Por Laura Soto · 04 de Diciembre de 2017

529

0

Las elecciones en la Universidad Tecnológica de Chocó del viernes pasado donde se iba a elegir a cinco nuevos miembros del Consejo Superior terminaron en protesta y con dos de las cinco votaciones aplazadas.

En la elección, que como contó La Silla Pacífico, era la primera vuelta en la disputa por la Universidad entre el sindicato de profesores Aspu y el actual rector de la Universidad, Eduardo García Vega, se iban a elegir a los representantes de los ex rectores, las autoridades académicas, los profesores, los egresados y los estudiantes. Sin embargo, al final de la tarde solo se eligieron tres puestos.

Aunque aún no han salido los resultados oficiales, el preconteo arrojó que por el lado de los ex rectores ganó Fidel Quinto, que, a pesar de estar retirado de la Universidad se impuso porque el otro candidato, Damian Mosquera y que era el que pintaba más fuerte, se retiró de la contienda. Eso dejó al rector Eduardo García con el primer aliado en el Consejo Superior.

Como era de esperarse, en el puesto de las Autoridades Académicas fue elegido Ricardo Ledezma, que era el único candidato y que, como contó La Silla, aunque generaba consenso entre los dos sectores, tiene un vínculo más cercano con el rector que él lo nombró hace algunos años.  

Y en el puesto de los egresados quedó Edwar Mena Romaña, también cercano al rector y que ya se venía desempeñando en el cargo.

Eso quiere decir que por ahora, el rector tiene tres personas cercanas en el Consejo Superior. Mientras tanto, los otros dos cupos quedaron en veremos porque la elección del viernes terminó convertida en caos.

Los desmanes comenzaron en la tarde, cuando un grupo de estudiantes protestó porque en una de las mesas de votación, donde votaban los estudiantes de trabajo social, estaba de jurado una maestra que, según ellos, le hizo campaña a la candidata de esa carrera, Leyla Jackeline Córdoba. Ella estaba siendo apoyada además por el sindicato.

Según los protestantes, la profesora supuestamente metió votos en la caja marcados con el nombre de Córdoba y eso desató la ira de los estudiantes que destruyeron la caja, pero las autoridades universitarias no encontraron prueba del supuesto fraude.

En medio del caos, la caja de los votos para elegir al representante de los profesores también fue destruida por los estudiantes.

Esos desmanes estaban advertidos desde el día anterior a la elección, según le contó a La Silla Pacífico el procurador regional de Chocó, Acxan Duque.

“Un grupo de estudiantes nos advirtió que si las directivas de la Universidad no cambiaban de puesto a la profesora iban a hacer desmanes porque no confiaban en ella”, contó. Aunque Duque transmitió la petición a las directivas de la Universidad, la profesora se mantuvo en el puesto durante la elección.

Ahora, la elección del representante de los estudiantes y de los profesores se reprogramó para este jueves. Aún así, supimos que hay inconformismo entre los estudiantes porque sienten que no tienen garantías como tener un comité electoral conformado por integrantes de la Universidad y veedores que son los encargados de asignar a las mesas, los jurados y de toda la logistica.

Además del caos del viernes, la elección estuvo pasada por denuncias de proselitismo, compra de votos y publicidad excesiva.

En todo caso, la puja por la Universidad sigue abierta y solo hasta el jueves se sabrá cuál de los dos sectores, el del rector o el del sindicato, se queda con la mayoría de puestos en el Consejo Superior para elegir al próximo rector.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia