Huellas de la memoria histórica militar

El arte como instrumento de redención de militares presos por causa y razón del conflicto armado.

José Obdulio Espejo Muñoz
José Obdulio Espejo Muñoz
Especialista en Derecho Internacional de Conflictos Armados - Coronel retirado del Ejército
25 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

6 Columnas

Columna

136

0

28 de Julio de 2017

“El buen arte no habla de arte y la memoria,

sino en cambio es aquel arte que se hace desde la memoria”.

Ivonne Pini

 

Liberarse, resarcir, redimirse, construir, reinventarse, renacer. Emociones por las que pasa la humanidad de estos artistas que luego de haber sido parte del conflicto armado, actualmente reconstruyen no sólo su historia sino la de muchos de sus compañeros de prisión a través de expresiones artísticas como una manifestación de memoria histórica declarada.

Ellos son oficiales, suboficiales, soldados; al fin de cuentas, todos soldados de la patria, quienes, por circunstancias operacionales del conflicto armado, están privados de la libertad en el Centro de Reclusión Militar situado en Bello, Antioquia.

La JEP se ha convertido para ellos como la gota de agua que el sediento espera que caiga de la rama, la luz al final del túnel, la boya en el mar, el oasis en el desierto.  En fin, son muchas las metáforas que usan al preguntarles por ello, y es que ya fueron acogidos en este mecanismo de justicia transicional y esperan con ansiedad que les llegue la notificación de su salida de prisión.

“Perder la libertad es la manera más agonizante de morir en vida”, afirma uno de ellos.

El tiempo que no perdona hizo que en sus años de encierro estuvieran a punto de perderlo todo; estallaron de dolor, de impotencia, de tristeza, de soledad, de necesidad, de incomprensión, de todo por lo que un ser humano puede pasar en la cárcel, más cuando las razones de su detención hacen parte de lo absurdo de los conflictos y la guerra.

Pero cuando llegaron al límite, el deseo de expresar esos sentimientos sacó a flote una faceta totalmente diferente a la de ser militar, desarrollando extraordinarias cualidades artísticas con las que hoy crean excepcionales pinturas y canciones que dan testimonio de sus vivencias y visión del conflicto, las de sus compañeros y lo que ahora significa enfocar sus vidas en otra dirección, sin perder nunca su amor, lealtad y pasión por la institución militar. 

 

Toleddo, artista plástico

Nombre artístico adoptado por el capitán (r) Henry Becerra Torres en honor a la población española de Toledo, conocida como la ciudad de las tres culturas (cristiana, musulmana y judía), o ciudad de la tolerancia, la cual fue declarada en 1986 ciudad patrimonio de la humanidad y monumento histórico-artístico nacional por España.

Lleva la vena artística en la sangre; desde muy pequeño siempre dibujaba y era reconocido en el colegio por ese talento, pero le pudo el gusto por la carrera de las armas e ingresó a la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova para convertirse en oficial del Ejército.

Cuando queda detenido, luego de pasar por situaciones personales profundamente difíciles, empezó a plasmar sus sentimientos a través de esa cualidad artística que por muchos años había quedado dormida, la cual fue reconocida por la institución castrense, otorgándole una beca para adelantar estudios en artes plásticas con el Centro Artístico y Cultural Sócrates, bajo la dirección del reconocido maestro antioqueño Julio Londoño (escultor) y con talleristas como los maestros Antonio Mendoza, Luis A. Sifuentes Mamanka e Isaac Arango Saad, entre otros.

Ellos pulieron el diamante en bruto y de ahí nació Toleddo, quien ya ha realizado tres exposiciones internacionales en Ecuador, Chile y Brasil, y diez exposiciones en Colombia, donde ha recibido valiosos reconocimientos a su obra.

Su actual serie se llama Tragedias y reconciliación, 55 años de víctimas, en la que hace una construcción de la memoria histórica de las Fuerzas Militares al contar en cada cuadro, bajo la corriente artística del realismo, la historia de vida cada uno de sus compañeros, con el fin de rescatar y resaltar a los hombres que sirvieron a la patria, como personas que nacieron en época de conflicto, vivieron el conflicto y actualmente la ruta de sus vidas es consecuencia del mismo, pero orientados a redimirse consigo mismos y con la sociedad.

“Es importante que la memoria histórica de nuestro país se haga desde todos los puntos de vista, pues en este proceso a muchos colombianos se les está olvidando las tragedias de los militares, que también sufrimos desplazamientos, secuestros, torturas, asesinatos”, afirma.