Por Jineth Prieto · 01 de Marzo de 2018

1231

0

A 10 días de las legislativas la Gobernación de Norte de Santander está midiéndole el aceite a su maquinaria.

 

A través de grupos de WhatsApp, llamadas y hasta reuniones dentro del mismo palacio departamental están alineando apoyos para el 11 de marzo.

Así se lo confirmaron a La Silla tres fuentes de adentro de la administración de William Villamizar, quienes nos aseguraron por aparte que esta semana empezaron a citar contratistas y funcionarios para definir los detalles de cómo se moverán en las urnas.

La idea, según nos explicaron las tres fuentes, es verificar la procedencia política de cada contratista, comprobar que está haciendo campaña, y pedirle que entregue la lista de líderes con los que va a mover votos.

“Las reuniones son secretaría por secretaría, cada una tiene un cronograma diferente”, dijo a La Silla una de esas fuentes. “La mayoría de reuniones son después de las 4 o 5 de la tarde”

Eso se debe a que, como contamos, el Gobernador, además de mover la aspiración por La U de Wilmer Carrillo a la Cámara, repartirá sus apuestas al Senado entre Manuel Guillermo Mora de La U, el conservador Juan Manuel Corzo (con quien limó asperezas el año pasado), el liberal Andrés Cristo y la del candidato de Cambio Édgar Díaz, por lo que el control que ejerza sobre todos los engranes será clave para cumplir con sus compromisos electorales.

Sin embargo, las reuniones no solo son con secretarios.

La Silla conoció copias de conversaciones -nos abstenemos de publicarlas para proteger la fuente- que además de dejar en evidencia la dinámica de la presión a los funcionarios para que lleven personas a reuniones políticas y cumplan con compromisos electorales, mostrarían que el mismo Gobernador estaría reuniéndose con grupos de contratistas con miras a las elecciones.

En esas reuniones la idea es que los contratistas sepan que el Gobernador está pendiente de lo que están haciendo.

“Esta es la hora de apretar para que todos cumplan. Hay que verificar cada dato para estar seguros de lo que vamos a responder”, dijo a La Silla una fuente de adentro de la Gobernación que está encargada de organizar a los contratistas.

Le preguntamos al Gobernador Villamizar por las denuncias, pero no nos respondió los mensajes que dejamos en su celular.

Todo está dado para que ese día la Gobernación reparta a su gente entre los puestos de votación y con su maquinaria atraiga aún más votos para la baraja de aliados de Villamizar.

Hoy, según nos lo confirmó un funcionario que se mueve dentro del primer círculo de Villamizar, varias secretarías continuarán concretando los detalles de la movida del día electoral con contratistas.

Así que el 11 de marzo la Gobernación nuevamente mostrará lo que puede hacer su maquinaria (en la reunión de Germán Vargas Lleras llenó dos cuadras) y William Villamizar -otra vez- pondrá a prueba su capacidad de poner votos, algo que le ha servido a lo largo de su carrera política para tener de su lado a toda la clase política de Norte.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia