Por Ana María Saavedra · 04 de Octubre de 2017

1125

0

El asesinato de tres policías en Miranda el pasado sábado dejó en evidencia que en el Norte del Cauca hay una telaraña de disidencias de las Farc que se están disputando el territorio que dejó esa guerrilla. Y que algunos de esos grupos están actuando en alianza con el ELN, justo cuando acaba de arrancar el cese al fuego con esa guerrilla.

Los presuntos responsables

Ayer, la Policía del Cauca anunció que ya tiene identificados a tres de los responsables del atentado del sábado, por quienes ofrecieron una recompensa de 50 millones de pesos.

Se trata de un grupo al mando de alias ‘Mordisco’, ex integrante del Frente 6 de las Farc, según interceptaciones que ha recogido la Policía.

 

‘Mordisco’ fue miembro de las fuerzas especiales conocidas como los ‘Pisa Suave’ por su capacidad de acercarse a su objetivo sin ser notados. Tiene órdenes de captura por dos secuestros, cometidos en 2014 en Villarrica y Guachené, Cauca, y el atentado a una base del Ejército en Cerro Antenas, en el que murieron cuatro militares en 2013.

Una fuente de la Policía regional le dijo a La Silla Pacífico que el exguerrillero, quien es oriundo del norte del Cauca, abandonó una de las zonas veredales durante el proceso de paz junto con 10 hombres. Luego, reclutó a delincuentes comunes e intentó hacer acercamientos con indígenas de la vereda la Cominera en Corinto, vecino a Miranda, y reconocida zona de cultivos de marihuana, pero éstos no quisieron tener tratos con este grupo.

Lo que no está claro aún es si los hombres de ‘Mordisco’ actuaron en alianza con el ELN como dijo el lunes el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

“Los autores más probables son los miembros del crimen organizado residual de las Farc, ex Frente 6, donde también pudieron haber participado miembros del ELN, pero en esa investigación está nuestra Fuerza Pública. Lo más probable es que haya sido ese Frente 6 de las disidencias de las Farc que se hacen pasar por ELN, según testimonios”, dijo este lunes.

La duda es porque precisamente ese mismo grupo ya ha actuado antes en alianza con los elenos, específicamente con la compañía Milton Hernández, desde el año pasado cuando desertó 'Mordisco', según revelaron dos fuentes de la Policía y de la Fiscalía.

“La Compañía Milton Hernández se fortaleció en los municipios de la cordillera Central, donde antes no estaba, reclutando a ex guerrilleros de las Farc, desde disidentes hasta milicianos de la zona. La información que manejamos es que ‘Mordisco’ se asoció con esa compañía”, dijo la fuente de la Fiscalía.

Esa compañía es la responsable según el Ejército y la Policía de dos acciones en el norte del Cauca este año: una emboscada en la que murió el soldado Jhon Jairo Plazas Banguera y resultó herido el uniformado Andrés Pérez Bolaños en la vereda Cuchilla de Caloto; y la muerte del patrullero Oswaldo Antonio Lance Gómez de la Policía del Cauca en la hacienda La Emperatriz de Caloto en mayo.

En este último hecho, según la fuente de inteligencia de la Policía del Cauca, habría participado alias Mordisco.

Al ELN también se le atribuyó el ataque a la patrulla de la Policía que acompañaba la extracción de armas de las Farc en la vereda el Tierrero del municipio de Caloto el 6 de agosto pasado. Sin embargo, según una fuente de la Policía del Cauca que consultó La Silla, en ese grupo también había disidentes de las Farc aunque la fuente no especificó de qué Frente.

La relación de ex farianos y el ELN ha sido denunciada por las comunidades desde el 2015 cuando empezaron a aparecer grafitis de la Columna Milton Hernández del ELN con frases como “‘Siempre junto al pueblo, ni rendición ni entrega’” o “‘ELN 51 años”’ en el cementerio y en casas de El Palo, en Caloto.

“Hemos recibido información de que ya hay presencia del ELN y nos preocupa porque pareciera que lo que se está viendo es un cambio de brazalete”, denunció en febrero del 2016  Luis Fernando Arias, consejero mayor de la ONIC.

Además, un líder indígena le contó a La Silla Pacífico que el año pasado un grupo del ELN fue retenido por los mismos guerrilleros de las Farc por estar en esa zona. Esa información fue confirmada por dos fuentes más, una de la Policía y un defensor de derechos humanos, que ha trabajado como mediador de paz con grupos ilegales.

Entre esos hombres estaba alias ‘Andrés’ o ‘El Indio’ y ‘Albeiro’, quienes habían pertenecido al Frente 6 de las Farc, y aún antes de que se instauraran las zonas veredales abandonaron la guerrilla y se unieron al ELN. Alias ‘El Indio’ fue detenido por el Ejército meses después en una vereda de Buenos Aires, Cauca, en la Cordillera Occidental.

El lunes, comandantes de la Policía nacional se reunieron en Presidencia con el Ministro Villegas para analizar la situación, según le contó a La Silla uno de los asistentes.

“Es un asunto muy delicado. No podemos hablar de esa relación sin tener las pruebas concretas,” dijo.

Aunque el lunes, dos días después del ataque, el Ministro Villegas dijo que no había habido violaciones al cese al fuego bilateral con el ELN, la situación en el norte del Cauca preocupa porque no hay claridad si esa guerrilla está involucrada en los hechos de Miranda o no.

Lo que está en juego no es sólo la credibilidad del cese al fuego con el ELN y la posibilidad de verificar que esa guerrilla efectivamente lo respete, sino la jerarquía del Comando Central de que desde el sábado, a través de Nicolás Rodríguez Bautista alias Gabino, le ordenó a sus hombres que respetaran el cese que estará vigente hasta el próximo 9 de enero.

Sobre todo porque como ocurre en el Norte del Cauca, además del grupo de ‘Mordisco’ y del ELN, hay otros disidentes de las Farc que se han puesto distintos nombres lo que dificulta identificarlos y por consiguiente, combatirlos.

Las otras disidencias

Una fuente de la Fiscalía  explicó que en el norte del Cauca (donde están ubicadas las  zonas veredales de normalización de Miranda, Caldono y Buenos Aires) delinquen otras tres disidencias de las Farc.

La primera se hace llamar Frente 3 y llegó desde el sur del país.

“Hay una alianza entre gente que era de la Columna Jacobo Arenas y el Frente 6  (ambos eran del Cauca) con la gente de alias Gentil Duarte y Calarcá, de las disidencias del sur del país. Este grupo está extorsionando y cobrando vacunas de cultivos ilícitos en Morales, La Salvajina, Suárez y Piendamó”, dijo el investigador de la Fiscalía.

Esta información coincide con los datos entregados a La Silla Sur por el general Jorge Humberto Jerez, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega del Ejército (que está en Caquetá, Meta y Guaviare), quien nos dijo que por información de inteligencia saben que ‘Gentil Duarte’ está haciendo contactos con las disidencias del Cauca para ampliar aún más las rutas de entrada y salida de la coca.

El otro grupo es el de alias ‘Pija’, que era el jefe de una de las compañías de la Columna Jacobo Arenas. Este hombre se hizo conocido en febrero pasado cuando el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras publicó en el twitter: “Muy lamentable que alias El Pija, Reinaldo García, verdadero cabecilla de este frente Farc, desertara en diciembre para seguir en narcotráfico”.

‘Pija’, según dos fuentes, inició con un grupo de 15 hombres y ha ido reclutando más.  

Investigadores  de la Policía  y la Fiscalía revelaron que está en disputa con la disidencia de alias Simón (apodado también El Negro o Ácido), ex integrante del Frente 6, asesinado el pasado 3 de junio en Cerro Tijeras, en Suárez.

El grupo de ‘Simón’ se hacía llamar EPL e inició su accionar en la parte alta de Toribío a inicios del año pasado. “Pintaron casas con grafitis y nos reclutaron más o menos 30 pelados. Con la Guardia Indígena fuimos a hablar con ellos y les dijimos que se tenían que ir. La mayoría salió pero unos pocos que eran de la comunidad se quedaron alborotando la gente. Hace como quince días cogimos a Misael, uno de ellos, que había cometido un asesinato. En Asamblea lo condenamos a 40 años y se mandó a la cárcel de Popayán”, relató un líder indígena de la zona.

Entre tanto, el grupo de ‘Simón’ salió hacia Los Andes, en Corinto, y de allí hacia Suárez, donde lo mataron.

La presencia de las cuatro disidencias de las Farc y del ELN, que se disputan el botín de cultivos de marihuana y coca, dificultarían la verificación de que si esta guerrilla cumple o no con el cese al fuego.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia