Por Sara Ruiz · 29 de Junio de 2018

0

Ayer en la tarde, Luz Patricia Loaiza, primera dama de Armenia, estuvo en el despacho del Gobernador de Quindío para entregarle una carta en la que su esposo, el alcalde Carlos Mario Álvarez, renuncia a su cargo desde la cárcel.

Si el Gobernador, Carlos Eduardo Osorio, la acepta, la alcaldía queda vacante de forma definitiva, y si eso ocurre antes del 1 de julio tiene que convocar elecciones atípicas.

Eso evitaría que César Gaviria, como presidente del Partido Liberal, presente una terna para reemplazar a Álvarez, para lo que tiene diez días hábiles contados desde el lunes, cuando Osorio le envió una comunicación pidiéndosela.

Eso significa que si Osorio responde, Gaviria se quedará sin la posibilidad de definir el alcalde de la capital.

Detrás de esa jugada está el senador electo antioqueño Julián Bedoya, según supo La Silla Paisa de primera mano. La intención, supimos, es que el próximo Alcalde no sea alguien elegido a dedo, como lo acaba de confirmar Bedoya a través de un comunicado en que defiende las atípicas para que el Gobernador "le dé la oportunidad a la ciudadanía de escoger quién gobierne".

Bedoya es uno de los siete senadores liberales que el martes en la noche se pusieron de acuerdo para no asistir a la cena que ofreció Gaviria en su casa al presidente electo Iván Duque, como acto de protesta contra su jefatura.

Si el Gobernador acepta la renuncia, Bedoya podrá impulsar un candidato para las atípicas -aunque si quiere que sea con el aval de su partido, eso dependerá de Gaviria-.

En todo caso tiene la fuerza política para hacerlo como nuevo aliado de su copartidario Luciano Grisales, el representante más votado del Quindío y disidente de la ex alcaldesa de Armenia Luz Piedad Valencia.

Ella, la jefe liberal del departamento, es cercana a Gaviria y también está en la cárcel por los líos de corrupción que tocan a Álvarez (quien está imputado por peculado, lavado de activos, concierto para delinquir e interés indebido en la celebración de contratos).

De hecho, el Alcalde fue su ficha para sucederla en la alcaldía en 2015.

La alianza se cocinó hasta el punto de que, para las legislativas, Álvarez y su esposa le estuvieron haciendo campaña a la dupla Bedoya-Grisales a través de contratistas de la Alcaldía en marzo, como contamos.

Si Osorio, quien es conservador pero llegó a la Gobernación de la mano de Valencia, acepta la renuncia de tal forma que sea efectiva antes del 1 de julio, el bloque rojo anti gavirista metería, con Bedoya, su primer gol, y Armenia tendría pronto unas elecciones para alcalde, las primeras de una capital convocadas por el gobierno Duque.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia