Por Ana León · 15 de Abril de 2018

3536

0

En los últimos siete meses la Alcaldía de Cúcuta ha contratado tres campañas de educación vial por $2.100 millones. Todas han quedado en manos de la Corporación Innovar, una organización conocida en Cúcuta por tener varios vasos comunicantes con el representante electo de Cambio Radical, Jairo Cristo, político que se eligió hace un mes con la maquinaria del condenado exalcalde Ramiro Suárez.

El contrato de mil millones

Con el fin de promocionar cultura ciudadana y seguridad vial en Cúcuta, hace un mes la Secretaría de Tránsito del municipio firmó un contrato por mil millones de pesos.

Específicamente lo que perseguía la inversión era de formación vial, promocionando cultura ciudadana y la misma seguridad vial, y para ejecutarla la administración de César Rojas decidió llamar a una licitación.

La Silla revisó las condiciones que debían cumplir los interesados en participar y encontró que fueron  restrictivos.

Por ejemplo, la experiencia específica debía certificarse con un contrato que estuviera registrado en la Cámara de Comercio en actividades como bellas artes, música y drama, que ni siquiera tenían relación con el objeto a contratar.

Además encontramos que la Alcaldía decidió limitar la potencial experiencia del contratista y la cerró a solo tres años, cuando Colombia Compra Eficiente ha dicho que hacerlo es irregular porque a más años de experiencia más experticia.

Aunque al cierre de esa convocatoria se presentaron dos propuestas, lo particular fue que en la práctica fue una puja de uno.

Empresarios para el desarrollo social colombiano, Edesco, una empresa creada en Bogotá que no tiene página web, se presentó sin siquiera haber renovado su inscripción en la Cámara de Comercio (lo mínimo para contratar), tampoco presentó la garantía de seriedad de la propuesta y ni siquiera adjuntó los contratos para acreditar la experiencia.

En contrapartida la Corporación Innovar, una empresa que en el último año ha obtenido más de 20 contratos en Norte para diversos objetos (tránsito, atención a población vulnerable, programas de primera infancia hasta agricultura), quedo habilitada en todos los aspectos de la convocatoria.

Cristo le ha dicho a La Silla sobre su relación con Innovar que más allá de las asesorías que le ha prestado en los últimos años no tiene nada que ver, aún cuando la prima de su esposa es la representante legal y la revisora fiscal es su cuñada.

Pero esta no es la primera vez que Innovar recibe contratos en la Alcaldía de Cúcuta en condiciones como esa.

La triplicada

El primer contrato que firmó Innovar con la administración de César Rojas fue en agosto del año pasado.

Costó $791 millones y también fue suscrito por la Secretaría de Tránsito. El objeto era realizar actividades de formación en educación vial para promover cultura ciudadana, y aunque fue una selección abreviada, el único proponente fue Innovar.  

El segundo contrato fue en enero de este año cuando arrancó en forma la campaña para legislativas.

Fue suscrito en el marco de un convenio que la Alcaldía firmó con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, costó $300 millones y se hizo para implementar una estrategia de seguridad vial.

La Silla encontró que la Alcaldía soportó la inversión del dinero en exactamente la misma documentación.

Por ejemplo, en el análisis del sector la Secretaría de Tránsito plagió un párrafo de un artículo de Internet que habla sobre la seguridad vial en México y ni siquiera cambió el nombre del lugar.

También encontramos que la Alcaldía le pidió cotización para establecer el valor de los contratos a las mismas tres empresas: Corporación social educativa camina conmigo, Corporación Espíritu Santo e Innovar.

Como ya habíamos contado, además de Innovar, la Corporación Espíritu Santo es la otra organización en Cúcuta que guarda relaciones con el Representante electo Jairo Cristo.

La otra corporación fue inscrita en 2014 en Cúcuta y en lo que va de la administración de César Rojas, ha ganado siete contratos para temas de educación para jóvenes que suman $6.400 millones.

 

Esas cotizaciones no especifican cantidades ni actividades a realizar, e incluso encontramos que en la cotización del segundo contrato, que es por $300 millones, no modificaron los valores y quedó el promedio de la cotización del primer contrato, es decir, se tasó en $800 millones.

La Silla intentó hablar tanto con el secretario de Tránsito, José Luis Duarte, como con la representante legal de Innovar, Zulay Salcedo, para conocer los detalles de la ejecución de los poco más de $2 mil millones, pero no nos respondieron.

Pese a que en la página de Facebook de la Secretaría de Tránsito hay colgadas fotos y videos de distintas actividades de educación vial, no pudimos verificar a cuál contrato se referían porque hay dos (el de $300 y el de $1.000 millones) que se están ejecutando simultáneamente.

Además encontramos una página web de una de las campañas está fallando y aunque ofrece cursos y un certificado online, encontramos que en la práctica las lecciones no son más que diapositivas animadas y archivos pdf sobre infracciones de tránsito.

A la par encontramos que la Secretaría de Tránsito entre 2017 y 2018, ha vinculado a 103 personas que sumados le han costado al municipio $979 millones, para apoyar los campañas de educación vial en Cúcuta, es decir, las que hace Innovar.

Es decir, a los $2.100 millones de la Corporación, se suman otros casi mil millones de pesos, mientras que el convenio de tránsito con la Policía para controlar el tráfico en una ciudad con problemas de congestión vial es de solo $800 millones al año.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia