Por Jineth Prieto | Ana Karietna León Quiroga · 14 de Diciembre de 2017

3660

0

Con el arranque formal de las campañas para las legislativas del próximo año, la Gobernación de Santander terminó de encender su maquinaria.

Además de utilizarla para apalancar la aspiración al Senado de Miguel Ángel Pinto (el esposo de su tía) y  Nubia López, esta semana también empezó a moverla para impulsar la aspiración de Víctor Manuel Ortíz Joya, la segunda fórmula de Pinto, y, según cinco fuentes de adentro del liberalismo, el candidato directo de Tavera en la contienda. 

Anoche, en el restaurante José Dolores, al menos 30 funcionarios de la Gobernación asistieron a una cena cuyo objetivo era socializar oficialmente la candidatura de Ortiz. 

Aunque una vez nos enteramos llegamos al restaurante y entramos a grabar, solo pudimos estar unos segundos porque el dueño nos sacó argumentando que la reunión era privada.   

Sin embargo, sí obtuvimos audios de varios momentos de la reunión en los que queda claro que los que están son funcionarios de la Gobernación. 

En uno el mismo Ortiz es quien lo reconoce y se refiere a los asistentes como trabajadores del ‘palacio amarillo’.

En otro, uno de los asistentes dice que esa es una organización de apoyo político y electoral a Ortiz  y motiva a los funcionarios diciéndoles que por trabajar con el Estado no se les puede “amordazar” políticamente.

Más adelante dice que quienes fueron invitados fue porque apoyaron hace dos años al “gerente de la empresa departamental” haciendo referencia a Didier Tavera.

Y en un tercer audio, Rocío Solano, coordinadora de Bienestar Social de la Gobernación, dice que deben apoyar el proyecto de Ortiz “por el mismo lado”.

Solano le dijo a La Silla que esa era una “integración navideña” y que si estaba haciendo política era porque “estaba apoyando a un amigo” y consideraba que era su derecho de hacerlo. 

Si bien es cierto que a un funcionario no se le anulan los derechos políticos por trabajar en el Estado, sí tiene prohibido organizar reuniones, dar discursos o hacer públicas sus preferencias. Hacerlo es causal de destitución.

Además de la cena, a los asistentes les dieron volantes con la propaganda de Víctor Manuel Ortiz, un abogado hermano del exdefensor del pueblo de Santander Dilmar Ortiz,que sale al ruedo político tras haber sido compañero de universidad de Tavera y haber impulsado la reelección de Alejandro Ordóñez en la Procuraduría como líder de un grupo ciudadano. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia