Concertar con los alcaldes, el cambio en la gasolina

La polémica desatada por la disminución de los ingresos de los municipios por cuenta del nuevo cálculo de la base de la sobreasa a la gasolina, es un ejemplo más de que al gobierno le hace falta pasar del discurso a la práctica y concertar con los niveles locales temas que los afectan directamente. 

Yessica Prieto Ramos
Yessica Prieto Ramos
Coordinadora de Investigaciones de Crudo Transparente
57 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

6 Artículos

Artículo

40

0

03 de Marzo de 2017

En días pasados el debate se centró en el impacto que tendría para los presupuestos territoriales, el cambio en el cálculo de la base de la sobretasa a la gasolina. De acuerdo a información suministrada por varios alcaldes, los ingresos para los municipios serían un 28% menos que en el 2016.

Según los ministros de Minas y Energía, Germán Arce, y de Hacienda, Mauricio Cárdenas, uno de los principales motivos era que el aumento al combustible no recayera directamente en los consumidores y era deber emitir la resolución o los encargados de estas carteras  afrontarían sanciones disciplinarias.

Más allá de debatir sobre la fórmula con la cual se calcula el precio del combustible, que de por sí es desconocida por el grueso de colombianos, hay que resaltar dos cosas: primero, la importancia de estos recursos que se le destinan a cada municipio; y dos, la terquedad del gobierno de seguir gobernando desde el centro, sin tener en cuenta la opinión de lo local.

Respecto al primer punto, los ingresos que los entes territoriales reciben por este orden, se destinan al mantenimiento de la malla vial y la infraestructura de transporte público. Disminuir esto impacta fuertemente, pues no es una mentira que las vías en la mayoría de los municipios están frecuentemente en mal estado y esto genera malestar en los ciudadanos.

Segundo, el gobierno emitió la resolución el 30 de diciembre de 2016, sin consultar y negociar con los alcaldes; en pleno momento donde la atención ciudadana y el debate de la opinión pública estaban centrado en la reforma tributaria y sus impactos. Pareciera que el gobierno quería pasar de agache la medida, como si fuera algo menor que no tiene importancia.

Gobernar sin consultar ha sido la norma en el país, situación que ha generado conflictos y desconfianza. No podemos seguir cometiendo este error. Concertar con lo local es primordial, los alcaldes conocen a profundidad las necesidades de sus ciudadanos, no son simples ejecutores que deben seguir órdenes del nivel central.

Comentarios