Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque | Laura Soto · 23 de Febrero de 2018

1218

3

El candidato a la Cámara del uribismo y exaspirante a la Gobernación del Valle, Christian Garcés, defendió en Blu Radio la polémica propuesta de campaña para darle permiso a quienes se sientan amenazados de portar armas para defenderse, como medida para apalear la inseguridad en las capitales del país.

Le pasamos el detector a 10 afirmaciones que hizo en la entrevista. Cuatro son verdaderas; una es verdadera con salvedades; tres son falsas, una es inchequeable y otra engañosa

 

La aplicación está cargando...

Comentarios (3)

Candelario

24 de Febrero

0 Seguidores

Damas, mejoren su gramática:
para darle armas a civiles -> para darle...+ ver más

Damas, mejoren su gramática:
para darle armas a civiles -> para darles armas a civiles
para darle permiso a quienes se sientan amenazados -> para darles permiso a quienes se sientan amenazados
Le pasamos el detector a 10 afirmaciones -> Les pasamos el detector a 10 afirmaciones
Ñapa: medida para ¿apalear? la inseguridad

federer

24 de Febrero

0 Seguidores

Las propuestas de este muchacho son tan pobres como sus ejecutorias. Un servil mas de la mal llamada clase empresarial vallecaucana. 

Las propuestas de este muchacho son tan pobres como sus ejecutorias. Un servil mas de la mal llamada clase empresarial vallecaucana. 

DIDUNDI

24 de Febrero

3 Seguidores

Garces es d la cuna y nata caleña, tratado d ser instruido en los mejores ins...+ ver más

Garces es d la cuna y nata caleña, tratado d ser instruido en los mejores instituciones educativas, y digo tratado, xq al parecer no lo logró. Lo d Trump es innato, d El en contra d latinos incluso como El, asi sea d sangre azul criolla; pretender emularlo es absolutamente ridículo y hasta le  chilla.

Para llamar la atención necesita d inteligencia y créame le falta mucha.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia