Por Ana Karietna León Quiroga · 03 de Septiembre de 2017

2026

0

Luego de darse a conocer en Floridablanca por asesorar a los 19 concejales de ese municipio a los que les redujeron a 10 meses una sanción de 10 años en la Procuraduría, y tras ese resultado haber multiplicado su votación en Santander, para 2018 el senador nariñense Eduardo Enríquez Maya no solo quiere mantener ese respaldo sino que le apuesta a duplicarlo.

 

Para hacerlo en la previa a las legislativas del próximo año volvió a aparecer en el segundo municipio del área metropolitana de Bucaramanga.

En un evento que le organizaron varios de los exconcejales que se salvaron con el fallo de la Procuraduría y políticos conservadores locales que le hicieron campaña en 2014 para que hablara sobre la implementación del acuerdo de paz con las Farc, el  congresista nariñense no solo volvió a figurar localmente sino que aprovechó para tantear terreno con los apoyos que hace casi cuatro años lo llevaron a pasar de 851 votos a 6.852 en este departamento.

A diferencia de 2014, en esta ocasión Enríquez Maya de entrada cuenta con un nutrido equipo que desde ya empezó a mover su maquinaria para activar su aspiración en Santander.

Además de los exconcejales Oliverio Solano Cala, Felix Marino Jaimes, Julio César Parra y Carlos Ciro Ruiz, están el diputado conservador Humberto Rangel y el exdiputado y excandidato conservador a la Alcaldía de Floridablanca Edgar Higinio Villabona, quien contó con su respaldo para ganar el aval del partido en su carrera por la Alcaldía en 2015, y actualmente es su cuota como Magistrado de la Sala Jurisdiccional del Consejo Superior de la Judicatura.

Ellos le pusieron 3 mil asistentes en el auditorio a Enríquez Maya, y se movieron tanto, que una fuente política del municipio le dijo a La Silla, que independientemente del partido, intentaron que buena parte de los líderes de Floridablanca llegaran al evento.

Y es que según le dijo a La Silla un integrante del grupo del congresista Enríquez Maya, la idea es que para el próximo año entre todos le apalanquen a esa aspiración alrededor de 15 mil votos en el departamento.

“Como hay una orfandad de dirigencia conservadora en el departamento, muchos sectores están buscando grupo y la idea es poder agruparlos alrededor de Eduardo Manríquez”, explicó

Sin embargo, aún no es tan claro cómo lograrán que un congresista de afuera se lleve una cantidad de votos tan alta y más teniendo en cuenta que las fuerzas de los políticos que están de frente en ese grupo no suman tanto.

Por un lado, el que más tiene votos es el diputado Rangel quien llega a los 8 mil, y por otro aunque Edgar Higinio Villabona sacó 38 mil votos a su aspiración por la Alcaldía de Floridablanca en 2015, su fuerza política no es la misma debido a que esa cantidad de apoyos la obtuvo en parte por el impulso de la maquinaria de los Díaz Mateus y hoy su relación con ellos no cruza por su mejor momento.

Según supo La Silla, una de las estrategias de Enríquez Maya para crecer en votos está en acercarse a los actuales concejales del municipio.

Frente a esa posibilidad, en los corrillos políticos de Floridablanca ha venido circulando la idea de que podría darse un segundo ‘pacto de lalito’, que fue como se conoció en ese municipio la presunta injerencia de Enríquez Maya en el fallo de la Procuraduría que reversó la sanción de los concejales pasados.

La versión que ha circulado por redes sociales es que el senador estaría ofreciendo mover sus influencias en altas cortes para sacar bien librados a los concejales de las investigaciones que tienen por las elecciones de personero y contralor, algo que también le favorecería al Alcalde Héctor Mantilla, dado que a esos cargos llegaron personas cercanas a su casa política.

Hay un hecho que refuerza esa versión en particular.

Aunque el Tribunal Administrativo de Santander este año declaró nula la elección de la contralora Luz Marina Díaz porque determinó que ni siquiera cumplía los requisitos para ser contralora, cuando la decisión fue apelada y llegó al Consejo de Estado se reverzó y el abogado que defendió a los concejales fue precisamente José Francisco Delgado Maya, quien fue quien defendió a los exconcejales en el proceso de la Procuraduría  conocido en el municipio como el  'pacto de lalito', y quien a su vez, según una fuente del primer círculo del senador, es primo del congresista nariñense.

Esa decisión podría convertirse en una de las principales pruebas de la defensa de los concejales en el proceso que les lleva la Fiscalía (imputó a la mesa directiva por prevaricato por omisión y fraude procesal, y a los dos vicepresidentes les  sumó el cargo de prevaricato por acción)  por esa elección.

Adicionalmente, hay pistas que muestran que el acercamiento del grupo de Enríquez Maya y los nuevos concejales sí han existido.

Tres fuentes del municipio nos dijeron que al menos seis (Alirio Pinzón, Salvador Molina, Nestor Bohórquez, Claudia Hernández, José Alexander Esparza y Consuelo Galvis -esposa de Oliverio Solano-) de los 19 concejales asistieron a la charla.

En el lado de Molina La Silla supo que aunque sí lo han buscado de ese grupo, no ha tomado una decisión al respecto porque está esperando a que su partido (ASI) defina cómo va a jugar el próximo año.

Además, una fuente de adentro del grupo del senador nariñense le dijo a La Silla que también han buscado acercamientos con Mantilla y que el escenario ideal para ellos sería que Enríquez hiciera fórmula con el candidato a la Cámara de Mantilla.

Ese escenario sería complicado para Mantilla porque como lo contó La Silla, debido a todos los compromisos que adquirió con congresistas locales, todo está dado para que no se case con ninguno en particular y le mueva votos a todos.

En todo caso, el plan b para Enríquez Maya en Santander estaría en llevar su propio candidato conservador y el primero en la lista para cumplir con ese papel sería Edgar Higinio Villabona.

Así que aunque el grupo del congresista en Floridablanca aún tiene varios detalles que perfilar, lo que queda claro es que la mirada la tiene puesta en doblar su apuesta para 2018. Habrá que ver si de aquí a marzo lo logra y más en un municipio en el que la torta de los votos estará más comprometida que de costumbre con los candidatos locales.

Nota de la editora: Este artículo fue actualizado a las 11:00 de la mañana con información relacionada con el proceso en el Consejo de Estado por la elección de la contralora de Floridablanca y las relaciones de Eduardo Enríquez Maya con el abogado que defendió a los concejales en ese proceso.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia