Reflexiones sobre cómo replicar iniciativas innovadoras y el trabajo en red

El pasado 31 de agosto se llevó a cabo el Simposio ‘Innovaciones sociales y actores asociados en Bogotá’ en el marco del lanzamiento de la edición Bogotá del Social Innovations Journal. La replicabilidad de experiencias exitosas, cómo se ve la innovación desde lo público y los retos que supone el trabajo articulado fueron algunas de las reflexiones en este espacio de diálogo.

Paola Avendaño
Paola Avendaño
Coordinadora Nacional, Premio Cívico por una ciudad Mejor
106 Seguidores192 Siguiendo

0 Debates

13 Columnas

Columna

123

0

28 de Septiembre de 2017

El pasado 31 de agosto se llevó a cabo el Simposio ‘Innovaciones sociales y actores asociados en Bogotá’ en el marco del lanzamiento de la edición Bogotá del Social Innovations Journal. El evento contó con la participación de representantes del sector público, privado, académico y de la sociedad civil; Premio Cívico también estuvo presente.

La discusión giró en torno al panorama de la innovación social en Colombia y a la importancia de la articulación de diferentes actores en el desarrollo de proyectos sociales en el país. La replicabilidad de experiencias exitosas, cómo se ve la innovación desde lo público y algunas enseñanzas para el sector social y los retos que supone el trabajo articulado con otros actores entorno a un objetivo común fueron algunas de las reflexiones en este espacio de diálogo.

Son varias las iniciativas innovadoras que diariamente se desarrollan en el país. IC Fundación, Best Buddies, la Fundación Niñas de Luz y Fundación Carulla con aeioTU presentaron sus experiencias. Cada uno desde su acción –promover la bancarización y el fortalecimiento de cadenas de valor productivas; transformar imaginarios de pobreza  acciones y oportunidades; promover la inclusión de personas con discapacidad al mercado laboral formal; y educar la primera infancia colombiana- presenta soluciones a las problemáticas que afronta nuestra sociedad y evidencia la revolución que se viene gestando desde el sector social para transformar el país.

Ahora bien, ¿Cómo replicar estas experiencias? Algunos de los factores clave identificados por los panelistas fueron las alianzas público privadas (APP) donde el Estado debería asegurar la escalabilidad de las acciones, la articulación entre pares, entender las circunstancias particulares de las personas y su entorno, la importancia del acompañamiento en los procesos comunitarios y la recursividad para solucionar problemas.

Si bien el Estado se mencionó como garante para escalar las iniciativas, el Simposio fue la oportunidad para evidenciar las acciones que desde lo público –a nivel nacional y distrital- se están tomando para innovar en la gestión pública. El monitoreo y evaluación de los procesos es fundamental para promover la eficiencia en la gestión.

‘El M&E está pensado en aprender, no en castigar’ resaltó Felipe Castro, representante del DNP. Desde el diseño mismo de la política se debe pensar en la fase de evaluación que debería ser una mezcla de teorías experimentales y de ciencias sociales. El reto radica en cambiar el imaginario de la evaluación como castigo, y verlo más como una oportunidad de mejora de la gestión. Esto para el sector social resulta fundamental.

Si bien desde Premio Cívico se promueven estos procesos para mejorar el impacto de las iniciativas postuladas, un gran porcentaje de ellas no cuenta con procesos articulados de monitoreo y de evaluación o son inexistentes debido a la falta de capacidades técnicas y de recurso humano necesarios para este tipo de actividades.

El trabajo en red fue otro de los temas tratados en este conversatorio. Si bien es uno de los factores clave para la replicabilidad de iniciativas innovadoras, concretarlas no siempre es fácil. Temas culturales, la confianza entre los actores y los incentivos son algunos de los factores que inciden en este proceso. ¿Cuáles son los retos del trabajo articulado? Desde el Estado el reto es enorme: recuperar la confianza de los ciudadanos hacia el Estado teniendo en cuenta que el 89% de la ciudadanía cree que los servidores públicos son corruptos, según el Veedor Distrital, Jaime Melo.

Otro desafío es la creación de redes con liderazgos colaborativos, donde el foco no sean las personas sino el objetivo común. Paola Avendaño, Coordinadora Nacional de Premio Cívico destacó dos elementos adicionales: la importancia de conocer plenamente al aliado para determinar la forma en la que trabajarán juntos y generar valor para el aliado –debe ser una relación recíproca donde todas las partes aportan y se benefician a su vez de la alianza.

Si bien ahora todos están hablando sobre la importancia de articular esfuerzos para generar más y mejores impactos, concretarlas de por sí ya es todo un reto. Este simposio fue el espacio para evidenciarlo pero también para exaltar las experiencias exitosas de organizaciones que han logrado articularse y ser ‘vehículos de alto impacto colectivo’ como lo explicó Juan Carlos Franco, Consultor del proyecto DINCS.

La discusión debe ser más profunda y no puede perder de vista que es un proceso social donde las personas son el eje central y objetivo de la acción. Si quiere conocer la edición Nº37 dedicada a Bogotá visite .