Por Camilo Trujillo Villa · 13 de Abril de 2018

0

Si hay por estos meses alguien a quien el expresidente y senador Álvaro Uribe le esté midiendo el talante y empuje político, es a Andrés Guerra Hoyos

Al exdiputado de Antioquia y excandidato a la Gobernación por el Centro Democrático en 2015, se le encomendó la tarea de organizar y alinear las bases del partido en el departamento; en un momento en el que se llegó a dudar de la unidad de la colectividad hacia la candidatura presidencial de Iván Duque

“Andrés Guerra asume (agosto de 2017) la dirección del Centro Democrático en Antioquia en medio de una grave y profunda ruptura entre matices y facciones de ese partido y con la tarea de limar asperezas y diferencias”, le explicó un estratega político a La Silla Paisa.

Y lo ha logrado, desde que se definió la candidatura presidencial del uribismo, Guerra se ha encargado en Antioquia de ordenar la casa desde adentro —en el departamento había mucho apoyo a Rafael Nieto y el bloque de Luis Alfredo Ramos tenía dudas de Duque—, algo a lo que denominó “organizando el camerino”.

“Organizando el camerino”

En un semestre en el que coinciden el mundial y las elecciones presidenciales, suena interesante usar un símil para explicar una estrategia política.

Para Guerra, que vendría siendo el director técnico de esta estrategia, Antioquia es como un equipo de fútbol, en el que los 11 jugadores son cada una de las regiones —son nueve pero el Valle de Aburrá lo divide en tres— y que, dependiendo de su desempeño individual pero también del trabajo colectivo, ganan o pierden el partido (la elección presidencial); todo eso se organiza en el camerino.

Antes de la alinear deberá organizar. Para eso, la táctica es la creación de unos comités regionales y municipales.

Una fuente de La Silla Paisa, militante del Centro Democrático, nos dijo que todos los comités tienen que ser plurales e incluyentes con los líderes políticos del partido en el departamento.

Sin embargo, los resultados del pasado 11 de marzo —en los que el Centro Democrático sacó más de 556 mil votos en Antioquia y metió siete representantes a la Cámara— le dan un orden lógico y natural de quiénes serían estas personas de acuerdo a la región a trabajar.

En este sentido, la mejor votación a la Cámara del partido, Óscar Darío Pérez, apoyaría en  Medellín —junto con Margarita María Restrepo— y en el Aburrá sur (Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas) lo estaría acompañando Juan Fernando Espinal.  El Aburrá norte (Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa) estaría a cargo de John Jairo Bermúdez. 

Ya en las regiones, el Oriente antioqueño le corresponde a Esteban Quintero, quien también apoyará un poco la gestión de Santiago Valencia —actual representante, senador electo— en el Magdalena Medio. En el Occidente entra a apoyar César Eugenio Martínez, en el Suroeste Juan Espinal y en el Norte Jhon Jairo Berrío.

Los senadores electos del Centro Democrático cuyo núcleo electoral es Antioquia, trabajan en todas las regiones, en todos los comités, especialmente en las que no hay representante doliente como Urabá y Bajo Cauca.

¿Cómo es el trabajo?

El líder político convoca a una reunión y cita a los delegados de cada municipio de su región, a quienes se les encarga conformar los comités municipales; cada comité tendrá un interlocutor que se encarga de transmitir todo al líder regional, quienes a su vez informan al director departamental. El objetivo principal de este grupo de personas es activar las bases del Centro Democrático en cada uno de sus municipios; hacer reuniones en los barrios, corregimientos y veredas.

“Lo que Uribe quiere es que la campaña presidencial sea de abajo hacia arriba, que parta desde las bases hasta el candidato. No podemos depender de la presencia de Duque para mover a la gente, porque no le va alcanzar el tiempo para visitar —de hoy a mayo— las nueves regiones. El director de todo ese engranaje es Andrés Guerra”, le explicaron a La Silla Paisa.

Además, nos aclararon que esos comités son muy diferentes a los directorios del partido, ya que, en los comités también pueden participar —y de hecho hacen parte— personas y líderes sociales y políticos (diputados, concejales y ediles) de otros partidos políticos, especialmente del partido Conservador.

Nos tienen terminantemente prohibido hablar en medios, o en otros escenarios, de avales o candidaturas a gobernación, alcaldías o curules a corporaciones

Miembro del Centro Democrático

“Estos comités son creados exclusivamente para la campaña Duque Presidente; una vez finalice la contienda electoral se desintegran”, le enfatizaron a La Silla Paisa.

Aunque fue muy reservado y no quiso hablar de la estrategia, Guerra le confirmó a La Silla Paisa que en Antioquia hay 24 grupos del Centro Democrático que están trabajando juntos desde hace cuatro meses y que fueron claves para los triunfos del 11 de marzo.

“Esto se gana con estructura, organización, abogados y con testigos; esa es mi labor en el Centro Democrático”, comentó Guerra.

Concentrados en la campaña presidencial

Desde la cúpula del Centro Democrático les tienen “terminantemente prohibido” hablar en medios o en otros escenarios de avales o candidaturas a gobernación, alcaldías o curules a corporaciones —concejos y asamblea— para no desviar la atención de la campaña de Duque.

Uno de los principios básicos del camerino, como director, es tener claro que hoy yo no soy candidato a nada

Andrés Guerra, director del CD en Antioquia

“Uno de los principios básicos del camerino, como director, es tener claro que hoy yo no soy candidato a nada y que nos estamos dedicando a preparar y motivar los equipos de trabajo. Nuestro norte y única tarea hoy es que Iván Duque llegue a la presidencia de la República. Que la gente se sienta escuchada y respetada, con un partido que les da garantías”, le manifestó Guerra a La Silla Paisa.

Otro estratega político consultado por La Silla Paisa, opina que hasta ahora Guerra está enrutando bien los votos hacia Duque y que, con el trabajo en equipo de los representantes y senadores electos, lograría la unidad que necesita para que en el futuro, a las facciones del Centro Democrático no les de por proponer otros candidatos a la Gobernación de Antioquia.

Le sirve para llegar a la Gobernación

Así no lo admita todavía, si la estrategia tiene éxito y Duque gana la Presidencia, Guerra le habría demostrado a Uribe que sí fue capaz y prácticamente estaría asegurando su candidatura a la Gobernación de Antioquia por el Centro Democrático, sin la necesidad de tener que disputarse el aval con otra persona.

Con excepción de Liliana Rendón, que también buscará la Gobernación en 2019 y que está trabajando para la campaña de Vargas Lleras en Antioquia, para Guerra será más fácil buscar votos que a otros candidatos, porque con estas elecciones —legislativa y presidencial—  empezó a recorrer el camino que otros apenas iniciarán en octubre de 2018, fecha en la que se sabrá con certeza quiénes competirán en la carrera por llegar al primer despacho de la Administración Departamental.

En este sentido, Guerra solo tendría que replicar la estrategia política que está ejecutando hoy, es decir, reactivar todas las bases que logren organizar este semestre y articularlas. Este sería un muy buen punto de partida para su campaña ya que —mal contados— tendría inicialmente unos 500 mil votos. 

El éxito o el fracaso de Andrés Guerra Hoyos con esta estrategia, será su principal carta de presentación para su candidatura en las elecciones de 2019.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia