Por Juanita Vélez · 13 de Octubre de 2017

2386

1

Rodrigo Cadete, el exguerrillero de las Farc que hace un mes se le voló a sus escoltas llegando a Cartagena del Chairá,  Caquetá, ahora está trabajando para la disidencia más grande de la guerrilla, liderada por Gentil Duarte.

“Llegó al área de Gentil a sumarse a su disidencia. Le hizo conejo a Colombia. Estuvo todo el tiempo en La Habana, en el lanzamiento del partido, disfrutó de las zonas veredales y al final se salió. Es un traidor a la patria”, dijo a La Silla Sur el general Jorge Humberto Jerez, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, que es la que opera entre Guaviare, Meta y Caquetá.

La entrada de Cadete fortalece a la disidencia de Duarte, que como ha contado La Silla Sur, ya va en 394 personas según información de inteligencia del Ejército. Al ser el excomandante del frente 27, que operaba en el Meta, Cadete tiene el conocimiento de las rutas y del negocio del narcotráfico justo en la zona que concentra buena parte de la coca del departamento.  

Además es un viejo conocido de los mandos medios que a finales del año pasado fueron expulsados por las Farc y que, como también lo hemos contado, ya tienen montada, bajo la batuta de Duarte, toda una estructura para sacar la droga por el sur del país.

Una rueda suelta que se veía venir

Que Cadete venía dudando sobre si seguir o no en el proceso de paz se sabía desde hace rato.

 

Justo hace un año, la inteligencia militar tenía información de que estaba liderando una disidencia y él mismo salió a decir que llevaba treinta años en la guerrilla luchando por la paz y que seguiría siendo “un buen combatiente político, por buscar nuestro cambio”.

Por eso que se escapara hace un mes largo en Caquetá no fue una sorpresa para el Ejército, que ya venía siguiéndole la pista.

Lo que cambia ahora es que con Cadete, Duarte gana nada más y nada menos que el control del negocio de la coca en una zona del Meta que hasta ahora no controlaba.

Esa región es el triángulo entre los municipios de Puerto Lleras, Puerto Rico y Vistahermosa. Justo allí operaba el frente 27 que Cadete comandaba. “Es un activo grande para Duarte porque era la región que le faltaba del Meta porque ya controla La Macarena”, agregó una fuente que se conoce la región, que vive en La Macarena, y que nos pidió no citada por su seguridad.

Aunque de acuerdo con el último informe de monitoreo de cultivos ilícitos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Unodc, en Vistahermosa la coca cultivada ha bajado, Puerto Rico hoy es el segundo municipio después de La Macarena con más cultivos en todo el departamento y está creciendo.

El temor ahora, como también nos lo dijo una fuente que se conoce el territorio, es que el reclutamiento se dispare justo en esa región, ahora que Cadete volvió pero para seguir en armas.

Por eso, Cadete fue declarado por el Ejército como objetivo militar número uno en Meta, Caquetá y Guaviare.

Una noticia que no necesitan leer en ningún periódico en Cartagena del Chairá en Caquetá, que fue donde se escapó Cadete, porque se nota.

“Por aquí tiene que haber un pez gordo”, dijo a La Silla Sur una fuente oficial de ese municipio porque según nos dijo, desde la semana pasada hay dos brigadas del Ejército (la sexta y la 22) e integrantes del Batallón Cazadores de San Vicente del Caguán y de la Fuerza de Tarea Omega rondando allí día y noche. “No es normal ver a las cuatro fuerzas del Ejército aquí en el mismo sitio. Yo creo que van detrás de él (Cadete)”, agregó.

En todo caso en Cartagena del Chairá más que Cadete, la preocupación central es que hay dos disidencias, una al mando de alias ‘Steven’ y otra al mando de alias ‘Nicolás’, conformadas por milicianos. “Son personas que la gente de acá conoce, que eran los que iban y cobraban la extorsión o los que llevaban las razones, pero no andaban en uniforme”, nos dijo la fuente oficial de ese municipio. Allá no saben si Cadete tiene que ver con esos grupos porque están desde antes de su fuga.

¿El duro?

Según dijo el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, una de las hipótesis que tienen es que Cadete se fue para mediar entre las disidencias.

“Hay toda clase de fracturas entre esas organizaciones residuales de las Farc. Una de las hipótesis de la fuga de Rodrigo Cadete es precisamente ocuparse de esas fracturas”, dijo Villegas en la W.

Esas “fracturas” a las que se refiere el ministro sí se han dado en el Meta. Por ejemplo, a finales de septiembre la Fuerza de Tarea Omega capturó a cuatro personas de la disidencia del frente Primero (que también le responde a Duarte) luego de un combate en el que encontraron el cadáver de alias ‘Sebastián 300’, que según el Ejército, fue asesinado por miembros de la misma disidencia del primero.

‘Sebastián 300’ era el segundo cabecilla del frente primero y según el Ejército, fue asesinado por su jefe, alias ‘Yin’, por problemas con la plata del narcotráfico.

La hipótesis del Ministro tiene sentido, sobre todo porque ‘Cadete’ se conoce a casi todos los que hoy lideran las disidencias del sur.

En los 36 años que duró en las Farc, pasó por el frente 16, que hacía presencia en el Guaviare, y ahí conoció a John 40, que es el que hoy coordina la sacada de la droga con contactos internacionales; luego pasó a comandar el frente 27, entró al Estado Mayor Central (que hoy es la dirección nacional del partido político) y también hizo parte del frente Séptimo, cuya disidencia es justamente la liderada por Duarte.

Sin embargo para las Farc el estatus de Cadete dentro de la organización no es como lo pintan y quizá han adoptado esa posición porque que se les escape alguien del Estado Mayor cuando ya dejaron las armas y arrancaron a hacer política, muestra que no son tan cohesionados ni todos están tan convencidos del proyecto político que arrancan.

“Cadete era un tipo de poco poder y de bajo nivel en las Farc”, dijo a La Silla Sur Marcos Calarcá, uno de los voceros de la exguerrilla y ahora partido, en un restaurante en Neiva.

Lo mismo nos dijo la fuente que visita frecuentemente las zonas veredales en el Meta. “Aquí los de las Farc dicen que si bien estaba tomando fuerza, Cadete no ha estado históricamente en el territorio entonces no le reconocen mucho poder o autoridad”.

Si efectivamente ‘Cadete’ se fue para articular las disidencias como lo cree Villegas, y logra aplacar esos conflictos internos, las disidencias tendrían mayor control sobre el negocio, como ya ha sucedido en el pasado con los grupos que manejan el narcotráfico.

Esto representaría un mayor problema para el Gobierno que no ha logrado el control de los territorios que dejaron las Farc.

Comentarios (1)

GMolano

15 de Octubre

0 Seguidores

Es dificil pretender que el Secretariado entregue al Sr. Salgado. La unica forma de aislarlo consistentemente es no permitirle ni medio asomo de ...+ ver más

Es dificil pretender que el Secretariado entregue al Sr. Salgado. La unica forma de aislarlo consistentemente es no permitirle ni medio asomo de accion politica. En la medida en que el estado garantize el discurrir del nuevo partido y garantice su seguridad, personas como Cadete ya no podran usar su vieja militancia como excusa para sus tropelias.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia