre

0 Seguidores

El dato frente al número de asentamientos que ofrece la Personera Muncipal y que hasta hace poco manejaba la Alcaldía de Neiva ha sido actualizado r...+ ver más

El dato frente al número de asentamientos que ofrece la Personera Muncipal y que hasta hace poco manejaba la Alcaldía de Neiva ha sido actualizado recientemente por la Secretaría de Vivienda y Hábitat. Hoy la cifra oficial es de 124 asentamientos informales.

Christian Camilo Rincón Rojas

27 de Septiembre

0 Seguidores

Respecto del toque de queda para menores debo manifestar dos observaciones: 1) es inconstitucional pues aplica desproporcionadamente restriccione...+ ver más

Respecto del toque de queda para menores debo manifestar dos observaciones: 1) es inconstitucional pues aplica desproporcionadamente restricciones al ejercicio de derechos fundamentales a todos los menores de la ciduad y 2) es ineficaz en tanto las cifras oficiales de hurto y homicidio no evidencian disminuciones.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia