El futuro es hoy

Hoy iniciamos en la Silla Vacía, los temas a trabajar responden a las dos preguntas: 

¿Cómo prepararnos para el futuro del trabajo y el trabajo del futuro?
¿Cómo desarrollar una educación acorde a los retos del futuro?

Ricardo Pineda Vila
Ricardo Pineda Vila
Director de EduEmplea
105 Seguidores131 Siguiendo

0 Debates

1 Columnas

Columna

175

0

06 de Junio de 2018

Cambiar implica necesariamente adquirir preceptos nuevos, pero al mismo tiempo perder distintas herramientas con las que las personas nos sentimos cómodas debido a los aprendizajes que hemos adecuado en nuestro pasado. Estos cambios por lo tanto, desarrollan importancia en nuestra vida porque nos lleva a tomar decisiones de modificación o resistencia, en parte debido a nuestra capacidad de adaptación al nuevo mundo. Sin embargo, ¿cómo prepararnos para el futuro? ¿cómo saber cuándo llegará esa ola de cambios acérrimos que modifiquen nuestras conductas o nos lleven a quedarnos en el pasado?

Estas preguntas nos involucran a todos: ricos, pobres, Phd o estudiantes, porque los cambios, ahora más democráticos, atañan a los grandes y chicos. Con esto en mente, nosotros, Ricardo Pineda Vila, economista con MBA y Mateo Londoño González, politólogo candidato a Master en desarrollo, nos pusimos la meta de pensar un método de comunicación para la preparación del futuro. Aunque ambicioso y amplio este proyecto, quisimos pensar y repensar estos cambios desde reflexiones, columnas e informes para consolidar una base que permita la mejor y más consiente toma de decisiones.

No obstante, nos era imprescindible establecer unas temáticas específicas que circunscribieran  nuestras entregas a temáticas cruciales para el momento latinoamericano de preparación para el cambio. Por esto, desde nuestros intereses, capacidades y experiencia, ambos decidimos entender este futuro en dos principales enfoques, el educativo y el laboral, y muchas de sus conexiones obvias, y no tan obvias, que permiten tener ciudadanos holísticos y preparados para fomentar Latinoamérica en maneras que superen la mera brecha económica y numérica.

Pensamos entonces que es crucial desarrollar una pesquisa exhaustiva para identificar los retos y las oportunidades en estas temáticas para dos clases de actores, las organizaciones, para que tomen decisiones concienzudas y escalables, y las personas, para que fomenten la educación y la educación para el trabajo que permita cumplir sus sueños. Con este enfoque doble, de visión macro y micro, esperamos llevar a ambos actores a un llamado a la acción, que se concrete en decisiones particulares que lleven por un nuevo rumbo la preparación al cambio.

Así, retomando la pregunta inicial ¿cuándo llegará este cambio? y sumando otra ¿Qué acciones podemos iniciar, replantear, fortalecer o adaptar para el futuro del trabajo? Determinamos que era necesario comenzar a hablar de estos temas, porque el mañana es hoy, el futuro es ahora y la preparación para el cambio, ayer fue tarde.