Por Laura Soto · 29 de Enero de 2018

2158

2

El asesinato del líder social del paro cívico de 58 años y defensor de tierras de Buenaventura, Temístocles Machado, disparó las alarmas sobre la seguridad de los líderes sociales y dejó en evidencia que el conflicto de tierras en el principal puerto del Pacífico está más vigente que nunca.

Además, la muerte de ´don Temis´, como era conocido entre los bonaverenses pone en riesgo los avances de los compromisos del paro, toda vez que los miembros que negociaron con el Gobierno se declararon en asamblea permanente desde el sábado en la noche y hoy habrá un consejo de seguridad en Cali para evaluar esta situación.

12 años de amenazas

El sábado a las 5:10 p.m. dos hombres armados llegaron al parqueadero de la casa de Machado, en el barrio Isla de Paz, en el oriente de la ciudad, donde le dispararon tres veces. Uno de ellos en la cabeza. Si bien Machado venía siendo amenazado hace más de 10 años nunca le había pasado nada y se confió que las cosas seguirían así, según nos dijo un amigo cercano de él.  

Estas amenazas se debían, según cinco fuentes con las que hablamos y conocen el tema muy de cerca, a su defensa del barrio Isla de Paz de empresarios y grupos armados del puerto que quieren apoderarse de él y sacar a las cien familias que viven ahí para construir bodegas para contenedores y parqueaderos de tractomulas como parte de proyectos de ampliación del puerto.

Este problema viene desde el 2006 cuando se inauguró la vía alterna-interna para el paso de vehículos pesados que atraviesa el barrio, lo que hizo que las zonas aledañas se fueran llenando de bodegas, bombas de gasolinas y hoteles.

De hecho, Machado había pronosticado desde hace 5 años que podría ser asesinado. 

El barrio que limita con la Sociedad Portuaria de Buenaventura y la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera, Colfecar, entre otras, se fue convirtiendo en un limitante para esta expansión y por eso, según denuncias que el mismo Machado hizo, algunos empresarios han presionado a los habitantes del barrio a vender por bajo precio, se han apoderado de territorios comunitarios y los han amenazado

Por esa razón la comunidad entró en un litigio con Jairo Arturo Salamando Ochoa, un empresario que reclama la posesión de los terrrenos del barrio como herencia de su abuela y para pedir la restitución de los lotes comunitarios despojados como la cancha de fútbol, el lote destinado para el puesto de salud y el del parque infantil, como lo dice este comunicado

De hecho, días antes del asesinato, Machado había viajado a Bogotá para adelantar trámites relacionados con el litigio.

Y es que Machado tenía una relación fuerte con ese barrio porque su padre fue uno de los fundadores cuando aún eran baldíos y uno de los que logró que le dieran la personería jurídica como barrio como lo contó el mismo Machado en una entrevista. Además creció y vivió ahí toda su vida y por eso no estaba dispuesto a irse por ningún motivo, menos por amenazas.

Los temores luego del asesinato

El principal riesgo después del asesinato de Temístocles es que vuelva el fantasma del paro que paralizó el puerto el año pasado por casi un mes.

Según Berenice Celeita, Directora de la organización defensora de derechos humanos Nomadecs e integrante de la mesa de Derechos Humanos del paro, nos dijo que en los acuerdos firmados con el gobierno en ese tema se ha avanzado muy poco y parcialmente.

Y el asesinato de Temístocles avivó la molestia entre los integrantes del comité sobre la protección a sus líderes.

Acordaron en ese entonces hacer una evaluación de riesgos a los líderes que participaron del paro, brindar protección colectiva a comunidades vulnerables e investigar los más de 750 casos de ataques del Esmad, entre ellos 25 casos con arma de fuego, a la población civil durante los 22 días de paro.

Según Celeita, en la protección colectiva no se ha avanzado mucho pues ésta “debe ser diferencial, establecer una ruta étnica como contemplar el trabajo conjunto con guardia indígena y no sólo contemplar las medidas de protección individual que ofrece la UPN”, asegura.

Es por eso que Machado no aceptó que la UNP le hiciera el estudio de riesgo por haber sido parte de los líderes del paro que negocio el tema de tierras. Según un alto funcionario de la UNP, el líder se negó porque “él manifestó que solo lo protegía Dios”.

Sin embargo, Celeita, que trabajó de cerca con Machado muchos años, nos dijo que “no es que él no quisiera la protección, sino que él quería protección colectiva, más que un escolta y un chaleco para una persona”. Esta protección colectiva incluye, según ella, que el Estado reconozca a los bonaverenses el derecho a la participación y no vuelvan a ser maltratados por el Esmad.

Por eso este asesinato hizo que los miembros del comité del paro cívico se declararan en asamblea permanente en la que evaluarán en los próximos días cómo van a exigir al Gobierno la seguridad para los líderes en el puerto.

“Él no era cualquier líder, y por eso el pueblo está desconcertado y muy adolorido por su muerte”, nos dijo. Ayer, cientos de personas acompañaron su funeral cantando alabaos. 

Machado era una de las voces más fuertes en el tema territorial y por eso su muerte deja un vacío grande en la comunidad y sin uno de sus principales voceros. "Don temis logró hacer conciencia en la gente del barrio sobre sus derechos sobre él, visibilizar el tema a nivel nacional y poner andar acciones legales para protegerlo", nos dijo Victor Vídal, uno de los líderes del paro.

Lo que se teme es que esto sea sólo el inicio de una oleada de violencia contra los defensores de derechos humanos y líderes sociales que han ganado reconocimiento con movilizaciones como la ocurrida en mayo del año pasado con el paro cívico.

“Después del paro cívico el liderazgo está amenazado en Buenaventura”, dijo en declaraciones públicas Vidal.

La Defensoría también había llamado la atención sobre el riesgo que corren los líderes y por eso el 7 de noviembre del año pasado sacó una Alerta Temprana sobre “el resurgimiento y fortalecimiento de dinámicas armadas en la zona rural del Distrito de Buenaventura”.

Por este asesinato hoy habrá un consejo de seguridad en la Gobernación del Valle con la gobernadora Dilian Francisca Toro y el alcalde de Buenaventura Eliécer Arboleda Torres. Muy tarde para 'don Temis'.

Comentarios (2)

AlejoGomezCH

29 de Enero

0 Seguidores

Muy tenaz q el Estado sea incapaz te proteger la vida de estos líderes aún s...+ ver más

Muy tenaz q el Estado sea incapaz te proteger la vida de estos líderes aún sabiendo q están amenazados. Deleznable!

dokholord

01 de Febrero

0 Seguidores

Lamentable la situación de indefensión de los individuos que no son de famil...+ ver más

Lamentable la situación de indefensión de los individuos que no son de familias prestantes en el país y con los apelativos del mediocre ministro de defensa para esta situación en particular de lideres sociales lo único que queda es que la montaña de cadaveres crezca.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia