Todos podemos sumar: Alianzas para el mejoramiento de la calidad educativa en Medellín*

La inconformidad con nuestro sistema educativo y la conciencia de que no logramos los aprendizajes que deseamos, nos ha motivado a apostarle de nuevo[1] a la conformación de alianzas entre el sector público y el privado para acompañar el mejoramiento de un grupo de instituciones educativas oficiales.

Diana Paola Basto
Diana Paola Basto
Directora de Educación de Proantioquia
73 Seguidores62 Siguiendo

0 Debates

12 Columnas

Columna

154

0

17 de Abril de 2017

En las alianzas cada uno ofrece lo que mejor sabe hacer: el colegio privado asesora y brinda asistencia técnica a la gestión escolar y a los procesos formativos y académicos, además coordina al equipo de trabajo; la universidad cualifica la gestión pedagógica; la empresa fortalece la gestión directivo-administrativa y la cultura institucional; la Secretaría de Educación lidera el proceso y gestiona lo necesario para el éxito del mismo; y  convoca y articula los aliados y ofrece asistencia técnica al proyecto.

Nos hemos comprometido en este proyecto porque creemos que puede aportar al mejoramiento de la educación, máxime cuando fruto del esfuerzo hecho años atrás, hoy tenemos una experiencia que se ha mantenido en el tiempo (2013-2017) y que muestra resultados de transformación de la institución oficial Santa Elena. Esta institución ha sido acompañada por el Colegio Montessori, la Universidad Eafit y la Fundación Nutresa.

Entre los resultados podemos identificar la construcción colectiva de su modelo pedagógico, la recontextualización de los planes de área y la construcción del plan formador. Asimismo, la institución ha venido mejorando sus resultados de Pruebas Saber 11,  al igual que su Índice Sintético de Calidad Educativa, entre otros. Todos estos logros le valieron el reconocimiento al Mejoramiento Educativo de los Premios Ciudad de Medellín a la calidad de la Educación 2015.

Ahora bien, sabemos que también nos enfrentamos a grandes retos: la permanencia de los aliados por dos años y medio; la disposición a trabajar colaborativamente y de manera horizontal entre todos; el compromiso de directivos y docentes de las instituciones oficiales para hacer los cambios que se consideren necesarios y, por último, lograr los resultados que se esperan de cada alianza en el fortalecimiento de la gestión escolar y en los resultados académicos y formativos de los estudiantes.

No obstante, asumimos esperanzados estos retos porque contamos con dos pilares sobre los cuales se construyen la mayoría de las alianzas: la confianza en los otros y la voluntad de participar sin más retribución que las transformaciones educativas que tanto necesitamos. Sin estas, la suma de las partes en un proyecto como este, sería poco probable.

 

*Este texto fue coescrito con Luz Celina Calderón, quien lidera la implementación de las estrategias de mejoramiento educativo desde Proantioquia.

 

 

Entre los años 2008 y 2011, Medellín implementó una ruta de intervención basada en un proceso de transferencia de conocimiento alrededor de las áreas de gestión escolar para algunas instituciones oficiales. En esta ruta participaron la universidad, la empresa, el estado y los principales colegios privados de la ciudad.
El Plan Formador es un documento en el que se articulan el proyecto de vida y el plan de ética desde la perspectiva de la ética del cuidado (Red de gestión y calidad educativa de Medellín).En este plan se ha puesto un especial acento en la caracterización y reconocimiento de los estudiantes y sus familias para implementar prácticas pedagógicas que logren ser incluyentes y permitan alcanzar el perfil del estudiante que se propone la institución.