Crónica de una elección anunciada

Preocupa sobre todo que esa misma Corte debe ternar en el futuro cercano candidatos/as para las cinco vacantes de Corte Constiticional que se abren en 2017. Esperemos que no lo hagan con el mismo criterio con el que escogieron a "Minbrassier" como fiscal.

Alejandra Coll Agudelo
Alejandra Coll Agudelo
Abogada
154 Seguidores7 Siguiendo

1 Debates

33 Artículos

Artículo

141

0

12 de Julio de 2016

La elección de Nestor Humberto Martínez como Fiscal General de Colombia nos afecta a todas las personas que habitamos este país. Como ya lo ha dicho Daniel Coronell en varias columnas, la independencia de Martinez es cuestionable por sus relaciones contractuales previas con personas que hoy son investigadas por la Fiscalía, y la facilidad con la que ha entrado y salido de cargos públicos de gran importancia, pasando inmediatamente a representar intereses privados en temas que ha tratado como funcionario. (Vean esta de hace meses, en donde Coronell cuestiona acertadamente la gestión  de Martinez en el "Superministerio de la Presidencia" y predice su lucha por ser Fiscal). 

Vale la pena analizar como va a afectar el nombramiento de Martinez a las mujeres. Ya la justicia colombiana tiene una respuesta bastante pobre ante el problema de salud pública que representa la violencia contra las mujeres. Todos los días al menos cuatro mujeres mueren a manos de sus parejas en Colombia, aún después de haber presentado la denuncia pertinente y haber solicitado medidas de protección. ¿Qué podemos esperar entonces de un Fiscal que desde su discurso como candidato le restó importancia al tema llamandolo "violencia de ocasión"?. Hace poco Maria Isabel Rueda en la W decía que las mujeres mal interpretamos a Martinez, ya que él solo proponía medidas complementarias para atender a las mujeres, más allá de la cárcel para los agresores. Quienes siguieron la presentación que hicieron los candidatos y la candidata a Fiscal, sabrán que Nestor Humberto Martínez fue muy claro al decir que las denuncias por violencia intrafamiliar atentaban contra la familia, como si fuese obligación de las mujeres seguir al lado de sus agresores y fueran sus denuncias las generadoras de problema social y no el comportamiento de sus agresores. No hay forma de hacer una interpretación benevolente de las afirmaciones del hoy fiscal.

Además de ello, Martinez ha probado que lo suyo es realmente "la cosa política" y el manejo del poder estatal en favor de los intereses suyos y de sus clientes, que atiende en su firma de abogados. Ante ello, sus prioridades van a estar orientadas justamente a defender esos intereses y no los de poblaciones vulnerables como las mujeres. 

Esta Fiscalía tiene además una responsabilidad enorme en relación a la construcción de paz. Precisamente, la Fiscalía debe presentar información a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad y a la Jurisdicción Especial para la Paz, en procura de la protección de los derechos de las víctimas, de las cuales muchas son mujeres. ¿Puede Martinez, como abogado en derecho comercial, abordar estos temas de justicia transicional? o mejor aún. ¿Puede hacerlo con énfoque de género?. Aún dándole el beneficio de la duda, y asumiendo que puede rodearse de buenos/as asesores/as. ¿Cómo va a lograr que sus 14 años de litigio privado no lo lleven a tomar decisiones en casos en donde él o sus asociados tienen intereres?. (Vean la hoja de vida de Martinez, para que corroboren cuantos años lleva ejerciendo litigio privado. Fuente: Sitio web Presidencia de Colombia).  

No se logra entender, como teniendo una terna con mejores candidatos la Corte Suprema de Justicia elige como Fiscal General a un abogado en Derecho Comercial, seriamente cuestionado en su independencia para ejecer el cargo. Tenía como opciones una candidata que venía de trabajar en la Fiscalía, probando amplia experiencia, y otro candidato experto en derecho penal, con experiencia la rama judicial, además con una sensibilidad especial en temas de derechos humanos. ¿Primaron entonces intereses políticos?. Las mujeres pidieron una audiencia especifica para hablar de violencia basada en género  con los candidatos y la candidata. Le escribieron a los magistrados/as exponiendo las razones por las que Nestor Humberto Martínez no era una buena opción. No hubo una respuesta concreta. La Corte le falló a las mujeres y al país. 

Preocupa sobre todo que esa misma Corte debe ternar en el futuro cercano candidatos/as para las cinco vacantes de Corte Constitucional que se vienen en 2017. Hay que hacerle veeduría ciudadana a ese proceso para que no perdamos una de las pocas Cortes que, aún  con problemas internos, ha respondido a los derechos de las poblaciones vulnerables.  Esperemos que en ese nuevo proceso de elección no usen los mismos criterios con que escogieron a "Minbrassier" como fiscal. 

Comentarios