Por Ana Karietna León Quiroga · 24 de Septiembre de 2017

3636

0

En dos semanas está programada una marcha para protestar contra la posibilidad de que la Sociedad Minera de Santander, Minesa, multinacional de Abu Dhabi que quiere extraer 9 millones de onzas de oro en las inmediaciones del páramo de Santurbán, inicie su proyecto.

Al igual que en las marchas que en 2011 se tomaron Bucaramanga en oposición al proyecto de explotación a cielo abierto de la canadiense Greystar dentro del páramo, nuevamente varias fuerzas se unieron para movilizar a los habitantes del área metropolitana bajo la consigna de que el agua que consumen buena parte de los santandereanos estaría en riesgo con la actividad minera a gran escala en ese sector.

Mientras Minesa está moviendo una fuerte estrategia comercial pagando en medios pautas para hablar bien de su proyecto y hasta logró que en Vanguardia Liberal -el principal medio de la región- le dieran una columna a Juan Camilo Montoya, director de sostenibilidad de la minera y quien representa a un sector importante de los cacaos locales, ambientalistas, políticos que fueron la revelación de las locales de 2015, parte de la iglesia, movimientos de vieja data, presidenciables, sindicatos y estudiantes se están moviendo para hacerle contrapeso agrupados en el Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán. 

Estas son las caras detrás de la marcha por el agua.

Rodolfo Hernández

Desde hace dos meses el Alcalde de Bucaramanga se declaró en oposición al proyecto de Minesa mientras intervino en un debate de la Asamblea de Santander sobre la extracción de oro en inmediaciones del páramo de Santurbán y en adelante ha sido una de las voces más visibles de esa orilla.

Ha tenido a favor no solo su alta popularidad, sino también la investidura misma de su cargo, debido a que más allá de su posición personal, juega con el hecho de ser la autoridad más importante en el área metropolitana.

Más allá de su discurso, Hernández pasó a la práctica y se convirtió en uno de los convocantes y facilitadores de la marcha del 6 de octubre.

Por ejemplo, su administración facilitará los permisos para el cierre de vías y la ocupación de la plaza cívica Luis Carlos Galán Sarmiento, lleva varios días difundiendo la marcha a través de los canales oficiales, y, además, decretará la tarde cívica ese día para que los contratistas y funcionarios de la Alcaldía vayan a marchar.

También, el Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga, Imcut, va a encargarse de la logística de la tarima, del sonido y de la gestión de dos agrupaciones musicales locales.

Los Ní-Ní

La coalición de los Ní-Ní, que agrupa a los senadores Jorge Enrique Robledo del Polo, Claudia López de Alianza Verde y al exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo), y  de la que saldrá -si nada extraordinario ocurre- un candidato único presidencial para 2018, está de frente con la marcha del 6 de octubre.

Si bien una de los argumentos de Minesa para oponerse a la marcha ha estado basado en que dada la coyuntura electoral, la marcha servirá para capitalizar votos entre los políticos, lo cierto es que al menos dos de los tres Ní-Ní han apoyado la consigna de la defensa del agua desde atrás.

Quien más tiene historia en la defensa del páramo de Santurbán es Robledo, quien, como lo contó La Silla, desde 2010 ha respaldado las marchas, ha citado a debates para hacerle seguimiento al páramo, y, además, ha participado en las audiencias públicas que se han hecho entorno a licencias ambientales de proyectos anteriores así como de la delimitación del páramo.

Robledo también fue uno de los que demandó el Plan de Desarrollo Nacional ante la Corte Constitucional porque entreabría la puerta a la minería en páramos y logró que esa posibilidad se prohibiera expresamente.

Por su parte, Claudia López desde su campaña al Senado en 2014 ha manifestado su desacuerdo con la minería en inmediaciones de Santurbán y también ha participado de debates y audiencias públicas en contra de esa actividad en el sector.

El caso de Fajardo es más coyuntural y obedece a que varios de los que hoy respaldan su movimiento Compromiso Ciudadano en Bucaramanga, están impulsando la marcha y lo invitaron a participar del evento. Asistirá su hija Mariana Fajardo en representación suya a marchar.

El hecho de que los tres precandidatos presidenciales de la coalición anticorrupción estén impulsando la marcha, le suma y le resta a la causa.

Le suma en la medida en que su popularidad le da mayor visibilidad al evento, pero le resta porque aún cuando la organización de la marcha no quiere que los políticos asistan con sus distintivos de campaña, lo cierto es que en plena época preelectoral, su presencia es leída más como una estrategia para captar votos que como una movida ambientalista,sensación que se acrecienta si se tiene en cuenta que aunque siempre han apoyado estas causas, esta es la primera vez que salen a marchar.

Estudiantes UIS

Son una de las mayores fuerzas de la convocatoria y la que tiene uno de los principales músculos de movilización.

Este año ya mostraron su capacidad para presionar, e hicieron que el rector de la Universidad Industrial de Santander, UIS, suspendiera tres convenios que había suscrito con Minesa para investigación.

Han hecho varias protestas dentro de la universidad declarándose en contra de la minería en inmediaciones del páramo.

Los organizadores de la marcha esperan que su asistencia sea masiva.

La participación de los estudiantes de la UIS tiene en contra que muchas veces ha terminado en disturbios, paredes grafiteadas y la presencia del Esmad por el comportamiento de algunos que asisten encapuchados. Eso eventualmente podría ahuyentar la participación de otros sectores.

Leonidas Gómez

Aunque desde que llegó al Polo y con ello se matriculó en una vertiente política de izquierda segregó parte del apoyo que lo llevó a convertirse en la revelación electoral de 2015 al quedar como el segundo más votado a la Gobernación, sigue manteniendo su visibilidad.

Aprovechándola, a través de sus redes sociales y de la mano de su movimiento Dignidad Santandereana está impulsando la marcha y repartiendo volantes como parte de su estrategia para ampliarla convocatoria.

Como él se ha convertido en el punto de convergencia de los tres candidatos Ni - Ní en Santander, será quien esté al frente de la rueda de prensa que darán en el departamento momentos previos a la movilización.

También tendrá a ‘las mil manuelas’, un grupo de mujeres que creó al interior de su movimiento, desfilando con carroza en la marcha.

 

Los sindicatos

Los sindicatos son de los grupos que desde la fundación del Comité para la Defensa del Agua han trabajado con mayor constancia en esa bandera.

El más visible ha sido la Subdirectiva de Bucaramanga del Sindicato de Trabajadores y Empleados de Servicios Públicos, Corporaciones Autónomas, Institutos Descentralizados y Territoriales de Colombia, Sintraemsdes, que es el sindicato del acueducto de Bucaramanga y tiene 400 afiliados. 

El sindicato es una fuerza influyente dentro del acueducto de Bucaramanga y ha incidido en que esa institución también tome partida a favor de la marcha, incluso promoviendo publicidad en los recibos del agua y en su página web (donde hay colgados dos archivos, uno sobre los mitos de la minería y otro de la Gran Alianza por el Agua)

Además, está la Central Unitaria de Trabajadores, que agrupa a la mayoría de sindicatos de la región y que desde 2011 ha rechazado la explotación minera en esa región e impulsado a los sindicatos a que se movilicen en jornadas como la del 6 de octubre.

También la Unión Sindical Obrera, que aunque es un sindicato de la industria petrolera, se ha pronunciado en contra de la extracción minera en la región de Santurbán y en general en ecosistemas sensibles y también está convocando a la marcha.

El mix de políticos locales

Alianza Verde, el Polo y el Mira están montados en la defensa del páramo con su fuerza local desde las marchas de 2011.

Además de que directivas regionales como José Ángel Amador de los verdes y Carmen Elisa Balaguera del Mira son miembros del Comité para la Defensa del Agua, políticos con credencial en la región como los diputados Roberto Schmalbach del Polo y Fredy Cáceres de los verdes, y desde 2015, Jorge Flórez como concejal del Polo en Bucaramanga, están alzando esa bandera.

Otro político regional que ha respaldado esa causacitando a debates de control político y también apoyando la logística, es el diputado liberal Carlos Alberto Morales. De su partido, el senador y precandidato presidencial, Juan Manuel Galán, confirmó que va a participar en la marcha.

Todos moverán a su gente para que salga a marchar el 6 de octubre.

 

 

Independientes del Comité

Se trata de al menos unas veinte personas que no son mediáticamente visibles y tampoco vienen de ningún sector político, grupo u organización en particular y que desde que se creó el Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán en 2009 han sido constantes.

Trabajan no solo para la convocatoria de las marchas, sino para generar alianzas que respalden la defensa del agua, la promoción de la investigación al interior del mismo Comité, y hasta la repartición de volantes.

Ellos, en palabras de uno de los líderes del Comité, son el “pegamento” de la organización y los que se han encargado de que no desaparezca en el tiempo.

MCCC

En 2011 un grupo de ciudadanos entre empresarios, académicos, ingenieros y columnistas de la ciudad que compartían cierto reconocimiento social, crearon el movimiento cívico conciencia ciudadana.

La coyuntura fueron precisamente las movilizaciones en torno a la defensa del Páramo y sus integrantes también son fundadores del Comité para la Defensa del Agua.

Convocan a conversatorios y foros para socializar avances sobre las peleas jurídicas en torno a la protección del páramo, o simplemente para hablar de la protección del agua.

Ese movimiento también ha sido clave en el debate técnico y científico sobre la explotación minera en la región de Santurbán.

 

ONG y activistas

Organizaciones sociales como la Corporación Compromiso, la Central Ecológica de Santander, Corambiente, y el Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez también están detrás de la marcha.

Han acompañado al Comité para la Defensa del Agua desde su fundación haciendo charlas en torno a la minería y sus impactos ambientales, asesorando jurídicamente la defensa del agua y hasta interponiendo demandas en contra de leyes que desde su perspectiva pueden afectar el medio ambiente.

El Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez hoy tiene viva la pelea jurídica por la delimitación del páramo de Santurbán. En la Corte Constitucional está en curso una demanda contra ese proceso porque según ellos fue “inconsulta”.

También fue interviniente en la demanda en contra del plan nacional de desarrollo que hizo que la Corte Constitucional se pronunciara en torno a la explotación en páramos y prohibiera esa actividad definitivamente en ecosistemas vulnerables.

Animalistas como Orlando Beltrán Quesada, defensor de los animales y quien fue candidato a la Cámara en 2014 por el Partido Verde, también saldrán a marchar.

Francisco de Roux

El sacerdote Francisco de Roux, creador del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio y una de las voces con más eco en materia de derechos humanos en el país, también está impulsando la marcha y además participará con una oración en la tarima donde será el punto de encuentro de la movilización.

Su presencia convoca a varias organizaciones sociales y de derechos humanos a la marcha.

Como es uno de los curas más influyentes de la comunidad jesuíta, la misma a la que pertenece el Papa Francisco, su poder de convocatoria incluye al colegio San Pedro Claver, que aunque aún no se sabe si marchará, sí lo hizo en 2011.

Además de De Roux, la iglesia en general podría movilizarse en la convocatoria de la marcha.

Ya el arzobispo de Bucaramanga, monseñor Ismael Rueda Sierra, se pronunció a favor de la defensa del agua en el informativo de la Conferencia Episcopal del país, y eso ha servido para que un sector de los promotores de la marcha estén buscando que la iglesia les ayude a promocionar la marcha en los avisos parroquiales después de las misas.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia