¿Qué debería pasar con los diálogos con el ELN?

El presidente Santos, luego de que el ELN reanudara los ataques justo al final del cese, ordenó al equipo negociador regresar a Colombia ¿qué decisión debería tomar?

Debate

339

7

10 de Enero de 2018

Eduardo Briceño Florez
Eduardo Briceño Florez
Coordinador de La Silla Llena
1041 Seguidores907 Siguiendo

27 Debates

112 Columnas

Respuestas al Debate (7)

Stefan Ortiz

10 de Enero

232 Seguidores

Pienso que los diálogos con el ELN son una oportunidad y una urgencia para completar el proceso de construcción de paz que inició con las Farc. Este último está teniendo muchas dificultades en su implementación y además fue renegociado en otros escenarios políticos como el Congreso.

A esto toca sumarle el peligro que representa la persistencia del narcotráfico y de los grupos armados en luchas territoriales. El diálogo con el ELN puede ayudar a abordar esos temas, fortalecer los aspectos relacionados con la justicia social, el desarrollo rural y la solución de conflicto socioambientales. Por todo lo anterior, necesitamos más que nunca que el proceso avance decididamen...+ ver más

Pienso que los diálogos con el ELN son una oportunidad y una urgencia para completar el proceso de construcción de paz que inició con las Farc. Este último está teniendo muchas dificultades en su implementación y además fue renegociado en otros escenarios políticos como el Congreso.

A esto toca sumarle el peligro que representa la persistencia del narcotráfico y de los grupos armados en luchas territoriales. El diálogo con el ELN puede ayudar a abordar esos temas, fortalecer los aspectos relacionados con la justicia social, el desarrollo rural y la solución de conflicto socioambientales. Por todo lo anterior, necesitamos más que nunca que el proceso avance decididamente, aprendiendo de los vacíos dejados por el acuerdo con las Farc, y blindándose frente a las próximas elecciones y otros posibles escenarios de renegociación.

Luis Fernando Trejos Rosero

10 de Enero

4 Seguidores

El anuncio de no prorrogar el cese al fuego pactado entre el gobierno nacional y el ELN, producirá los siguientes efectos:

1- Un escalamiento sostenido de las acciones armadas en Arauca, el Catatumbo, el Magdalena Medio y el Pacífico caucano y nariñense.

2- Aumento de las infracciones al DIH, especialmente la victimización de civiles (desplazamiento forzado, homicidios, extorsión y secuestros).

3- Destrucción de infraestructura petrolera y energética con las respectivas afectaciones medio ambientales que estos hechos producen, especialmente en las fuentes hídricas y ecosistemas cercanos.

4- Se reactiva la estigmatización de las comunidades...+ ver más

El anuncio de no prorrogar el cese al fuego pactado entre el gobierno nacional y el ELN, producirá los siguientes efectos:

1- Un escalamiento sostenido de las acciones armadas en Arauca, el Catatumbo, el Magdalena Medio y el Pacífico caucano y nariñense.

2- Aumento de las infracciones al DIH, especialmente la victimización de civiles (desplazamiento forzado, homicidios, extorsión y secuestros).

3- Destrucción de infraestructura petrolera y energética con las respectivas afectaciones medio ambientales que estos hechos producen, especialmente en las fuentes hídricas y ecosistemas cercanos.

4- Se reactiva la estigmatización de las comunidades que habitan territorios controlados por el ELN.

5- De cara a las elecciones presidenciales y de congreso, se potencian los sectores políticos que promueven el fin del conflicto armado por vía militar.

6- Fin del apoyo ciudadano (el poco que tenía) a esta negociación.

Gilberto Ramirez Espinosa

10 de Enero

197 Seguidores

El ELN no ha pasado por una presión militar que les haga, como a las Farc, desistir de la lucha armada. Lo mejor es reanudar la presión militar contra ellos.

El ELN no ha pasado por una presión militar que les haga, como a las Farc, desistir de la lucha armada. Lo mejor es reanudar la presión militar contra ellos.

Amaury Núñez González

10 de Enero

224 Seguidores

Ningún acto de terrorismo, ni atentado personal o uso de la violencia se justifica. Venga de donde venga debe ser rechazado.

La mesa de Quito estableció una metodología de negociación que se desarrolla en medio del conflicto. Independientemente de las acciones unilaterales que se presenten, tanto las partes como la sociedad colombiana, deben insistir en su desarrollo. No hay otra forma de llevar a cabo un proceso de paz.

El atentado del ELN a la infraestructura económica del país es inconveniente, al tiempo que lo son las decisiones unilaterales del gobierno con relación a la continuidad de las negociaciones.

El proceso con las Farc que terminó en el...+ ver más

Ningún acto de terrorismo, ni atentado personal o uso de la violencia se justifica. Venga de donde venga debe ser rechazado.

La mesa de Quito estableció una metodología de negociación que se desarrolla en medio del conflicto. Independientemente de las acciones unilaterales que se presenten, tanto las partes como la sociedad colombiana, deben insistir en su desarrollo. No hay otra forma de llevar a cabo un proceso de paz.

El atentado del ELN a la infraestructura económica del país es inconveniente, al tiempo que lo son las decisiones unilaterales del gobierno con relación a la continuidad de las negociaciones.

El proceso con las Farc que terminó en el desarme de esa guerrilla demostró que a pesar de las dificultades las guerrillas pueden ser desarmadas con un proceso paciente. El ELN y el gobierno deben concentrarse en ese propósito

Pedro Arenas

10 de Enero

259 Seguidores

El comando central del ELN debería escuchar los diferentes mensajes que desde la sociedad civil se hicieron llegar a su delegación en Quito pidiendo que mantuvieran el cese al fuego. El Presidente debería mantener a su delegación sentada en la Mesa de Quito.

El rompimiento del cese al fuego bilateral solo sirve a los enemigos de la salida negociada. En medio de un proceso electoral el escalamiento de acciones de guerra que afecten a las comunidades, al ambiente y a territorios de pueblos étnicos, hará insostenible la Mesa y le dará oxígeno a respuestas militares y de mano dura.

Romper el cese sirve a los extremos de las partes, pero no le sirve a la nación. L...+ ver más

El comando central del ELN debería escuchar los diferentes mensajes que desde la sociedad civil se hicieron llegar a su delegación en Quito pidiendo que mantuvieran el cese al fuego. El Presidente debería mantener a su delegación sentada en la Mesa de Quito.

El rompimiento del cese al fuego bilateral solo sirve a los enemigos de la salida negociada. En medio de un proceso electoral el escalamiento de acciones de guerra que afecten a las comunidades, al ambiente y a territorios de pueblos étnicos, hará insostenible la Mesa y le dará oxígeno a respuestas militares y de mano dura.

Romper el cese sirve a los extremos de las partes, pero no le sirve a la nación. Lo mejor sería que rápidamente y con apoyo de terceros, las partes sentadas en Quito extiendan el cese, redefinan sus términos, aclaren lo que sea menester sobre la verificación, profundicen en su agenda y aprieten el acelerador del proceso.

Alejandra Coll Agudelo

10 de Enero

247 Seguidores

El diálogo debe seguir, justamente para evitar que las acciones que ocurrieron hoy contra infraestructura petrolera no vuelvan a ocurrir y lograr que el ELN llegue a un compromiso de desarme y desmovilización. El movimiento de mujeres ha sido insistente en que la única salida viable y permanente al conflicto armado es la salida política y negociada. Cualquier otra salida es temporal y tremendamente costosa en términos de vidas humanas.

El diálogo debe seguir, justamente para evitar que las acciones que ocurrieron hoy contra infraestructura petrolera no vuelvan a ocurrir y lograr que el ELN llegue a un compromiso de desarme y desmovilización. El movimiento de mujeres ha sido insistente en que la única salida viable y permanente al conflicto armado es la salida política y negociada. Cualquier otra salida es temporal y tremendamente costosa en términos de vidas humanas.

Gonzalo Agudelo Hernández

11 de Enero

256 Seguidores

Desde que inició el proceso de paz con el ELN ha estado el manto de duda sobre la verdadera voluntad de paz que tiene este grupo o si es parte de una estrategia de guerra.
Los atentados terroristas del ELN, que sólo dan muestra de la absoluta torpeza política y militar, han tendido un manto de duda sobre el proceso y le ha dado pie a críticas por parte de los enemigos del proceso de paz.

Es un juego casi macabro, casi de harakiri que está haciendo el ELN.
El gobierno debería, como bien ha hecho el Presidente, llamar a consulta a su equipo negociador y pedir de manera pública y contundente un pronunciamiento al comando central del ELN para que diga si realmente e...+ ver más

Desde que inició el proceso de paz con el ELN ha estado el manto de duda sobre la verdadera voluntad de paz que tiene este grupo o si es parte de una estrategia de guerra.
Los atentados terroristas del ELN, que sólo dan muestra de la absoluta torpeza política y militar, han tendido un manto de duda sobre el proceso y le ha dado pie a críticas por parte de los enemigos del proceso de paz.

Es un juego casi macabro, casi de harakiri que está haciendo el ELN.
El gobierno debería, como bien ha hecho el Presidente, llamar a consulta a su equipo negociador y pedir de manera pública y contundente un pronunciamiento al comando central del ELN para que diga si realmente está interesado en el proceso de paz, o no.

Todo parece indicar que una cosa es lo que está ocurriendo con los negociadores en la mesa en Ecuador y, una distinta, lo que ocurre en los diferentes frentes de guerra del ELN.
Para nadie es un secreto, por ejemplo, el dominio económico, ante todo económico y militar, que tiene el ELN en Arauca, y seguramente esos frentes de guerra van a estar al margen de este proceso de paz. Entre otras cosas porque el tiempo está en contra de la mesa.

Al gobierno le queda menos de ocho meses para asumir este proceso de paz que va a quedar en el limbo electoral.
La sociedad y el gobierno demandan al ELN un planteamiento serio y coherente, porque realmente esta guerrilla lo que ha hecho hasta hoy es dar infinitas muestras de torpeza y de un juego macabro con la guerra y con las expectativas de paz de los colombianos.