Por Ana León · 14 de Febrero de 2018

760

0

Aunque hace unos meses en la Arauca política pocas eran las expectativas sobre el intento del liberal Eneiro Rincón de volver a la Cámara, una serie de hechos le cambiaron el semblante en las últimas semanas. Además de que concretó una alianza con la mayoría de diputados, está capitalizando el voto cristiano y tratando de morder el de opinión.

El segundo aire

Eneiro Rincón llegó a la Cámara en octubre de 2016 por carambola, luego de ganar una demanda en contra de la  elección del entonces representante, Pedro Orjuela, quien tenía una inhabilidad producto de una vieja condena por porte de armas.

Aunque su llegada al Congreso reacomodó el tablero político del departamento, en la práctica, según le contaron a La Silla seis políticos de la región, no tuvo mayores efectos dentro de la balanza de poder regional.

La razón estuvo en que dentro de la Arauca política la percepción era que su gestión no había sido muy visible y que sin eso no era muy claro cómo podía pedir votos este año.

Sin embargo, tras el periodo de inscripciones, las movidas de otros políticos de la región le empezaron a cambiar el panorama.

La primera fue la del exalcalde de Arauca, Luis Emilio Tovar, quién aunque entró como uno de los favoritos en la puja dentro de la lista del uribismo, según cinco políticos de la región, entre esos uno del Centro Democrático, tiene en contra que su lista es muy débil y por eso no es tan claro que alcance a pasar el umbral.

La segunda fue el salto del representante de La U, Albeiro Vanegas, al Senado.

Eso le sirvió en dos vías, porque además de que Eneiro se quedó como el único candidato con curul peleando votos, debido a que ese partido no presentó lista  porque dos de sus principales cabezas -Facundo Castillo a Cambio y el Luis Emilio Tovar- se fueron al Centro Democrático, las bases que no se fueron con ellos, volvieron al Partido Liberal.

Además, le sonrió el hecho de que Hernando Posso, el excandidato a la Gobernación del liberalismo se quedó en el partido y aunque está apoyando a otro candidato, está poniéndole votos a la lista.

Eso sumado a que concretó alianzas con la mayoría de diputados del departamento, lo tienen con opciones de volver al Congreso.

La recargada

Hace dos semanas seis de los once diputados de Arauca hicieron pública su adhesión a la campaña de Rincón: tres liberales y tres de los cuatro diputados del partido de La U, que ya que no tienen lista propia.

Además, según dos fuentes que están en la campaña de Rincón, también entró el diputado Marcos Somoza de la ASI, quien debido a que su partido sí tiene candidatos a la Cámara, estaría ayudando la aspiracio´n por debajo de cuerda.

Sobre cómo cuajaron esas alianzas, a La Silla le dieron dos versiones.

En una coincidieron un candidato, un periodista y dos políticos liberales de la región. Habla de que los diputados se agruparon alrededor de Rincón porque el secretario de planeación del Departamento, José Alí Domínguez, movió las fichas.

Según esas mismas fuentes, Domínguez planea lanzarse a la Gobernación en 2019 y desde ya quiere conformar su estructura con congresista incluido.

“Necesita un representante a la Cámara de su lado para la campaña el otro año y lo natural es que convoque a las fuerzas del departamento a apoyar a Eneiro que es su aliado”, dijo uno de ellos.

Por otro lado, está la versión que nos dieron dos políticos que están dentro de la campaña de Rincón, así como un diputado que lo respalda.

Según ellos, los diputados quieren abrirse espacios propios para las locales de 2019. Por ejemplo, el diputado de La U y actual presidente de la Asamblea, Nasser Cruz, quiere ser Alcalde.

“Nosotros queremos que haya un relevo generacional ya. Que se acabe ese cacicazgo de Julio Acosta (...) él ya volvió a la cárcel y Facundo gobierna para él solo... ¿nosotros no contamos?”, nos dijo un diputado.

Públicamente, los diputados, así como otros políticos que se han sumado a la campaña, hablan de que Rincón tiene a favor (además de la reacomodada política del departamento) que ha logrado afianzar el voto de las iglesias evangélicas, porque además de que él es cristiano, ha adoptado un discurso en defensa de la familia. 

También le suman que como parte de su campaña está cimentada en que no votó a favor de la reforma tributaria y en que fue ponente de la ley de fronteras, puede capturar voto de opinión.

De qué tanta gasolina le metan sus nuevos aliados en el mes que queda de campaña dependerá que Rincón se reelija. De cualquier forma, lo que sí queda claro por ahora es que la suerte le está sonriendo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia