Por Juan Esteban Mejía · 06 de Diciembre de 2017

2427

1

En el partido de Álvaro Uribe intentaron jugar limpio para elegir a los once candidatos hombres que estarán en el tarjetón de las elecciones a la Cámara por Antioquia en 2018. Sin embargo, en la puja de poder entre Fabio Valencia Cossio y Luis Alfredo Ramos, rompieron las reglas que definió el mismo Centro Democrático, y terminaron colados aspirantes que no logran pasar sus propios estándares.

El 24 de octubre, la directora nacional, Nubia Stella Martínez, expidió una resolución, en la que fijó las instrucciones para seleccionar a los candidatos que tendrán el aval. La idea, según se lee allí, era darle cabida a quienes garanticen “comportamiento ético y social, trayectoria política dentro del partido, liderazgo social y trayectoria laboral y académica”.

Las direcciones departamentales quedaron encargadas de verificar los antecedentes penales, disciplinarios y fiscales de quienes aspiran a recibir el respaldo del partido a la Cámara y elaborar un informe para la dirección nacional, que toma las últimas decisiones.

En Antioquia, los uribistas hicieron un concurso en el que se inscribieron 30 aspirantes hombres, de los cuales debía salir una lista definitiva de once después de pasar por varios filtros.

Para cumplir con la cuota femenina se inscribieron seis mujeres que tuvieron un proceso aparte.

La primera prueba para los hombres fue una entrevista en la que tuvieron cinco minutos para describir su hoja de vida, cinco minutos para presentar su proyecto político y otros cinco minutos para responder preguntas de los evaluadores.

El segundo filtro era un estudio jurídico, en el que analizaron los antecedentes de cada uno, tal y como lo había solicitado la directora nacional en su resolución.

Y el tercer momento, que sería el decisivo, era someter a votación de la dirección departamental a quienes pasaron aquellas dos pruebas, para quedar con la lista definitiva de quienes estarán en el tarjetón.

La sorpresa que se llevaron algunos que hicieron ese proceso fue que, al final, todos pasaron a ser elegidos por votación y ninguno fue descartado en los dos primeros filtros. “No entiendo para qué nos pusieron a dar tantas vueltas si todos íbamos a llegar hasta la fase final”, nos dijo uno de los aspirantes.

La ley del más fuerte

Después de que todos los que se inscribieron pasaron por la entrevista y el estudio jurídico, Fabio Valencia Cossio propuso elegir a los candidatos por votación sin descartar a ninguno por los puntajes que sacaron en las pruebas anteriores. El senador Alfredo Ramos rechazó esa idea, pero la dirección regional del partido la acogió.

Pese a que esa lista era confidencial, llegó a manos del periodista Nacho Mejía, del diario El Mundo, y él la publicó. Dentro del Partido se regó el rumor de que Valencia Cossio hizo la filtración y el propio Nacho desmintió esa versión.

A juzgar por el pasado de dos que tienen el guiño de Valencia Cossio, él es el mayor perjudicado con que se hubiera conocido la lista con antelación porque los perdedores corrieron a escudriñar los antecedentes de sus candidatos. La conclusión es que ellos, y otros aspirantes de diferentes corrientes, no hubieran pasado el estudio jurídico y, aún así, tienen ahora la opción de recibir el aval, contrario a lo que ordenó la directora del partido en su resolución de octubre.

Los casos polémicos 

El plan A de Valencia Cossio en la lista es Jhon Jairo Berrío, que fue alcalde de Don Matías entre 2008 y 2011. Él tiene un proceso activo en la Fiscalía porque durante su mandato se abstuvo de nombrar gerente para el hospital Francisco Eladio Barrera y en cambio usó ese puesto para nombrar personas encargadas temporalmente. Además de aquel proceso, la Contraloría de Antioquia lo sancionó con un mandamiento de pago por 2,7 millones de pesos en 2013.

De esa misma cuerda sería el candidato Amador Caicedo, quien, según El Heraldo de Urabá, registra en la Fiscalía dos denuncias por inasistencia alimentaria, una por hurto y otra por amenazas, pero La Silla no pudo verificar si esos procesos están activos.

Nataly Vélez, concejal de Medellín y representante de sus compañeros ante la dirección departamental, puso en la lista a su candidato, José Hernán Gómez. Él fue cuestionado recientemente en el Concejo de Medellín porque era accionista de DermoLáser, una clínica donde se evadían impuestos, según denunció el periodista Rubén Benjumea.

El candidato Carlos Arturo Betancur, del grupo de Itagüí, también aparece en la lista de elegidos para recibir el aval, pese a que alias el 'Cebollero' declaró que le dio su apoyo en el 2003 para ser alcalde de ese municipio. Betancur explicó que para ese entonces el 'Cebollero' era conocido como un comerciante de la central Mayorista y que él nunca tuvo que comparecer ante organismos de control para dar explicaciones respecto a esa acusación. 

Otro que aparece en la lista es César Eugenio Martínez, que emigró de partido Conservador. Si bien no pudimos encontrar denuncias en su contra, un aspirante que se quedó por fuera de la lista criticó su coherencia porque en las pasadas elecciones a la gobernación apoyó a Federico Restrepo, el candidato de Sergio Fajardo, y no a Andrés Guerra, el del Centro Democrático.

Los otros aspirantes

Dentro del mismo partido hay quienes señalan a Carlos Andrés Ríos de hacer parte del grupo de Valencia Cossio, pero él mismo niega esa relación y se declara libre de padrinazgos y así quiere pasar de haber sido edil del barrio Laureles de Medellín a Representante a la Cámara. Sin embargo, La Silla no encontró registros de comportamientos irregulares de su parte.

Las fichas de Ramos hasta ahora parecen cumplir los requisitos para recibir el aval. Ellos serían Hernán Saldarriaga, dirigente del Suroeste antioqueño; Óscar Darío Pérez, que ajusta 12 años en el Congreso, y Hernán Cadavid, su cuota más joven.

La senadora Paola Holguín va con su candidato, el abogado Juan Fernando Espinal.

Y Esteban Quintero, que fue diputado, ahora quiere llegar a la Cámara.

Los aspirantes a recibir el aval del Centro Democrático para la Cámara de Representantes de Antioquia aún esperan la decisión final de la dirección nacional.

Comentarios (1)

DIDUNDI

06 de Diciembre

1 Seguidores

El Furibe centro dictatorial sigue en la tónica d los reality shows disque pa...+ ver más

El Furibe centro dictatorial sigue en la tónica d los reality shows disque para escoger 'democráticamente' sus representantes.
Resulta imposible creer q no haya personalidad y carácter en x lo menos alguno-as hombres y HOMBRAS, seres probos e impolutos, para seguir asintiendo sin chistar LAS ÓRDENES dl dios único.
Toca seguir riendo d las payasadas

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia