¿Santander, la finca de los Aguilar y del Partido Liberal? ¡Me niego a creer eso!

Así tienen a Santander, lo golpean, lo abofetean, lo tiran al suelo, contra las cuerdas, lo vuelven a golpear, y aparece la foto donde Vargas Lleras deja claro lo que significa para él Santander, un departamento perrata, un departamento que toca seguir irrespetando, porque eso es lo que hay que hacer, que nunca pueda recuperarse mientras cae por el desbarrancadero.

Andrés Miguel Sampayo
Andrés Miguel Sampayo
@asampayo
59 Seguidores3 Siguiendo

0 Debates

9 Artículos

Artículo

835

0

21 de Diciembre de 2016

Jonathan Supelano estudiaba sicología en la Universidad. El domingo 17 de agosto de 2014 se encontraba en la pista del aeropuerto de San Gil, un aeropuerto al que le quedaba grande ese nombre porque al parecer ese año no funcionaba, quería grabar la salida de una avioneta, aparato con alas y hélices. Allí “se desplazaba por la pista para despegar hacia Bucaramanga, el Gobernador de Santander, Richard Aguilar Villa, cuando impactó en el rostro a un joven de 20 años.” Un santandereano murió ese día.

El 27 de agosto de 2014 la revista Semana publicó un artículo que se titula “Los viajes del gobernador Aguilar” y ahí afirma que “el secretario general del departamento, Reynaldo Viviescas Pérez, firmó el pasado 10 de junio dos contratos por 1.500 millones de pesos con dos empresas -Líneas Aéreas Galán Ltda. y Aerocharter Andina S.A.S–, con el objeto de prestar “Servicio de transporte aéreo para los desplazamientos oficiales de la Gobernación”. Líneas Aéreas Galán sirve en el transporte en avionetas, mientras Aerocharter lo hace con helicópteros.” Ese mismo año, Noticias Uno informó en un reportaje llamado “Vuelo secreto del gobernador de Santander”, sobre la muerte de Jonathan “el mayor susto en la vida del gobernador Richard según la investigación preliminar de la Aerocivil se produjo por un chulo que chocó contra la turbina, pero sobre el incidente que no se percató…

Cuando usted empieza a leer “Una singularidad desnuda” de Sergio de la Pava se encuentra con lo siguiente: “…desde el comienzo de esta batalla particular entre el Bien y el Mal, así es, en la que el Bien estaba recibiendo una tremenda paliza...”. Así tienen a Santander, lo golpean, lo abofetean, lo tiran al suelo, contra las cuerdas, lo vuelven a golpear, y aparece la foto donde Vargas Lleras deja claro lo que significa para él Santander, un departamento perrata, un departamento que toca seguir irrespetando, porque eso es lo que hay que hacer, que nunca pueda recuperarse mientras cae por el desbarrancadero. En la foto, ahí con la camisa por dentro, Ciro Fernández, Representante a la Cámara de Cambio Radical, cuñado de Elkin Bueno (alcalde destituido por corrupción en los 90s y ahora con orden de captura, y que al parecer se la volvieron a levantar, pero sigue con sus investigaciones), los hermanos Aguilar, uno el de la avioneta, el padre condenado por sus nexos con los paramilitares y el otro que ni idea que es lo que hace en el Congreso, y Didier, mano, Didier, el consentido de Serpa, que lo hizo poner de gobernador, se montan en esa tarima con unos tipos que supuestamente detesta, como para ponerse un tapa boca. En serio, no todo es válido en política.

Tommy siente que lo engañaron después que le compra un carro caravana a un grupo de gitanos irlandeses, se regresa y pide que le devuelvan la plata, Mickey O'Neil el irlandés responsable de la transacción le dice que le devuelve el dinero sólo si Gorgeous George un boxeador algo profesional pero sin licencia pelea con él. Es así como Gorgeous al subir a un cuadrilátero golpea a Mickey en la cara y luego repite el golpe, el irlandés cae al suelo, Gorgeous le dice algo como “quédate en el suelo, quédate”, lo levanta y lo tira sobre unas rejas, se para Mickey, se mueve un poco, y Gorgeous le sigue gritando, “quédate en el suelo, en el suelo”, sin pensarlo lo tira contra unas tablas de cabeza otra vez, Mickey se estira un poco y se vuelve a levantar, la paliza era impresionante en ese momento, Gorgeous lo sigue amenazando, Mickey se quita la camisa deja ver todos sus tatuajes, algunas cicatrices, besa un collar y le dice “No vas para ninguna parte, te quedas hasta que termine el trabajo” y le da un golpe que lo tira al suelo inconsciente, Georgeous no se vuelve a parar, tiempo después lo muestran, no quiere volver a intentar una pelea. Sí, es Snatch de Guy Ritchie

El caso es que Mickey O'Neil es Santander, y el golpe fuerte con tirada al suelo para que no quieran seguir en las mismas debemos dárselo a esa clase política que se ha tumbado los presupuestos de los municipios y del departamento de Santander en los últimos 25 años, esa foto del nieto de Lleras con esos políticos de Santander, lo que representa es una verdadera vergüenza.

Notas finales:

  • Pienso igual que Óscar Sampayo, la revocatoria a Darío Echeverry es una gran estupidez, no la vamos a liderar, menos a apoyar, seguiremos en la oposición con debates.
  • No le creo mucho a Didier Tavera, menos a Darío Echeverry, los dos pertenecen al Partido Liberal, partido que parece desesperado por revocar a Rodolfo Hernández en Bucaramanga, que sí viene haciendo las cosas bien, entonces, si a Darío en Barranca no le gusta la revocatoria, y es un desastre, ¿por qué al parecer ese partido anda promoviendo la revocatoria de la capital de Santander que allá sí andan mejor con el Ingeniero Rodolfo?

Chao, feliz año, y nos vemos en 2017!!

Comentarios