Por Tatiana Duque · 11 de Enero de 2018

0

A partir del sábado Germán Vargas Lleras hará su aterrizaje formal como candidato presidencial en Valle con al menos tres eventos en Cali, con los que sus actuales congresistas quieren mostrar que tienen con qué para aumentar su votación acá y apalancar su candidatura presidencial en el Pacífico.

A pesar de que en este departamento Vargas solo alcanzó 240 mil firmas (seis mil menos que en Nariño), para el exvicepresidente esta plaza es clave porque ya tiene un terreno ganado con tres congresistas que buscan crecer y Cambio puede obtener más votos de la mano de la baronesa electoral y gobernadora Dilian Francisca Toro, a quien como hemos contado le han coqueteado desde el vargasllerismo.

Tanto el senador Carlos Fernando Motoa, que va por la reelección, como los representantes José Luis Pérez (que aspira al Senado) y Carlos Abraham Jiménez, le harán tres eventos por separado en la capital del Valle.

 

“Cada candidato le va a hacer un evento para mostrar su fuerza electoral”, nos dijo un político caleño que está involucrado en la logística de una de las reuniones. En ese mismo sentido nos hablaron dos políticos del Valle más por aparte.

Motoa hará un evento el sábado en un centro de convenciones al norte de Cali (en cuyos salones caben de 2 mil a 5 mil personas), mientras que Jiménez llevará a Vargas a un hotel del centro de Cali el domingo en la mañana (donde caben más de mil personas), y Pérez se puso la meta de llevar 14 mil personas a la plaza de toros de Cali el domingo en la tarde.

En cada reunión los aspirantes al Congreso mostrarán qué tienen frente a sus competidores, sobre todo en el caso de Motoa y Pérez que tienen cazada una pelea para obtener una curul, el primero para mantener la que ya tiene y el segundo para consolidarse como el nuevo barón de Cali.

Que Vargas logre llenar tres plazas en Cali en menos de 24 horas le muestra los dientes a sus contendores inmediatos, como Humberto de la Calle y Sergio Fajardo, que también tienen apoyos en el departamento (la maquinaria de los liberales con el exnegociador y el alcalde Maurice Armitage con el exgobernador).

Y lo hará también con su discurso. Según nos dijo el representante Jiménez, la idea es que Vargas llegue al Pacífico a hablar duro contra el ELN, la región más afectada por las 36 violaciones al cese, sobre todo después de que Santos devolviera al equipo negociador de Quito, lo que le ayuda a mantener su postura de mano fuerte contra las guerrillas y que separó al vargasllerismo del Gobierno el año pasado.

Falta por ver si realmente los políticos le llenan las plazas a su jefe. Y con quiénes lo hacen.

Y así, comenzar a hacer más presencia en Cali y convencer a los que todavía no han llegado oficialmente a sus toldas (como Dilian Francisca Toro), para que vayan acercándose.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia