Cataluña y la autodeterminación de los pueblos

En Colombia, España y el mundo, se ha reconocido el talento catalán, de diversas maneras. Pero parecería que aquellos que promueven la ‘independencia’ de Cataluña, o son miopes en términos económicos, o son resentidos de una dictadura que ya no existe, o son unos ‘nadie’ en su autoestima. También pueden ser gente buena o unos corruptos políticos. 

José Germán Zarama de la Espriella
José Germán Zarama de la Espriella
Consejero del SENA, periodista y ejecutivo gremial
237 Seguidores165 Siguiendo

0 Debates

39 Columnas

Columna

350

0

12 de Octubre de 2017

Sigue el boom internacional de la novela sobre la independentista Cataluña, que lleva años de popularidad en España. Por cierto, el tema ha generado en ese país muchos análisis académicos, entre ellos juiciosas tesis doctorales disponibles en Internet.

Y quizás el interés en el resto del mundo estribe en verse bien identificados o bien amenazados con los personajes novelescos. En nuestro caso, parecería que la gran mayoría de nosotros, los colombianos, llevamos dentro a un separatista.

Mientras dejamos en suspenso el último capítulo, con Carles Puigdemont, en ridículo trance de confirmar o desmentir su ‘independencia’, elucubremos sobre la ‘autodeterminación de los pueblos’.  Esta última parecería la principal razón ética y jurídica, entendida como un derecho universal, para apoyar el separatismo catalán desde un punto de vista internacional.

Y aunque para la mayoría de los colombianos la aspiración catalana revive la pasión independentista de nuestros tatarabuelos, no pocos experimentamos una mezcla de sentimientos. Para la mayoría de pastusos, por ejemplo, la cosa no es tan fácil cuando se habla de ‘autodeterminaciones’ obligadas. Nos obligaron a ser colombianos a sangre y fuego, en contra de nuestra voluntad, por cuenta de un sanguinario ‘Libertador’, criticado incluso por Karl Marx.

 

Los colombianos con corazón de catalanes

Pero no solo fueron los pastusos quienes sufrieron crueldades políticas y miseria. La independencia, que hoy en día celebramos todos los colombianos, nos costó casi un siglo de guerras civiles entre los llamados ‘estados soberanos de Colombia’. Por eso muchos colombianos con nexos familiares con Cataluña que no es del caso mencionar, nos identificamos con los catalanes escépticos de la ‘autodeterminación. Y, como tal, José María Raventós es uno de los mejores ejemplos.

Raventós es un reconocido publicista, creador de varios comerciales de prensa, radio y televisión que han impactado a los colombianos. Nacido en Barcelona, en 1940, José María llegó a Cartagena el 20 de julio de 1952. Su recibimiento, precisamente en la ciudad más martirizada por los españoles en 1815, no fue el mejor. Coincidió además con el día nacional del ‘Grito de Independencia de Colombia'. Recién desembarcado le dio por averiguar la razón de la celebración en ese día. La respuesta de un morenazo cartagenero, que debió percibir su acento ‘español’, lo dejó atónito: -es el día que nos liberamos de esos HP españoles.   

José María, ‘barcinonés’ de nacimiento, a quien el régimen franquista prohibía en su tierra hablar catalán, pagando los platos rotos de ser español. ¡Válgame Dios!. Sin embargo, José María no guardó rencores con ese recuerdo. De hecho, solo puede afirmar que la gran mayoría de los colombianos recibieron con afecto a los españoles que escapaban de la España franquista. En efecto, Raventós es colombiano, aunque su corazón nunca haya dejado de recordar a Barcelona y se haya casado con Pilar, catalana como él, residente en Cartagena.  

Pero, a pesar de haber vivido la represión cultural y sufrir el oprobio por cuenta del franquismo, Raventós no es hoy en día secesionista. No solo por su lealtad a España y al idioma castellano. Seguramente también recuerda un episodio de exacerbamiento nacionalista catalán. Fue en la ocasión, años después, en la cual él, victimizado por Madrid, volvió a ser menospreciado por su propia gente, por no hablar catalán.  

Hace unos veinte años, en su calidad de editor de libros, incursionó en el mercado catalán con una reseña turística de la Generalitat de Catalonha. Las autoridades regionales lo acompañaban en su presentación del libro, pero le hicieron el desplante de retirarse al enterarse que no hablaba catalán. La excusa de la represión franquista y la tragedia de un ‘chaval’ que debe emigrar a buscar la vida en América, no sirvieron de nada...

 

Y la libre determinación de ‘todos’ los pueblos...

Cuando piensa uno en Raventós, y en tantos colombianos cercanos a Barcelona, que no apoyan su independencia, asoma de nuevo ‘la libre determinación de los pueblos’. Este es un tema que, aunque relacionado con el independentismo catalán, es bien estudiado en universidades colombianas, especialmente en relación con nuestras comunidades indígenas. En este contexto, es bastante citada la obra ‘Autodeterminación o Autonomía’, de Luis Teodoro Díaz Müller, (UNAM, 1991).  Según Díaz, la libre determinación de los pueblos es “un derecho de un tipo específico de colectividad humana, unida por la conciencia y la voluntad de construir una unidad capaz de actuar en función de un futuro común”.  

Tomando como base la referida obra, infiere uno que el postulado es universalmente válido solo en la medida que se aplique a determinada población. Es decir, una parte de la población no puede obligar a otra a ‘autodeterminarse’ con ella, si no está de acuerdo. Este fue el caso arbitrario de la independencia de Colombia masacrando a una de sus regiones.

En el caso de Cataluña, ¿qué parte de la población catalana, que no está a favor de la secesión, podría invocar también su propio derecho minoritario a la libre autodeterminación? Se dice al respecto que, de 7.500.000 catalanes, 400.000 salieron a marchar espontáneamente en Barcelona, un día después del ‘referendo’ contra la secesión. Coincide esta manifestación, del ‘día después’, con la encuesta 'La sociedad catalana ante el futuro. 2016', del Centro de Estudios de Opinión (CEO). En dicha encuesta, el 40% de catalanes se siente tan catalán como español y el 25% sólo catalán.

Volvamos al concepto de autodeterminación, según el académico Díaz Müller: “un derecho de un tipo específico de colectividad humana, unida por la conciencia y la voluntad de construir una unidad capaz de actuar en función de un futuro común”. Pues bien, es claro que una parte de Cataluña tiene esa voluntad de privilegiar su cultura y sentimientos. Ellos tienen el derecho de dejar de sentirse ‘nadies’ en España, mediante el reconocimiento de total autonomía.

Pero la otra parte de Cataluña, que bien podría ser más de la mitad, son tan pragmáticos que sí se sienten importantes y muy importantes en España. Si los nacionalistas catalanes se quieren separar, ellos tendrían derechos de su autodeterminación de separar de España. Derechos, mientras ganen un plebiscito con todas las garantías y exigencias del derecho internacional. 

 

Los ‘nadies’ de Barcelona que buscan identidad

Los ‘nadies’ de Barcelona, que se separen en tal caso y sean felices, aún en medio de las dificultades económicas y políticas que se auguran. Tienen todo el derecho a empobrecerse pero dar gusto a su corazón adolorido. Y el apelativo que se me ha ocurrido para ellos no es casual. Viene a mi mente con el recuerdo del poema 'Los nadies', de Eduardo Galeano, que parece recoger las lamentaciones de los catalanes separatistas:

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneros,
corriendo la liebre, muriendo la vida,
jodidos los nadies, jodidos:
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no practican religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no aplican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal,
sino en la crónica roja de la prensa local.

 

Barcelonenses del mundo y de Colombia

Muchos de los catalanes que se sienten ‘nadie’ en España, y que seguramente seguirán siendo nadies en Cataluña, son fervientes secesionistas. Estoy seguro de que habrá algunos que no se sienten nadie, sino españoles de primer orden, como tanto catalán ilustre en la historia moderna de España.  A ellos, los destacados catalanes, que piensen o hayan pensado cualquier cosa respecto a los ‘nacionalismos’, rindo un homenaje de admiración y respeto desde este rincón libre de Colombia que es parte de Hispanoamérica:

  • Antonio María Claret, consagrado como Santo de la Iglesia Católica, fue un religioso español, arzobispo de Santiago de Cuba y confesor de la reina Isabel II.

  • Antoni Gaudí, uno de los mejores arquitectos de la historia del mundo.

  • José Carulla Vidal, un joven catalán de 30 años quien hace más de cien años atravesó el océano, tras abandonar Barcelona por los estragos causados por el desbordamiento del río Llobregat. El primero de febrero de 1905 creó la sociedad ‘Carulla y Compañía’ (Carulla, cuyo nombre original fue 'El Escudo Catalán´, es uno de los tres almacenes de grandes superficies más conocidos en Colombia).

  • Montserrat Caballé, una de las cantantes de ópera más admiradas de la historia (en recuerdo de su nombre, ‘Montserrat’,  bautizó mi hermano a una de mis sobrinas).

  • Jacinto Verdaguer, sacerdote y poeta español que escribió su obra en lengua catalana, calificado de ‘Príncipe de los Poetas Catalanes’.

  • Carme Chacón, política del PSOE, la primera mujer  designada Ministra de Defensa de España.

  • Helen Lindes, Miss España del año 2000.

  • Àlex Crivillé, campeón del mundo de motociclismo en 125cc y 500cc.

  • Ferràn Adrià, considerado en muchos lugares el mejor cocinero del mundo  (quien recientemente visitó Bogotá).

  • Carles Puyol, Selección de fútbol de España, campeona del mundo

  • Xavi Hernandez, Selección de fútbol de España, campeona del mundo

  • Gerard Piqué Bernabéu Selección de fútbol de España, campeona del mundo (pareja y padre de los hijos de nuestra admirada, talentosa y bella compatriota Shakira).

  • Josep Guardiola exfutbolista y mundialmente reconocido entrenador español de los mejores equipos de Europa. Actualmente dirige al Manchester City de la Premier League de Inglaterra.

  • José María Raventós Rabinat, publicista catalán, de la trayectoria más reconocida entre sus colegas y los medios de comunicación en Colombia. 

En Colombia, España y el mundo, se ha reconocido el talento catalán, de diversas maneras. Pero parecería que aquellos que promueven la ‘independencia’ de Cataluña, o son miopes en términos económicos, o son resentidos de una dictadura que ya no existe, o son unos ‘nadie’ en su autoestima. También pueden ser gente buena o unos corruptos políticos.