Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 10 de Junio de 2018

2271

3

Pese a que en Nariño Gustavo Petro dobló en votos a Iván Duque en primera vuelta (238 mil votos frente a 134 mil), el uribismo quiere pelear en este histórico fortín de izquierda.

 

Así quedó demostrado en las últimas movidas que hubo en el departamento, con Álvaro Uribe a la cabeza, para recortar distancia en el Pacífico, donde Petro es fuerte -excepto en Valle-, teniendo en cuenta que este candidato ya tiene apoyos consolidados en el Caribe y Bogotá.

El petrismo no se ha quedado atrás. Mientras Uribe hablaba con políticos tradicionales y cuestionados que llegaron a sus toldas, la campaña de la Colombia Humana sumaba a políticos liberales, a fajardistas, polistas y al grupo del gobernador Camilo Romero, dueño de una maquinaria clave en el departamento.

Además de enfilar baterías para la contienda de este domingo, a nivel regional detrás de la movida está la alineada de políticos de derecha e izquierda para pelear la Gobernación que deja Romero en 2019.

Así están las cargas a una semana de la segunda vuelta.

Petro tiene a los alternativos, incluido al Gobernador

Como contamos, el movimiento del gobernador Camilo Romero, Nueva Ciudadanía, no estuvo tan activo en la campaña de Sergio Fajardo en primera vuelta, en parte porque sus bases ya estaban con Petro.

Pero a partir del miércoles los de Romero aparecieron de frente en la campaña.

Ocurrió en un acto público de adhesión en Pasto, que fue convocado por el gerente de campaña de Petro, el ex integrante de la Comisión de Paz de la gobernación de Nariño, Pablo Pardo.

Además de que fueron dirigentes políticos y líderes de sectores sociales afines en primera vuelta a Fajardo, De la Calle y Petro, también estuvo el movimiento Nueva Ciudadanía de Romero, a través de su asesor de despacho Julián García y Wilson Sanabria, quien además de ser del grupo del Gobernador es codirector nacional de juventudes del Verde.

“Creemos que el voto en blanco facilita la llegada del uribismo al poder y apoyamos a Petro porque compartimos sus propuestas de salud, educación y políticas económicas de Petro”, nos dijo Sanabria.

Este es el empujón de Romero aunque hubiera querido ayudar en persona.

A Romero la Fiscalía le imputó cargos por la presunta entrega a dedo del contrato de comercialización de aguardiente en Nariño. Por este mismo caso, la Procuraduría le abrió una investigación disciplinaria en mayo. 

Además de la Gobernación, los verdes en Nariño cuentan con 71 concejales y solo Nueva Ciudadanía tiene un grupo de 60 líderes en el departamento, además de un senador, Aulo Polo (también de Romero) y el exgobernador, Antonio Navarro.

También esta semana adhirió el Moir de Nariño a través del concejal de Pasto, Erick Velasco, el único de esa tendencia. Una movida que se sale del molde de la disciplina de la tendencia que lidera a nivel nacional, Jorge Robledo, quien decidió el voto en blanco.

Del Polo también llegaron los ex gobernadores Parmenio Cuellar y Raúl Delgado, líder de la campaña de Fajardo en Nariño y el directorio verde departamental.

Además, llegaron refuerzos del Partido Liberal, a través de las bases y aliados locales del senador Guillermo García Realpe (64 mil votos), quien hace parte de la disidencia liberal que no apoyó que César Gaviria aterrizara en el uribismo.

El grupo político de García decidió apoyar a Petro en parte como voto protesta contra Gaviria y por apoyo al Acuerdo de Paz, según nos dijo el diputado Jairo Otero, director departamental liberal y aliado local de García Realpe.

Con toda esta maquinaria alternativa de su lado, el petrismo recorrerá en lo que queda de campaña los 64 municipios de Nariño donde cada sector es fuerte, reactivar el trabajo de líderes y aplicar la estrategia fajardista de campaña de hacer caminatas y pedagogía con cada ciudadano.

De hecho habrá una caminata con Petro el martes y ayer sábado tuvo una Cali, reforzando ese trabajo de calle.

La apuesta será conquistar los 70 mil votos de Fajardo, los 10 mil De la Calle, pero sobre todo apuntarle al abstencionismo (53 por ciento hace dos semanas) y llegar a los 300 mil votos.

Pero a largo plazo este grupo de políticos que se autodenominan alternativos también quieren que la naciente coalición siga para 2019, apostándole a retener la Gobernación “y consolidar a Nariño como un voto de opinión irreverente”, nos dijo Pardo, el de la campaña de Petro.

Un reto al que también se le quiere medir los que ya se pasaron al uribismo.

Uribe se mete al rancho de izquierda

Hace una semana Álvaro Uribe estuvo de gira en Nariño con la intención de consolidar alianzas que recorten la diferencia con Petro, de la mano de la maquinaria santista que se pasó al uribismo, quedando con 11 de los 14 miembros de la bancada nariñense entre actuales y electos.

También le habló a sectores que son afines a Petro, como representantes indígenas y con empresarios que habían apoyado a Fajardo, una movida similar a la que hizo en el Sur el país y que también impulsó en el Valle en su última visita a Cali.

Además de grabar videos con líderes indígenas diciendo que Duque no va a acabar con los resguardos, Uribe se subió en tarima en Túquerres con el exgobernador indígena, Silvio Lagos, en el marco de un evento que le hicieron la senadora azul Miryam Paredes y el representante Berner Zambrano de La U.

Lagos estuvo en la cárcel porque como gobernador indígena fue acusado de inflar el censo población del resguardo de Túquerres para apropiarse de recursos y de vender avales indígenas para obtener beneficios del Estado.

También estuvo en El Tambo, un fortín conservador y donde la diferencia entre Petro y Duque es de apenas 120 votos. Allí tuvo una reunión organizada por los congresistas azules Liliana Benavides y Eduardo Enríquez Maya que estuvieron en tarima con los padres, esposa y hermana del Alcalde conservador de ese municipio, Juan Pablo Barrera.

Además sumó nuevos apoyos.

Llegó el representante de Cambio Radical, Gilberto Betancourt y el excandidato de Cambio al senado y exalcalde de Pasto, Harold Guerrero, que le pusieron 44 mil votos a Vargas Lleras en el departamento.

Aterrizó el representante rojo Gustavo Estupiñán, el quemado excandidato al Congreso Rafael Escrucería y el destituido exrepresentante tumaqueño, Neftalí Correa, los dos últimos con votos en el litoral pacífico.

La adhesión del barón electoral de Tumaco (donde ya ganó Duque en primera vuelta) se dio solo una semana después de primera vuelta en una reunión entre Uribe y Neftalí en el hotel San Juan Boutique según nos confirmó el representante azul Felipe Muñoz, quien cuadró el encuentro.

Detrás de estos apoyos está además el interés a futuro de ser beneficiados por un eventual Gobierno de Duque, como nos dijo Muñoz.

“Nos unimos a Duque porque no queremos quedarnos rezagados ante el gobierno, que el expresidente Uribe vea que acá tiene un apoyo importante”, nos dijo.

Además, con la visita de Uribe se sumaron sectores como los directivos de la EPS Emssanar y empresarios de lácteos, avícolas, y de la salud que apoyaron a Fajardo, aunque de la campaña no nos dijeron cuáles.

Toda la movida apunta a recortar distancia con Petro, pero además, como contamos a buscar que la nueva coalición uribista pueda conquistar la Gobernación tras cinco mandatos de izquierda.

Sobre todo porque en la primera medición que se hicieron, que fue la primera vuelta, no les fue bien.

Desde la consulta del No de marzo a la primera vuelta solo hubo un crecimiento de 26 mil votos. En parte, según nos dijo alguien cercano al senador azul, Eduardo Enríquez Maya, porque ha habido una descoordinación con la gerencia del Centro democrático en el departamento y porque no hubo recursos para mover a los votantes el día de las elecciones.

Por eso y pese a la unión del músculo de las fuerzas políticas tradicionales con Duque entrar donde Petro les quedará cuesta arriba.

En los tres municipios donde estuvo Uribe fue recibido con manifestaciones en su contra e incluso en Túquerres algunas personas (entre los que había seguidores de Petro) tiraron piedras y huevos a la caravana donde iba el expresidente. Hizo falta incluso la intervención del Esmad para abrirles camino.  

La tradición de izquierda del departamento en presidenciales puede ser difícil de revertir en menos de una semana, incluso con maquinaria a todo vapor y con recursos propios de los congresistas.

Comentarios (3)

MALR

10 de Junio

0 Seguidores

Juanita POR QUE QUITARON EL COMENTARIO QUE HICE DE ANDRÉS VILLAMIZAR?? ESE SE...+ ver más

Juanita POR QUE QUITARON EL COMENTARIO QUE HICE DE ANDRÉS VILLAMIZAR?? ESE SEÑOR ES UN CORRUPTO se robó junto con JULIAN MARULANDA QUIEN ES PROFUGO DE LA JUSTICIA 600 MILLONES PESOS, Por favor alcalde de CALI REVISAR A QUE FUNCIONARIO LLEVA A LA ALCALDIA Y LOS CALEÑOS pedirle cuentas a LA FISCALIA en que va el proceso de ANDRES VILLAMIZAR

MALR

10 de Junio

0 Seguidores

Juanita León por favor responder seriamente por que quitaron el comentario qu...+ ver más

Juanita León por favor responder seriamente por que quitaron el comentario que hice de ANDRES VILLAMIZAR? TATIANA DUQUE EDITORA DE SILLA PACIFICO DICE QUE POR QUE NO SE CUMPLEN LOS DEBERES DE LOS USUARIOS..ACASO ESTOY DICIENDO MENTIRAS?? ES BIEN SABIDO QUE VILLAMIZAR ES UN CORRUPTO SEAN SERIOS EN LA SILLA VACIA ESA SRA TATIANA DUQUE DEBE INVESTIGAR MEJOR COMO LO HACE EL DIARIO EL ESPECTADOR

MALR

10 de Junio

0 Seguidores

EN EL ESPECTADOR SALIO TDOAS LA INFORMACION DEL ROBO QUE HIZO ANDRES VILLAMIZA...+ ver más

EN EL ESPECTADOR SALIO TDOAS LA INFORMACION DEL ROBO QUE HIZO ANDRES VILLAMIZAR CON JULIAN MARULANDA Y AHORA LA SRA TATIANA DUQUE ELIMINA MI COMENTARIO Y AL VOLVERLE A ESCRIBIR A TATIANA DUQUE EL SISTEMA NO ME DEJA HACERLO

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia