¿Cómo te imaginas los cerros de Bogotá en 10 años?

Comparte tus sueños para los cerros orientales de la ciudad, se breve y concreto. Este foro se abre a propósito de mi última entrada: "Mis cerros, tus cerros, ¿nuestros cerros?"

Debate

200

3

06 de Diciembre de 2017

Carolina Figueroa
Carolina Figueroa
Biodiversidad, cambio climático, áreas protegidas, energías renovables y ciudades sostenibles
39 Seguidores0 Siguiendo

1 Debates

2 Columnas

Respuestas al Debate (3)

Santiago Briceño

06 de Diciembre

38 Seguidores

Me los imagino seguros, de fácil acceso para todos. Un lugar de encuentro que invite a la conservación y que le ofrezca a las personas lugares para descansar, caminar, observar aves, entre muchas otras actividades.

Me los imagino seguros, de fácil acceso para todos. Un lugar de encuentro que invite a la conservación y que le ofrezca a las personas lugares para descansar, caminar, observar aves, entre muchas otras actividades.

Diana Wiesner

06 de Diciembre

230 Seguidores

En el año 2013, me hicieron esa misma pregunta, y contesté:

¿En 25 años podrán recobrar su valor sagrado, como eran para los muiscas? La llamada reserva forestal desde 1976, con una superficie de 13.017 hectáreas, tiene dos caras regionales. Los cerros orientales para Bogotá y los occidentales para el valle de Sopó y los municipios de La Calera. En 25 años, bajo el escenario inercial, la cara occidental se acercará a ser un “barrio del norte” de Bogotá, en suburbios de casas que se trepan hasta el prepáramo. ¿Cuál podrá ser la visión del frente sobre la ciudad?

El paisaje de los cerros ha variado mucho: de ser un ecosistema altoandido de altísima di...+ ver más

En el año 2013, me hicieron esa misma pregunta, y contesté:

¿En 25 años podrán recobrar su valor sagrado, como eran para los muiscas? La llamada reserva forestal desde 1976, con una superficie de 13.017 hectáreas, tiene dos caras regionales. Los cerros orientales para Bogotá y los occidentales para el valle de Sopó y los municipios de La Calera. En 25 años, bajo el escenario inercial, la cara occidental se acercará a ser un “barrio del norte” de Bogotá, en suburbios de casas que se trepan hasta el prepáramo. ¿Cuál podrá ser la visión del frente sobre la ciudad?

El paisaje de los cerros ha variado mucho: de ser un ecosistema altoandido de altísima diversidad con soberbios bosques de cedros, manchones de encenillos, tibares y nogales, con parches de orquídeas y diversas coberturas, en 1300 pasó a ser “una muralla de rocas”, como la describió Humboldt en su visita por nuestras tierras.

Los pocos encenillos que quedaron a finales del siglo XIX se usaron para la construcción de las primeras vías férreas, y el piedemonte terminó de alterarse para el uso de taninos y la construcción. Años más tarde se “reverdecieron” con plantaciones no nativas de eucaliptos, acacias y pinos. Solo hasta los años 70 y 80 se inició la valoración de su paisaje, pero el cambio de siglo marcó la falta de gobernabilidad, con casi una decena de propuestas en espera del pronunciamiento del Consejo de Estado sobre 64 barrios, 19 canteras y aproximadamente 145.000 habitantes en su interior.

Si contamos en futuros años con jóvenes militantes de la cultura de los cerros, se haría realidad el mayor pacto de borde para la ciudad: incluyendo a los habitantes del piedemonte y vecinos en el cambio en beneficio de todos.

Veremos unos cerros protegidos por ciudadanos, madres cabezas de familia, liderando procesos de transformación de ecobarrios; familias caminando por senderos restaurados en un área continua restaurada integralmente bajo una gerencia publico privada que involucra a los habitantes de barrios vecinos. Niños y ciudadanos redescubriendo las quebradas, árboles y pájaros; bogotanos conociendo las historias de sus barrios legales o de origen informal, con valor patrimonial o popular.

Amigos de sus vecinos, pobres o ricos, paranoicos o ecologistas, enseñando sus conocimientos de etno-botánica, explorando o escalando, cultivando en agroparques o restaurando corredores de ronda o de ladera. Grupos de jóvenes multiplicando semillas de especies nativas para crear viveros, eliminando retamo, perdiéndose sin correr peligro, enamorándose mirando los nevados o las estrellas. Estudiantes de universidades y colegios ejercerán un patronato para restaurar alguna quebrada o bosque vecino. Existirá apropiación con un paradigma distinto para los habitantes de la región.

En 25 años, los cerros estarán integrados como la principal área protegida urbana de la capital en sus dos caras regionales: un único eje de integración social y ecológica.

Han pasado 5 años y aun sigo soñando lo mismo.

Andrés Plazas Torres

06 de Diciembre

225 Seguidores

En 10 años me imagino unos Cerros Orientales mucho más articulados con el suelo urbano de la ciudad y con sus habitantes mejorando su calidad de vida. Me imagino muchos senderos en las cinco localidades, adecuados, señalizados y con apoyo de la policía nacional para que cualquier ciudadano por el solo hecho de serlo pueda ejercer ese derecho de caminar de manera segura los senderos que quiera, cerca de su casa, o donde quiera a lo largo de la ciudad. Me imagino una gobernanza más clara y a unas entidades del Estado con injerencia en ese territorio con mayor claridad de su responsabilidad en relación con el cuidado de la salud de la montaña y con el cuidado de la salud y la calidad de ...+ ver más

En 10 años me imagino unos Cerros Orientales mucho más articulados con el suelo urbano de la ciudad y con sus habitantes mejorando su calidad de vida. Me imagino muchos senderos en las cinco localidades, adecuados, señalizados y con apoyo de la policía nacional para que cualquier ciudadano por el solo hecho de serlo pueda ejercer ese derecho de caminar de manera segura los senderos que quiera, cerca de su casa, o donde quiera a lo largo de la ciudad. Me imagino una gobernanza más clara y a unas entidades del Estado con injerencia en ese territorio con mayor claridad de su responsabilidad en relación con el cuidado de la salud de la montaña y con el cuidado de la salud y la calidad de vida de la población. Me imagino, en cumplimiento del fallo del Consejo de Estado, a la totalidad de los barrios legalizados y con una mayor inclusión de sus comunidades.
Y como una posible imagen, pienso que habrá una ruta del SITP que recorrerá la ciudad de sur a norte por la vía más alta posible al oriente bordeando los cerros, ruta que se llamará la Ruta de los Cerros Orientales, con sus buses llenos de familias y ciudadanos en general, todos en sudadera, decidiendo de acuerdo con la información disponible en qué punto del recorrido se van a bajar para subir a caminar ese día la montaña. En el bus podrán encontrar información en tiempo real que les dice cuáles de los senderos ya tienen copada su capacidad de carga, cuáles se encuentran cerrados en recuperación y cuales abiertos y con cupo suficiente para que puedan entrar y disfrutar.