Agenda de trabajo en empresas, empoderamiento económico de las mujeres y construcción de paz


Conozca los seis principios de acción para superar las brechas de género que las empresas pueden implementar al interior de la organización y en su área de influencia, así como en alianza con otras empresas y los sectores público y social

 

María Victoria Llorente
María Victoria Llorente
Directora ejecutiva, Fundación Ideas para la Paz
247 Seguidores148 Siguiendo

1 Debates

4 Columnas

Columna

87

0

14 de Diciembre de 2016

Descargue el PDF de la Agenda 

La Fundación Ideas para la Paz (FIP), ONU Mujeres y Pacto Global, con el apoyo de la Embajada de Suecia, presentaron el pasado 6 de diciembre, la Agenda de trabajo en empresas, empoderamiento económico de las mujeres y construcción de paz, que busca ayudar a las empresas en sus estrategias de construcción de paz y promoción del respeto de los derechos humanos, con énfasis en la inclusión y el empoderamiento económico de las mujeres y la superación de brechas de género.

“La plena participación socioeconómica de las mujeres es una condición primordial para la construcción de una paz duradera en Colombia”, aseguró María Victoria Llorente, directora de la FIP, en el lanzamiento de la Agenda. Para Llorente, en el contexto actual que vive el país, las empresas, sin importar su tamaño, tienen la oportunidad y la responsabilidad de contribuir a este propósito.

La Agenda, según Belén Sanz Luque, Representante de ONU Mujeres en Colombia, es una “poderosa caja de herramientas que permite a las empresas identificar y poner en marcha políticas, acciones e iniciativas que contribuyen a establecer espacios más armónicos, pacíficos y libres de discriminación”.

Este documento se construyó a partir de las líneas de acción para , de referentes internacionales como el Marco Voluntario para Empresas, los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres del Pacto Global y ONU Mujeres, y de investigaciones de campo en diferentes regiones del país. “Encontramos experiencias valiosas de iniciativas de empoderamiento económico de mujeres en escenarios complejos. Estas emprendedoras no solo aportan a la estabilidad económica de sus familias y comunidades, sino al desarrollo de sus regiones”, dijo Llorente.

La publicación consta de seis principios de acción, que abarcan diferentes áreas de impacto de las empresas, desde la promoción de lugares de trabajo incluyentes, hasta la promoción de la convivencia y la reconciliación dentro y fuera de la organización y las estrategias en emprendimientos para la paz que fomenten la actividad productiva y comercial de mujeres en las áreas de influencia de la empresa.

Durante la presentación de la Agenda se desarrolló el panel Las claves del empoderamiento económico de las mujeres en la construcción de paz: Experiencias y perspectivas desde las empresas y el sector público, que moderó Patricia Fernández de ONU Mujeres. Allí participaron Martha Elena Ospina, Directora de Talento Humano de Pavimentos Colombia S.A.S, Luis Borrero, Gerente General de Salsamentaría las Brisas y Paula Gaviria, Consejera Presidencial para los Derechos Humanos. Entre las principales conclusiones se destacó la responsabilidad de las empresas en la construcción de paz a través de medidas que superen la exclusión de mujeres en el sector laboral y la importancia de su empoderamiento económico para la prevención de violencias.

Mujeres tras el telón de la guerra

En el marco de la presentación de la Agenda, el portal VerdadAbierta.com -proyecto aliado de la FIP- lanzó su libro de reportajes . Este proyecto periodístico es un viaje a cinco regiones de Colombia donde aún persiste la confrontación armada, con el fin de descubrir historias que resaltaran a las mujeres en su condición de líderes sociales y trabajadoras, y que destacaran sus estrategias de resistencia ante los embates de grupos guerrilleros, narcotraficantes y bandas criminales.

El libro se centra en los estragos sociales derivados del cultivo y procesamiento de la hoja de coca para uso ilícito en el Putumayo; en la cruda realidad que se vive en las minas de esmeraldas en Muso y Coscuez, Boyacá; en las luchas de las mujeres mineras en Segovia, Antioquia; en la resistencia de las organizaciones de mujeres afro en Timbiquí, Cauca; y en los padecimientos de las mujeres que se dedican al contrabando en Puerto Santander, Norte de Santander.

El lanzamiento de la publicación, apoyada por ONU Mujeres Colombia y la Embajada de Suecia, contó con la presencia de Mirna Rosa Herrera, lideresa de la Red Matamba y Guasá de Timbiquí; María Riveros, lideresa de Boyacá; Fátima Muriel de Putumayo y Ruth Ospina, líder juvenil de Segovia. Cada una habló de su experiencia y ratificaron el papel fundamental de las mujeres en los territorios del conflicto.