"les deseo mala suerte"

Pedazos del discurso de graduación dado por el juez de la corte suprema en los Estados Unidos, John Roberts, en la graduación de noveno grado de su hijo...

Ricardo Ocampo
Ricardo Ocampo
Fundador y Director de llenando espacios (www.llenandoespacios.com)
106 Seguidores5 Siguiendo

0 Debates

5 Columnas

Columna

245

0

16 de Julio de 2017

John Roberts, juez de la corte suprema de los Estados Unidos habló en la graduación de noveno grado de su hijo. Sus consejos van contra la corriente de lo que normalmente se dice en estos eventos y de lo que como padres luchamos para evitarle a nuestros hijos. Precisamente esto los hace mas pertinentes.

Van aqui algunos apartes, pero vale la pena oirlo en su totalidad.  

"... Los oradores en los actos de graduación tipicamente les desearán buena suerte y les extenderán buenos deseos. No haré esto y les diré porqué. De tiempo en tiempo en los años que vienen les deseo ser tratados injustamente, para que así lleguen a conocer el valor de la justicia. Espero que sufran traiciones porqué esto les enseñará el valor de la lealtad. Siento decirlo, pero espero que se sientan solos algunas veces, así no tomaran a sus amigos como algo dado. Les deseo mala suerte, a veces, así tendrán conciencia del papel del azar en la vida y podrán de este modo entender que su éxito no es completamente merecido y que el fracaso de otros tampoco es merecido completamente. Y cuando pierdan, como la harán ocasionalmente, espero que algunas veces su oponente se regodee en su fracaso. Es una forma de que así aprendan de la importancia del espíritu deportivo. Espero que sean ignorados, para que conozcan la importancia de oir a los demás y espero que sufran el suficiente dolor para así aprender sobre la compasión. Y así les desee estas cosas o no, van a pasarles. Y si las aprovechan o no, va a depender de su habilidad para encontrar el mensaje que su infortunio les trae.

... sé que son buenos tipos, pero son jovenes privilegiados. Y si no lo eran antes de haber llegado aquí (a Cardigan Mount School, pero se aplica a cualquiera que reciba una buena educación) lo son ahora por haber estado aquí. Mi consejo es: No actuen como si lo fueran.

... caminen por la acera y saluden al que rastrilla las hojas... o recoge la basura. Aprendan sus nombres... Cuando se crucen con alguien a quien no reconocen, sonrían, mírenlo a los ojos y digan hola. Lo peor que les puede pasar es que los conozcan como el joven que sonríe y dice hola, y no está mal empezar con eso.."

El juez Roberts termina citando "Forever young" de Bob Dylan. No los voy a torturar con mi pobre traducción. Aquí va este regalo: