Cuando la pasión juega en contra de los emprendedores

Educación para el emprendimiento sostenible

Julio Andrés Rozo G
Julio Andrés Rozo G
Director de AISO- Academia de Innovación para la Sostenibilidad
256 Seguidores178 Siguiendo

0 Debates

35 Columnas

Columna

99

0

03 de Octubre de 2016

Me he reunido en la última semana con varios emprendedores y al escucharlos quedo emocionado, pero también un tanto frustrado porque hay un tema que creo, está matando el emprendimiento y que impide que los emprendedores en potencia se conviertan en verdaderos emprendedores. Voy a explicarlo:

 

¿Qué es un emprendedor en potencia?

Para empezar déjenme explicar lo que para mi es un emprendedor en potencia. Se autoexplica: Es una persona que quiere sacar adelante su idea; que tiene la disposición para trabajar 24/7; que siempre tiene una sonrisa en la cara y transmite buena energía; que está dispuesta a arriesgar y no le da miedo fracasar. Bueno, si leen esta descripción, pues se preguntarán, ¿por qué en potencia si todas esas características son las que los libros y conferencias sobre emprendimiento mencionan sobre el emprendedor exitoso?

 

Cuando la pasión se convierte en el enemigo

La pasión es el motor que mueve cualquier emprendimiento. Es lo que hace que todas las características del emprendedor en potencia se mantengan. SIN EMBARGO, es lo que impide que un emprendedor en potencia no se convierta en un verdadero emprendedor. ¿Por qué me atrevo a decir semejante falacia?

La pasión genera un gran éxtasis, alborota, motiva, pone a trabajar la cabeza a mil y hace que den ganas de comerse al mundo entero, ¿no les pasa?; pero a la vez impide en muchos casos que el emprendedor piense de manera estratégica y que se genere una cultura del día a día orientada hacia la disciplina, el orden y al caos bien administrado.

Los emprendedores en potencia tienen una euforia tan alta que eso se refleja en tener mil ideas. Quieren salvar el mundo y generar procesos a escala mayor como si fuesen empresarios con 3 décadas de experiencia encima y que cuentan con todos los recursos para lograrlo. No entienden que el éxito de emprender radica en entender que esto es un proceso, no un resultado.

Gracias a mi trabajo, conozco a varios empresarios y tengo la oportunidad de entender cómo son sus modelos de negocio y por qué han llegado a donde han llegado. Todos, absolutamente todos hicieron algo, y es: temporizar las pasiones. ¿Qué significa esto?

 

Ponerle un reloj a las pasiones

Paso 1: Despréndase de su ego como salvador del mundo. Suena duro, pero es así. Es necesario aceptar que nuestra idea no va cambiar el mundo radicalmente, tan sólo va a contribuir a transformarlo un poco.

Paso 2: Entienda que usted no es millonario y no conoce a todo el mundo como para querer empezar grande.

Paso 3: Póngale folder y minutero a sus ideas, siga un plan.

Paso 4: Enfoque, disciplina, enfoque, disciplina: Aprenda a decir NO y a postponer.

Aquí me extiendo un poco más. El éxito de los grandes emprendimientos es lograr generar la percepción adecuada ante el mercado. Ser reconocido como un experto más que como un todero. Los clientes no quieren un portafolio llenos de servicios, quieren a alguien que realmente sepa hacer algo y que lo haga bien.

La diferencia entre un negocio y una empresa es que un negocio piensa en el flujo de caja del día a día y una empresa es un juego de estrategias que se fundamentan en postergar el retorno. (Recomiendo , es clave!)

Paso 5: Escale, escale, escale: Haga un plan para que cada idea que haya organizado se lleve a cabo. Analizamos 26 emprendimientos exitosos en sus primeros 3 años de vida. La conclusión: Ellos reinvierten en promedio el 84% de sus excedentes; Los salarios del equipo fundador no varía y en el 35% es incluso inferior al de los colaboradores. ¿Cómo la ven emprendedores? Mi caso: es precisamente lo que acabo de describir.

Paso 6: Vea hecho realidad su sueño: Ahí si, con el tiempo, cuando usted tenga 30 años con su empresa, mire hacia atrás y diga, se volvió realidad porque fui estratégico, organizado y disciplinado.

Seguimos adelante: les dejamos nuestra y nuestra página en .