Amazonía amenazada

En la Amazonía peruana en lo corrido del año se han presentado más de 10 derrames de crudo que han contaminado fuentes hídricas y tierras para cultivo. Con la expansión petrolera en esta región el territorio y la cultura de las comunidades indígenas se veran amenzados.

Yessica Prieto Ramos
Yessica Prieto Ramos
Coordinadora de Investigaciones de Crudo Transparente
69 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

7 Columnas

Columna

139

0

23 de Noviembre de 2016

La selva amazónica vuelve a verse en peligro por nuevos derrames de crudo en la región de Lotero en Perú. El oleoducto Norperuano, que atraviesa la región amazónica del país para desembocar en las costas del Pacífico, sufrió una nueva avería; poniendo en peligro las fuentes hídricas y los territorios donde habitan más de nueve comunidades indígenas.

Este hecho se ha venido repitiendo desde finales de febrero del presente año, cuando se vertieron más de 3.000 barriles de petróleo al río Amazonas. Según líderes indígenas y organizaciones de la sociedad civil en defensa de la vida y el medioambiente, los más de 10 derrames son producto de la falta de mantenimiento que la estatal Petroperú no le ha realizado al tubo desde hace más de una década, hecho que ha dejado como saldo la contaminación de lugares de pesca y cultivo donde los lugareños obtienen sus sustento.

Pese a que la petrolera ha desmentido las afirmaciones de los y argumenta que los hechos son producto de ataques de desconocidos a la infraestructura, lo cierto es que el conocido pulmón del mundo, está en una amenaza constante por la explotación de hidrocarburos, minería y tala de árboles. , en la Amazonía para el año 2012 se encontraban 327 bloques petroleros, siendo Brasil, Colombia y Perú los países que más kilómetros de selva tienen destinada para esta actividad, 981.213 km2.

La explotación de la Amazonía no es un hecho reciente, pero que sí debe llamar nuestra atención de manera constante para encontrar soluciones que nos permitan conservar esta región del mundo que contiene el 20% del agua dulce del planeta, donde habitan más de 30 millones de personas, Nuestra sed de nuevas fuentes energéticas y minerales para el consumo humano, nos está llevando al deterioro sin precedentes de nuestros ecosistemas.

No sólo está en juego el medioambiente, también las culturas y tradiciones de las comunidades indígenas que habitan la Amazonía; el abandono estatal, la falta de políticas públicas coordinadas que le generen desarrollo sostenible a estas poblaciones, las pone en constante peligro y exterminio. La pérdida del patrimonio cultural también nos debe preocupar, más allá de la búsqueda de nuevos yacimientos.

Para mayor informacion visite