Poner a leer a las Farc

Son #TrendingLíder esta semana los bibliotecarios por la paz por ejercer el liderazgo colectivo. Hablamos con la gestora del esfuerzo, Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional y dos de los bibliotecarios en las zonas veredales. Sostienen que las Bibliotecas Públicas Móviles generan transformación cultural en las zonas veredales.

Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
280 Seguidores125 Siguiendo

13 Debates

331 Columnas

Columna

489

0

24 de Febrero de 2017

INICIATIVA DE LIDERAZGO: BIBLIOTECAS PARA LA PAZ

* 20 bibliotecarios por la paz. Foto: Biblioteca Nacional de Colombia

La Red Líder: ¿En qué consiste la iniciativa de liderazgo bibliotecas para la paz?

Consuelo Gaitán: Después la firma del Acuerdo de paz, el Ministerio de Cultura, por medio de la Biblioteca Nacional de Colombia y su Red Nacional de Bibliotecas Públicas -conformada por 1.444 bibliotecas públicas del país- quiso contribuir al proceso de reintegración de los excombatientes de las Farc a la vida civil, y fortalecer su reincorporación en las comunidades que les alojarán en este proceso de transición. El Ministerio de Cultura de Colombia, replicando el exitoso modelo implementado por la ONG francesa Bibliotecas Sin Fronteras, diseñó una estrategia en la que por medio de 20 Bibliotecas Públicas Móviles (BPM), se busca extender el alcance de los servicios bibliotecarios a zonas rurales y de difícil acceso que son estratégicas en el proceso de desarme de las Farc.

Esteban Castañeda (vereda Santa Lucía en Ituango, Antioquia): Es una iniciativa muy bonita que se genera desde la Red Nacional de Bibliotecas Públicas. En un solo proyecto, hay 20 bibliotecarios públicos que estamos trabajando en una misma labor y con un mismo fin. Llevar a las zonas veredales espacios de normalización donde en pocas ocasiones ha habido acceso cultural, como el que ofrecen las BPM. Creo que el liderazgo colectivo lo hemos logrado desde ese punto, estamos en una red que genera cultura y conocimiento a las personas que habitan estas zonas.

LRL: ¿Qué son las Bibliotecas Públicas Móviles (BPM)?

CG: Las BPM son centros multimedia que se pueden transportar en dos estibas estándar y que se pueden desplegar en menos de 20 minutos en un espacio de 100 m2.

Cada BPM contiene 380 libros físicos y más de 200 libros digitales, 17 tabletas, 15 lectores de libros digitales, 5 computadores y 3 cámaras de video. Además, 1 sistema de cine con sonido incorporado y más de 30 películas, 1 kit de juegos de mesa, 1 sistema administrativo para el reporte de información y el préstamo de materiales, e incluye también 2 elementos clave para asegurar la adecuada prestación de los servicios de la biblioteca: 1 planta eléctrica y 1 servidor que genera una red inalámbrica interna para conectar los dispositivos electrónicos de la biblioteca.

LRL: ¿Cómo ha sido el liderazgo colectivo en su experiencia? 

Víctor Solís (vereda Gallo en Tierralta, Córdoba): Muy importante. Primero, vamos a asumir el liderazgo cultural en estas zonas. Vamos a llevar un poco de luz a ese territorio, en todo el sentido de la palabra porque en Gallo no hay luz de energía ni luz cultural. Es un trabajo que nos compete a nosotros como bibliotecarios y como seres humanos. Las realidades que se viven allá son muy difíciles.

El bibliotecario va a ser el líder inicial, pero la comunidad va a liderar la biblioteca y va a ser una herramienta fundamental para ejecutar procesos.

CG: Es el reflejo de un trabajo articulado entre diferentes instituciones al interior del Gobierno Nacional, en especial el Ministerio de Cultura a través de la Biblioteca Nacional de Colombia y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, para la atención de este momento tan importante para la consolidación de la paz en nuestro país.

Además, esta iniciativa es posible gracias a la Cooperación Internacional y a la alianza con Bibliotecas Sin Fronteras’. Esta primera lectura nos permite identificar la importancia del trabajo articulado con otros gobiernos y organizaciones internacionales para el fortalecimiento del proceso de paz en nuestro país, y en especial, para el desarrollo de la cultura.

Las BPM son posibles gracias al esfuerzo y entusiasmo de 20 Bibliotecarios de la Paz, líderes excepcionales en la gestión bibliotecaria nacional que están aportando todo su talento y conocimiento para llevar la cultura y el conocimiento a la comunidad de zonas apartadas de nuestro país y a los excombatientes de las Farc.

* Bibliotecas para la paz en Puerto Asís - Foto: Biblioteca Nacional de Colombia 

LRL: ¿De dónde surgió Bibliotecas para la paz?

CG: Las BPM -ideas box- son una iniciativa original de Bibliotecas Sin Fronteras que se ha desarrollado en diversos contextos de crisis o de conflicto, como el terremoto de Haití de 2010, los campos de refugiados sirios en Jordania y Líbano, y la reciente crisis de los refugiados en Europa.  

El propósito es acercar al conocimiento y la cultura a personas con pocas posibilidades de acceder a estas facultades que aportan al desarrollo personal y de las comunidades.

LRL: ¿Qué es lo distintivo de esta iniciativa?

EC: Está aportando a la construcción de un nuevo país en paz. Donde los niños y las personas que han sufrido la violencia y que se han visto cara a cara con ella, van a estar en un nuevo contexto donde no hay armas. En la misma vereda van a ver sus padres, familiares y amigos. La cultura va ser uno de los principales aportantes para la construcción de un nuevo país.

CG: Las BPM estarán dentro de los primeros programas que ofrecerá el Gobierno Nacional en las zonas veredales y puntos transitorios de normalización. Por lo tanto, la cultura será la primera oportunidad para la interacción, el encuentro, la reconciliación y el fortalecimiento de la cohesión social. Con ello, se espera demostrar el aporte fundamental que representa la cultura en los procesos de paz.

Nunca antes Bibliotecas Sin Fronteras ha desplegado 20 BPM de forma simultánea y en un territorio tan amplio como Colombia. Esperamos ser un referente internacional para próximas intervenciones en procesos de conflicto o crisis humanitaria.

* Primera Biblioteca Pública Móvil en camino a la vereda La Carmelita en Puerto Asís. Foto: Biblioteca Nacional de Colombia

LRL: ¿Cómo han desarrollado la iniciativa?

CG: Gracias a una donación de la Fundación Bill y Melinda Gates, en el marco de su proyecto Bibliotecas Globales, el Ministerio de Cultura ha podido invertir 2 millones de dólares para adquirir las bibliotecas y costear su operación durante el 2017. El Ministerio compró 20 Bibliotecas Públicas Móviles a Bibliotecas Sin Fronteras, que incluye la asesoría de un equipo de 7 expertos de la organización que acompañarán la labor de los Bibliotecarios de la Paz y aportarán su experiencia de trabajo en campo. 

Entre los meses de febrero y marzo de 2017, el Ministerio estará desplegando de manera coordinada con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz estas bibliotecas en 20 veredas contiguas a Zonas o Puntos Transitorios de Normalización. En cada biblioteca habrá un bibliotecario experto y un auxiliar local atendiendo a la comunidad, y llevando servicios de extensión a los excombatientes que se encuentren en las zonas o puntos transitorios de normalización.

LRL: ¿Cuáles han sido las percepciones de las comunidades hasta el momento?

EC: Ha sido muy bonita tanto por la comunidad como para los excombatientes. He tenido la oportunidad de hablar con los ex guerrilleros y ha sido muy interesante la recepción del proyecto. Hasta ahora no ha llegado la BPM pero les he podido mostrar por medio de vídeos e imágenes cómo es el contenido y cómo va ser el despliegue por toda la zona. Voy a ser el conductor, pero ellos van a recibir nuestros libros y el material digital.

VS: Antes de venir, me dijeron que era un zona roja y que habían surgido infinidad de grupos armados. Que se habían posicionado 3 frentes de las Farc. A pesar de todo eso, la idea de construir una biblioteca ha generado alegría y expectativa en la gente. Toda la comunidad se articula para generar espacios de cambio. Por ejemplo, en cuanto al espacio donde van a funcionar las bibliotecas, la comunidad se articuló para pintar y arreglar este espacio.

*Equipo bibliotecarios con BPM. Foto: Biblioteca Nacional de Colombia 

LRL: ¿Cuáles son las principales realizaciones y resultados hasta el momento?

CG: Poder conformar un equipo de 20 bibliotecarios con capacidades y experiencias para la gestión bibliotecaria, algunos de ellos, incluso, semifinalistas o ganadores del Concurso Nacional de Bibliotecas Públicas ‘Daniel Samper Ortega’. Ellos son los Bibliotecarios de la Paz, personas que están haciendo un enorme sacrificio para contribuir a la paz de nuestro país ofreciendo su conocimiento en comunidades que han tenido históricamente, poca atención por parte del Estado.

El segundo logro es poder estar en 20 zonas que han tenido poca presencia del Estado y en las cuales llegaremos con la cultura como medio para contribuir a la cohesión social y la reconciliación de nuestro país, en un momento tan determinante como lo es esta etapa de transición de los excombatientes a la vida civil.

LRL: ¿Cómo llegó a ser bibliotecario para la paz?

EC: Tengo 22 años. Desde hace 4 años cumplo el oficio de bibliotecario público en una corporación rural que esta ubicada en el municipio El Retiro en Antioquia. Desde que tenía 7 años, prestaba libros, recibía talleres en un sitio que se llama el “laboratorio del espíritu”. He tenido la oportunidad de aprender muchísimo de la mano de Gloria Bermúdez -la directora- y el equipo de trabajo de la corporación. Actualmente estoy terminando una licenciatura en lenguas extranjeras.

Redes sociales:

Facebook: Biblioteca Nacional de Colombia

Twitter:

 

Vea también:

Histórico de Publicaciones de la Red Líder