Cooperación Internacional es más que plata para el posconflicto

Los retos de Colombia frente a la cooperación internacional van más allá de la financiación para el posconflicto. Colombia dejará de recibir recursos en el mediano plazo y buscará posicionarse como oferente de cooperación. Esto no es nuevo, pero la visión de APC-Colombia como agencia de desarrollo a largo plazo será clave para la construcción de paz en el país.

Juana García
Juana García
Apasionada por temas de desarrollo, cooperación internacional y construcción de paz. Universidad de los Andes
4 Seguidores1 Siguiendo

0 Debates

1 Artículos

Artículo

648

0

13 de Febrero de 2017

Colombia es un país que genera especial interés para las personas que estudiamos el desarrollo y la cooperación internacional.  Desde el punto de vista de receptor de recursos, sale de los criterios establecidos como país prioritario por su nivel de desarrollo, pero sigue manteniendo la suficiente atención por el conflicto, los diálogos y  ahora por la construcción de paz.  Y al mismo tiempo se ha posicionado a nivel internacional por su oferta de cooperación a países con similares características de desarrollo.  Esta dualidad en sí misma es compleja y más con una tensión institucional al interior del país:  mientras Cancillería lidera la visión política de la cooperación, la Agencia para la Cooperación Internacional (APC-Colombia) lidera los aspectos técnicos.

La creación de la APC-Colombia en el 2011, dio un aire nuevo a la institucionalidad de la cooperación en el país, claramente con una mayor visibilidad, flexibilidad y un presupuesto considerablemente más grande, que le permitía tener cierta autonomía, pero manteniendo una articulación no sólo con Cancillería, sino con todas las instituciones del Gobierno. 

En los dos últimos años, su actual director, Alejandro Gamboa, ha hecho un trabajo serio en la cabeza de APC-Colombia, no solamente focalizando la ayuda que recibe el país con una hoja de ruta precisa y en línea con las prioridades nacionales, sino además poniendo la financiación del posconflicto en primera línea, logrando articular la gobernanza de los diferentes fondos que se crearon para canalizar los recursos de cooperación para este propósito.  Esto, manteniendo un diálogo permanente con los donantes en una coyuntura en la que el gran aporte de los mismos será más en experiencia que en recursos (se estima que el andamiaje de financiación de los fondos no va a superar el 5% del total del costo del posconflicto, según ha mencionado Rafael Pardo, Ministro del Posconflicto)

Por otro lado, en cuanto a la Cooperación Sur - Sur, una modalidad de cooperación que cuenta con una historia de varias décadas en el país, en los últimos dos años el equipo de APC-Colombia adelantó una importante gestión en pasar de actividades aisladas a proyectos de desarrollo, en documentar las experiencias exitosas, tanto en desarrollo como en construcción de paz con la plataforma Saber Hacer Colombia. Han logrado posicionar al país como un socio estratégico para la construcción de paz en el mundo.  Esta cooperación ha hecho más visible a Colombia a nivel global.

Por último, más reciente y menos visible es el trabajo al interior del país, la llamada cooperación Col-Col: la posibilidad de intercambiar experiencias y buenas prácticas entre diferentes regiones de Colombia, la cual ha mostrado cómo el intercambio agrega valor en el territorio y cómo se puede llevar valor y conocimiento de lo internacional a lo local.

La apuesta que APC-Colombia ha hecho en los últimos dos años, ha sido una apuesta clara de una agencia de desarrollo, no sólo consiguiendo recursos, sino dando valor al conocimiento en los diferentes tipos de cooperación que hoy en día tiene Colombia y haciendo alianzas en terreno con diferentes actores.  Por eso mismo sorprende un cambio en la dirección de la agencia, no sólo por el momento coyuntural de la implementación de los acuerdos de paz, sino por el riesgo de no continuar con esta apuesta más amplia de desarrollo.  Es fundamental comprender que Colombia dejará en el mediano plazo de recibir recursos de cooperación, por lo tanto, el foco será el que ya empezó APC-Colombia y ojalá continúe quien la dirija.

Comentarios