Colombiamoda sin industria

Este año los textileros y confeccionistas pasaron del apuro a la bancarrota. El gobierno desmontó en noviembre el arancel mixto que protegía al sector textil de importaciones por debajo del precio nacional, impactando con una reducción en el precio de las importaciones que va del 12 al 27 por ciento, afectando la producción interna.

Amaury Núñez González
Amaury Núñez González
Politólogo
168 Seguidores1 Siguiendo

0 Debates

17 Columnas

Columna

2439

0

27 de Julio de 2017

Enrique Gómez, vicepresidente de la Cámara Colombiana de la Confección, señaló que tras su desmonte el sector pasó de representar 5 de cada 6 empleos que se crean en Colombia a 8 de cada 10 de los que se pierden.

En lo corrido de este año el subsector de la hilatura, comparado con 2015, registró números rojos: en producción, de crecer al 1,6 por ciento pasó a -9 por ciento ; en ventas de una tasa de 2,8 por ciento pasó a -11,1 por ceinto; los empleos, que crecieron 6,3 por ciento en ese periodo, este año bajaron a -3,1 por ciento (Dane, 2017). Las ventas minoristas de prendas de vestir y textiles, que en mayo de 2015 crecieron a una tasa anual de 7,9 por ciento para este año caen a -2,4 por ciento.

Ante la alarma producida por su desmonte el presidente Santos, en la inauguración de Colombiamoda 2017, afirmó: “tuvimos que eliminarlos para cumplir con una directriz impuesta por la Organización Mundial del Comercio”. Desde entonces se han perdido 50 mil empleos por cuenta de la hoja de ruta extranjera en nuestra política económica.

¿No será clave para el desarrollo nacional proteger la industria? Solo en Antioquia las empresas de los sectores textil, confección, diseño y moda representan el 30,6 por ciento del empleo industrial del departamento y ocupa a 110 mil personas en Medellín y su área metropolitana.

Du Yuzhou, quien fuera presidente de la Federación Nacional de la Industria Textil de China hace una década, se refirió a la magnitud del gigante asiático en el sector: “con 1.300 millones de consumidores, la demanda nacional es la fuente del crecimiento estable de la producción de ropa en China”. Hoy inundan el mundo en avalancha. Esa caparazón que les brinda el mercado interno ha estado acompañado de todo tipo de respaldo estatal y protección arancelaria, así las directrices foráneas pongan el grito en el cielo. Política industrial de ningún modo equiparable a las ferias de emprendimiento con que el gobierno quiere almibarar la crisis profunda de la industria.

que con el desmonte del Acuerdo Multifibras hace 23 años, el cual restringía la importación de lanas y tejidos cuando perjudicara la producción nacional en el país importador, se nos desprotegió de la competencia desleal amparada en el libre comercio, y que con la imposición del Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que suprimió los contingentes de importaciones en un periodo de 10 años, la orientación no era otra que la de proteger el negocio extranjero. En el país debe cambiar la orientación de política económica a una donde la producción de bienes manufacturados y de alta tecnología sean la regla, que puedan sustituir parte de las importaciones, y contribuyan al crecimiento económico, el empleo y los salarios de los trabajadores.