Una foto inédita en Colombia

Esta foto tan sencilla cuenta una historia inédita en Colombia.
Sin importar cómo votaron hace tres meses, esta es una foto que jamás habíamos visto. Ni nosotros, ni nuestros papás, ni nuestros abuelos. Porque nunca había sucedido.

Andrés Bermúdez Liévano
Andrés Bermúdez Liévano
Periodista
234 Seguidores224 Siguiendo

13 Debates

3 Artículos

Artículo

77364

0

13 de Febrero de 2017

Esta foto tan sencilla cuenta una historia inédita en Colombia.

Sin importar cómo votaron hace tres meses, esta es una foto que jamás habíamos visto. Ni nosotros, ni nuestros papás, ni nuestros abuelos. Porque nunca había sucedido.

Él, arriba, de sombrero y gafas, es Ramiro Durán. Es huilense, lleva 16 años en las FARC y actualmente es el responsable político del Bloque Sur. Ellos dos, de camuflado militar, son dos infantes de Marina colombiana, que patrullan a lo largo del río Caquetá en el Putumayo.

Esta escena ocurrió hace una semana, el jueves para ser más exactos, en esta puerta de entrada a la selva de la Amazonía, durante los intensos operativos para llevar a 6300 integrantes de las FARC a las 26 zonas y puntos veredales.

Durán, al frente de 300 hombres de las FARC, tenía que llegar a Puerto Rosario -un abandonado caserío sobre el río Caquetá- para comenzar su marcha hacia la dejación definitiva de sus armas.

Pero primero tenían que navegar 225 kilómetros por el Caquetá, desde un lugar llamado Mecaya en pleno lindero del parque nacional amazónico de La Paya. Esa travesía, de más de diez horas de navegación, tomó 15 lanchas deslizadoras y 25 canoas motorizados. Varias lanchas y canoas se averiaron en el camino.

En una de esas averías ellos tres -un comandante guerrillero y dos oficiales de las Fuerzas Militares- se sentaron juntos para tratar de arreglarla, bajo la mirada del equipo de Naciones Unidas que monitoreaba todo el operativo.

Esta foto era impensable hace apenas unos meses. Como comentó un militar paraguayo que observó la escena, que formaba parte del equipo de la ONU, "me quedé corto de palabras para describir lo que sentí al verlo".

La madrugada siguiente, hicieron la segunda parte del trayecto en una caravana de 10 buses, 6 camiones y 14 camionetas. Fueron diez horas en carreteras sin pavimentar, dos pinchazos, una llanta suelta, un calor sofocante y cuatro cruces en planchón del río Putumayo.

Con ellos iba un zoológico de 60 animales, incluyendo 40 perros, un gato, una nutria, un borugo, dos pájaros tente, dos pájaros cantores, una guacamaya, un mico enano y un marrano de 25 kilos llamado Muñeco. Se debió atender tres casos médicos serios, incluyendo una embarazada con hemorragia, un hombre con riesgo de trombosis y un hombre con fuertes dolores estomacales que venía de cuatro cirugías. Había 8 mujeres embarazadas y seis con bebés de menos de seis meses.

Al final llegaron los 300 hombres de los frentes 32, 48 y 49 a la zona veredal de La Carmelita, en Puerto Asís. Allá van a abandonar sus armas por siempre, entregadas a la ONU como prenda de garantía, y comenzarán su reincorporación a la vida civil.

Ninguna solución a los problemas de Colombia será perfecta. Somos demasiado imperfectos como sociedad como para que eso sea posible. Somos una sociedad que permitió que llegáramos a tener 8.320.874 víctimas (solo contando desde 1985, fecha de corte de la Ley de Víctimas).

Pero esta foto, de una confianza tímida y apenas naciente, de una posibilidad que depende de todos nosotros, es una señal de esperanza.

Nota: La foto fue en redes por

Comentarios