Que las marcas unan, lo que la política separa

La baja confianza en las insitituciones hace que las marcas sean las llamadas en un momento de polarización nacional, a apalancarse en los intereses y pasiones de las personas para invitarlos a que pongan al país por encima de todo. 

Carolina Mejía
Carolina Mejía
Directora de planeación, Mullen Lowe - SSP3
158 Seguidores63 Siguiendo

0 Debates

7 Columnas

Columna

0

16 de Junio de 2018

En un momento en el que la c, en que la corrupción ha erosionado la esperanza y la fe de las personas, parece que son las marcas las llamadas a despertar una conversación alrededor de nuestras pasiones, de nuestros intereses, de lo que nos une, más que lo que nos separa. 

En el mundo algunas marcas han tomado la iniciativa  con mensajes que invitaron a una actitud más conciliadora, una más en función del bien común. Fueron marcas que establecieron una postura, y aprovecharon el afecto que despiertan en las personas, para influir positivamente y empezar una nueva conversación, al tiempo que lograron una mayor conexión con sus usuarios y una elevación de todos sus indicadores.

Por ejemplo, Airbnb  con su campaña #WeAccept, no solo hizo un llamado a la aceptación de las diferencias, sino que resaltó uno de los valores de la marca, ser un gran anfitrión para el mundo entero. Los viajes, especialmente con Airbnb, son una oportunidad de intercambio con los locales y por lo tanto la tolerancia y la aceptación debe estar en la base de todo lo que ocurre con la marca.

Jet Blue por su parte hizo un experimento para demostrar que aun en el marco de las elecciones entre Trump y Hillary Clinton, los estadounidenses sí se podían poner de acuerdo. Para esto, ofreció un tiquete gratuito a todos los que estaban a bordo de uno de sus aviones, pero el destino debían escogerlo de forma unánime,  y contra todo pronóstico, lo lograron. Es decir, que aún en momentos de discordia, si hay un interés o una pasión común como los viajes, la gente sí buscará acuerdos.

En Colombia con las elecciones se está viviendo una situación muy difícil y con el paradigma de que las marcas no entran en política, muy pocas se han atrevido a dar un mensaje más fuerte, y más ahora con el comienzo del Mundial es muy fácil desviar la atención a la pasión y a las promociones del fútbol.

Sin embargo, yo creo que esta vez  el hecho que las elecciones sean justo en el Mundial puede ser algo positivo. Siempre se ha sentido que el fútbol se vuelve una nube que enmascara los problemas y que evita que la gente tome parte activa de la situación del país, pero para mí, esta vez es el llamado a unir, a ser un punto en común en una Colombia dividida y polarizada, y a que más allá del candidato que quede, los colombianos pongamos primero al país, y construyamos juntos a pesar de que pensemos diferente. 

Cerveza Aguila, una de las marcas más queridas en el país y una que manejamos en la agencia, buscó esta vez, no quedarse en la celebración del fútbol con su tono festivo y alegre de siempre, si no usarlo como un vehículo para invitar al cambio, para aprovechar su influencia para convocar y unir a todos alrededor de un mismo propósito, Colombia. Con su más reciente comercial, #MasUnidosQueNunca se evidencia que por encima de las opiniones, de las preferencias, de las creencias, debe estar siempre nuestro país, y este Mundial es una ocasión para darnos cuenta de todo lo que nos une.

Los invito a verlo y a que me cuenten qué opinan.